Una estampida en la fiesta de Año Nuevo de Shanghái deja 36 muertos

DolarToday / Jan 1, 2015 @ 12:00 pm

Al menos 36 personas murieron y decenas resultaron heridas en una estampida en el célebre paseo del Bund de Shanghai durante los festejos de Año Nuevo, pese a los esfuerzos de las autoridades para mitigar los riesgos de las concentraciones.

La estampida ocurrió poco antes de la medianoche del 31 de diciembre en este lugar histórico, donde tradicionalmente se da la bienvenida al nuevo año, anunció el jueves el gobierno local.

La mayoría de los fallecidos o heridos son mujeres – 25 de los 35 -, según los medios estatales. Las 10 primeras víctimas identificadas tenían entre 16 y 36 años.

El gobierno local dijo que se están haciendo “todos los esfuerzos” para ocuparse de los 47 heridos, 13 de ellos graves, por lo que el balance de muertos podría no ser definitivo.

Unas cuarenta personas seguían hospitalizadas este jueves.

Las autoridades han abierto una investigación para elucidar las causas de la tragedia, hasta ahora desconocidas.

La agencia oficial Xinhua citó a un testigo que declaró que alguien arrojó “cupones” parecidos a billetes de dólares desde una ventana y que la gente se precipitó a recogerlos.

Fotos publicadas en las redes sociales mostraban hojas impresas del tamaño y color de los billetes de dólares, pero con el logotipo M18, un local nocturno del edificio, con la inscripción “Año Nuevo 2015″.

En los últimos años se organizaba un espectáculo en el Bund para el 31 de diciembre, pero el año pasado casi 300.000 personas asistieron al evento y las autoridades decidieron trasladarlo a otra zona por razones de seguridad, indicó el periódico Shanghai Daily en su web.

Algunos testigos desecharon, por su parte, esta versión y culparon al exceso de gente de lo ocurrido.

- Señal de alarma -

Xinhua se mostró sorprendentemente crítica tras el incidente y consideró que la estampida era “una señal de alarma que recuerda a la segunda economía mundial que sigue siendo un país en desarrollo, con una débil gestión de los asuntos sociales”.

“Vi cuerpos sin vida extraídos uno tras otro de entre la muchedumbre y dispuestos en la calle”, dijo Andrew Shainker, un profesor de inglés testigo del drama desde una terraza elevada de un restaurante de la zona.

La multitud abrió paso a los socorristas improvisados para que pudieran transportar a las víctimas hacia ambulancias perdidas en la muchedumbre, según muestran varios vídeos grabados con móviles a los que tuvo acceso la AFP.

Los heridos fueron trasladados a tres hospitales distintos, según un comunicado oficial.

El Bund, conocido en todo el mundo por su arquitectura de principios del siglo XX, está situado en el antiguo distrito financiero de Shanghai. Actualmente, este paseo a lo largo del río Huangpu se ha convertido en una importante zona turística, llena de restaurantes y comercios de lujo.

Una foto en la web del periódico Shanghai Daily mostró lo que parecen ser personas muertas y heridas en el suelo, rodeadas de más gente.

“Sentí que me asfixiaba, no podía más, y si pude abrirme paso fue de pura suerte”, escribió un testigo de la tragedia en la red Sina Weibo, equivalente chino de Twitter.

“Había gente que quería ver lo que pasaba, que empujaba incluso cuando la gente estaba aplastada”, comentó otro testigo.

Pocas horas después, los agentes municipales prepararon una calle para que los habitantes depositen flores.

A la entrada de la sala de urgencias del Hospital Número Uno de Shanghai, había una veintena de vehículos de policía estacionados y los agentes impedían el acceso al lugar.

La madre de un niño de 12 años, herido, lloraba sentada en una silla, rodeada de familiares.

“No sé que pasó, pero no nos dejan entrar a verlo”, declaró su hermano, bajo el anonimato.

- Temor a incidentes-

El presidente chino Xi Jinping solicitó una investigación inmediata sobre las causas de la tragedia, según Xinhua.

La televisión transmitió el discurso de Año Nuevo del presidente, que fue repetido varias veces, dando apenas una breve cobertura de la tragedia.

En China las grandes concentraciones están muy vigiladas porque no es la primera vez que hay muertos en estampidas.

El año pasado, 14 personas, entre ellas varios niños, murieron y otras 10 resultaron heridas en una estampida cuando estaban distribuyendo comida en una mezquita de la región norteña de Ningxia.

También el año pasado, seis estudiantes murieron en una escuela primaria de la ciudad de Kunming, en el sureste del país, después de que una escalera quedara bloqueada accidentalmente. AFP

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*