¡VOCES DEL HAMBRE! Testimonios de madres venezolanas: “A veces la cena es un vaso de agua y a dormir”

DolarToday / Jul 5, 2016 @ 9:00 pm

¡VOCES DEL HAMBRE! Testimonios de madres venezolanas: “A veces la cena es un vaso de agua y a dormir”

Debido a la fuerte escasez de alimentos, muchas son las madres que tienen que ingeniárselas para darles de comer a sus hijos. Algunas resuelven sólo con un vaso de agua

Emely Arenas C / El Tiempo

Luisa Acevedo tiene apenas 20 años y es madre soltera de dos niños de 3 años y seis meses. Todos los días sale a hacer colas en varios establecimientos comerciales de la zona norte del estado Anzoátegui, pero no siempre corre con la suerte de llevar alimentos a la casa.

La mujer, quien carece de un empleo fijo, asegura que la situación cada días es más asfixiante. A veces no tiene para darle de comer a sus criaturas.

El menor de los hermanitos se mantiene con la leche materna, pero al más grande ya le ha tocado irse a dormir sin comer.

Luisa relata que en su familia conformada por ella, sus dos niños, su madre y su abuela, a veces sólo pueden comer dos veces al día. Cuando tienen suerte pueden contar con dos platos de alimentos.

“La cena es la que se nos complica más conseguir. En ocasiones podemos hacer una avena, pero cuando no, un vaso de agua y a dormir”.

El caso de Stefani Sabino no es muy distinto al de Luisa. La muchacha que no debe pasar de 19 años, carga a su bebé de 10 meses mientras hace la cola para entrar a comprar en el Unicasa de la avenida Bolívar de Puerto La Cruz.

Asegura que comer varias veces al día se ha vuelto una misión imposible. Sabino admite que han aprovechado la abundancia de frutas de la época para comer, incluso ha optado por hacer compotas caseras para su bebé ante la falta de leche.

La joven reside en el sector porteño de Molorca, donde dijo que no han llegado las bolsas de los Comités Locales de Abastecimientos y Distribución (Clap), pese a que hace varias semanas se anotaron en un censo.

“Hay que hacer magia”

El ama de casa Antonia Rodríguez expresa que para rendir la poca comida que consigue para toda la familia tiene que “hacer magia”.

La mujer señala que la dieta de su familia se ha reducido a masa de maíz y mangos.

Admite que los adultos de su familia se han visto en la necesidad dejar de comer y cederles los alimentos a los más pequeños.

Otra situación desesperante sufre Luz Rodríguez, quien ha tenido que dejar de mandar a sus niños de 9 y 8 años a la escuela por no tener para el desayuno.

“No lo puedo mandar a clases, porque allá tampoco hay el servicio de comedor”, sostiene. “La crisis nos está matando de hambre”.

Tres semanas
pueden pasar algunos usuarios sin poder adquirir algún producto de la cesta básica. El ama de casa Carmen Medina relató que ya tiene más de tres semanas asistiendo a distintos expendio de alimentos de la zona norte del estado y luego de varias horas haciendo cola, se ha ido a casa con las manos vacías. En otras ocasiones en los comercios no llega la mercancía.

“Tenemos hambre”
A las 6:00 de la mañana de ayer, vecinos del sector El Viñedo de Barcelona salieron a la calle a protestar por la escasez de alimentos. José Rafael Figuera denunció que las bolsas de comida distribuidas por los Clap son un engaño. “Tenemos hambre y no se consigue nada”, expresaban los usuarios que cerraron la entrada a la capital del estado.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*