61% del territorio venezolano está controlado por grupos irregulares

0
421

Alberto Ray, destacado experto en seguridad ciudadana, ha alertado sobre la alarmante situación en Venezuela, donde afirmó que el 61% del territorio está bajo el control de grupos irregulares. Estas declaraciones fueron hechas durante un debate organizado por el Observatorio Geopolítico de América Latina (OGAL).

Con información de El Nacional

Ray explicó que esta problemática es consecuencia directa del crecimiento de la economía ilegal en el país sudamericano. «La economía ilegal representa una amenaza para la estabilidad económica mundial a medida que las actividades criminales se vuelven más ‘legales'», señaló.

El experto subrayó que es lamentable que un porcentaje tan significativo del territorio venezolano esté bajo el dominio de grupos irregulares, y atribuyó esta situación a la impunidad que los Estados otorgan a estas organizaciones delictivas.

En este debate, que contó con la participación de María Paula Romo, exministra de Gobierno de Ecuador, se discutió la amenaza que representa el narcotráfico, considerada la principal industria criminal en la región. Romo destacó que se están llevando a cabo diversas actividades delincuenciales, desde ciberdelitos hasta el tráfico ilegal de minerales y personas, en un contexto de debilitamiento del Estado en varios países de América Latina.

El director general del Observatorio, Antonio Ledezma, hizo hincapié en la peligrosa situación en Ecuador, especialmente en la frontera colombo-ecuatoriana, que es una zona importante en la producción de cocaína. Según Ledezma, desde esta área se están trazando nuevas rutas para el tráfico de drogas, que se extienden hacia Brasil, África y Europa.

Además, se mencionó la «mexicanización» del narcotráfico, donde grupos criminales controlan una parte significativa del territorio mexicano, amenazando la estabilidad de toda la región.

El presidente Gustavo Petro también señaló que desde Ecuador se están formando grupos irregulares que se dirigen hacia Perú y luego hacia Asia oriental, incluyendo Japón y Australia.

Esta preocupante situación en América Latina ha llevado a expresar inquietud por la aparente falta de atención de Estados Unidos a este problema, mientras China busca consolidar su influencia en la región.

La advertencia de Alberto Ray y los análisis realizados en este debate subrayan la urgencia de abordar el crecimiento de la economía ilegal y la proliferación de grupos criminales en América Latina para garantizar la estabilidad y la seguridad en la región.