Abre DEA laboratorio de fentanilo en El Paso

0
469

Analizará droga en cuanto sea incautada para determinar su peligrosidad y procedencia, anuncia jefa de la agencia;

Estará ubicado en Fort Bliss de la ciudad.

Con Informacion de Staff / El Diario de El Paso

La administración Biden está intensificando su lucha para reducir la creciente epidemia de fentanilo que está arrasando los Estados Unidos y se está expandiendo mucho más allá de las fronteras.

Una vez más El Paso, por su estratégica posición geográfica, se encuentra en el centro de la lucha contra las drogas.

La jefa de la Administración de Control de Drogas (DEA), Anne Milgram, informó a los legisladores de la Cámara de Representantes, durante una audiencia de supervisión el jueves, que la agencia federal abrió recientemente un laboratorio en esta frontera, llamado Joint Intrepid Lab.

Más concretamente, el laboratorio conjunto se instalará en el Centro de Inteligencia de El Paso (EPIC) de la DEA, ubicado en Fort Bliss.

Su propósito es rastrear las drogas incautadas a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México hasta cárteles individuales, y estar atentos a nuevas drogas sintéticas ilícitas y potencialmente mortales, dijo Milgram.

“Es un laboratorio de análisis de fentanilo con la idea de que probaremos inmediatamente el fentanilo tan pronto como podamos, a medida que sea incautado en la frontera para que podamos determinar quién es responsable de fabricar ese fentanilo, de qué está compuesto y también tienen un sistema de alerta temprana para futuras drogas”, testificó Milgram ante el Subcomité Judicial de la Cámara de Representantes sobre Crimen y Vigilancia del Gobierno federal.

La nueva instalación permitirá que el fentanilo que los oficiales de la Oficina de Operaciones de Campo de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) incauten a los peatones y vehículos en los puertos sea llevado inmediatamente al laboratorio para su inspección.

El EPIC es una institución de inteligencia de múltiples agencias dirigida por la DEA que involucra a más de 20 dependencias federales que apoyan a las fuerzas del orden en todo el país con análisis de amenazas, particularmente en la frontera Sur.

Más de 110 milestadounidenses murieron el año pasado por sobredosis de drogas, muchas de esas muertes relacionadas con fentanilo, dijeron funcionarios federales. La sustancia, que se vierte en otras drogas ilícitas como la heroína y la cocaína y se prensa en píldoras que se parecen a las drogas legales de marca, es ahora la principal causa de muerte entre los estadounidenses de 18 a 45 años, dijo Milgram.

Los científicos pueden determinar qué ingredientes precursores se utilizan y conectar los puntos en cuanto a qué productos químicos de las empresas chinas estaban siendo utilizados por qué cártel y dónde los contrabandistas de drogas estaban trasladando el producto a los Estados Unidos.

Enfoque vs cárteles

Milgram dijo que la DEA ha revisado su enfoque para contrarrestar las drogas ilícitas desde la llegada del fentanilo en la última década. Dos organizaciones criminales transnacionales mexicanas, el Cártel de Jalisco y el Cártel de Sinaloa, son los principales propietarios que fabrican fentanilo y lo empujan a los Estados Unidos, así como a docenas de otros países donde tienen presencia.

La DEA ha ampliado su alcance global para igualar la expansión de los cárteles. La agencia ha lanzado tres equipos: uno para rastrear Jalisco, un segundo para rastrear Sinaloa y un tercero que se enfoca únicamente en el lavado de dinero entre los cárteles mexicanos y chinos.

“Están mapeando los cárteles. Están analizando estas redes criminales que ahora existen en más de 40 países. Y están desarrollando información de orientación sobre los miembros de esas redes dondequiera que operen en todo el mundo”, dijo Milgram sobre sus agentes de la DEA.

La DEA apuntó recientemente a miembros del cártel de la droga con sede en Estados Unidos y arrestó a más de 3 mil 300 personas que pertenecían a los cárteles de Sinaloa y Jalisco entre mayo de 2022 y mayo de 2023.

“Estos cárteles esconden fentanilo en píldoras falsas que parecen oxicodona, Xanax, Percocet, Adderall”, dijo Milgram. “También lo están mezclando con cocaína, heroína y metanfetamina, todo para inducir a los estadounidenses a tomar fentanilo sin saberlo y generar adicción”.

Ella respondió preguntas de los legisladores sobre por qué la DEA no persigue a más capos de la droga. En 2017, el Gobierno de Estados Unidos extraditó al capo de la droga del Cártel de Sinaloa, Joaquín “El Chapo” Guzmán, pero sus hijos, conocidos como “Los Chapitos”, se han hecho cargo del Cártel de Sinaloa y, según la DEA, lo transformaron en una gigantesca operación de fabricación y exportación de fentanilo.

Milgram dijo que la DEA está siguiendo una estrategia integral que implica perseguir a los proveedores de productos químicos, lavadores de dinero y “facilitadores” de los cárteles en más de 40 países, no sólo a los capos de la droga.

El representante federal Andrew Biggs, republicano por Arizona, presidente del Subcomité Judicial sobre Delincuencia y Vigilancia del Gobierno federal, llamó a los cárteles mexicanos de la droga “narcoterroristas” y afirma que controlan gran parte de la frontera entre Estados Unidos y México.

“Una de nuestras mayores amenazas nacionales es el control de nuestra frontera Sur por parte de los cárteles narcoterroristas transnacionales”, dijo.