Alexander Guerrero: “La economía se redujo a una quinta parte de su tamaño”

@DolarToday / Jan 29, 2021 @ 10:00 am

Alexander Guerrero: “La economía se redujo a una quinta parte de su tamaño”

Guerrero señala que más que dolarización financiera, lo que Maduro logra montar es una red centralizada digitalizada que le permite tener el control de todas las transacciones en divisas

Enrique Meléndez/ La Razón

El economista Alexander Guerrero afirma que el país se ha empobrecido en términos per cápita de 13.500 dólares en 2005 a 1.800 dólares al término de 2020 según sus proyecciones, y en descenso indetenible,

– ¿Cómo ve usted el proceso de dolarización?

– Más que dolarización financiera, lo que Maduro logra montar es una red centralizada digitalizada que le permite tener el control de todas las transacciones en divisas, dólares en el mercado local, y el cual seguirá siendo muy pequeño. Por ello nada de dolarización financiera, en todo caso, esa existe desde que el dólar existe como moneda de curso mundial. Maduro, en realidad, no está pendiente del bienestar que puedan ofrecer sus locuras económicas, es la necesidad de mantener el control del 20 % de la actividad privada, que queda, digitalizando su balanza de pagos, con las divisas o valutas que entren y salgan, el cálculo es sencillo,

“Maduro supone que la balanza de pagos del sector privado restante tiene importaciones y exportaciones, las cuales le darán dólares a los empresarios que importan, en su nuevo mecanismo de digitalización; puesto que así le permitirá ver las cuentas de todos los que exporten un grano de coca o importen un kilo de azúcar, al fin y al cabo, en Venezuela escasea hasta el sol”.

“Maduro controlará cuántos dólares compra y vende cualquier negocio, y ofrecerá comprarlos, sin que haya otra explicación. Con mercado digitalizado, el control está en Sudeban y el BCV y para que el mercado pueda tener alguna magnitud la digitalización incorpora a los consumidores. Los que tienen dólares, apenas el 20% de la población, el resto no tiene dólares para comprar/vender, pero la mayoría serán su ejército de empleados para el comercio de la coca y otros narcos”.

“Esa red de inversionistas y consumidores privados de la restante clase media, servirán de soporte político adicional de Maduro, el precio para que ellos operen en el mercado y puedan ganarse unos reales será la servidumbre total de esos grupos sociales, que tienen dólares. El sistema como puede observarse parece al cubano, sin embargo, en lo que respecta la balanza de pagos, las transacciones por cuenta de capital ingreso y salida de capitales, Maduro mantendrá el mismo control de la balanza de pagos en cuenta corriente y descrita en los párrafos iniciales de esta nota.

“Por la cuenta de capitales operarán los mecanismos de legitimación de capitales, el narco-pitufeo y, eventualmente, el oro que le recogen los grupos de garimpeiros a la orden de los militares y el propio Maduro. Como el dinero es verde, es probable que algunos empresarios colaboren seriamente con Maduro, y así su gobierno bautizado como impostor termine siendo legítimo económicamente hablando”.

“Con ese cuadro de minimización del comercio exterior venezolano bajo el control total del Gobierno, este incorporará combustibles importados a precios internacionales, lo que estimo traerá una reducción violenta del parque automotor y de transporte por racionamiento de gasolina que, en adelante, será el agua mineral de cualquier mortal”.

“Hay un país africano que opera de esa manera como Estado Fallido, Somalia, país que está a punto de producir petróleo para refinar y exportar combustibles. Somalia logró montar un sistema financiero paralelo parecido al nuestro, pero más efectivo; porque lograron abrir bancos en Europa para conectar su sistema financiero con bancos europeos, en un sistema que en la práctica económica gringa es legitimación de capitales, pero en Europa no lo es. Esas transacciones están en el margen”.

“Maduro igualmente se mueve en la misma dirección que ha ido moviéndose Zimbabue, con la emisión de un dinero paralelo que, en realidad, son títulos de deuda pública que circulan, como si fuesen billetes de dólares locales depreciados, es el esquema monetario que llevó a Zimbabue a su segunda hiperinflación en 10 años. Maduro hará lo mismo, su problema, sin embargo, es que aún está en default; por lo que un régimen similar no opera con el emisor más importante, como es el Tesoro de la República de Venezuela”.

“No olvidemos que Maduro fue ministro Relaciones Exteriores y hasta ahora hay 110 países, que lo reconocen a él como gobierno legítimo; la cuenta de Guaidó apenas llega a 56 países, claro está Europa y algunos de Asia, pero a Maduro lo reconoce el chiripero de la ONU. Biden buscará cazar a la oposición con Maduro y sus militares, y Cuba para reestablecer la Tricontinental de Castro de los años 70 y 80”.

– ¿Cómo ha influido la digitalización de esta dolarización?

– El control de cambio, sus mecanismos oficiales y hasta institucionales fueron desapareciendo en la medida que el BCV y Pdvsa quedaban, esta, con agotamiento y declinación de la producción -léase colapso petrolero- y el otro sin reservas internacionales. El balance del BCV se compone esencialmente de títulos de deuda de dudoso origen, incluyendo deuda Venezolana, bonos y pasivos financieros de Pdvsa, y escaso efectivo en divisas, la balanza de pagos muestra una triste realidad, la perdida de las 4/5 partes de la economía nacional en términos del tamaño del PIB.

“En otras palabras, la economía se redujo a una quinta parte de su tamaño y, desde luego, el volumen de transacciones cayó bajo la misma dinámica, pero además de ese particular detalle, los grandes cambios en la estructura del consumo, dirigido en un 80 % a bienes de subsistencia para la mayoría de la población y el resto de los sectores, que han sido dolarizados, en función de la liquidez denominada en dólares, de bienes generalmente importados, digamos el consumo de una clase media rezagada cuyo estándar de vida también se vino abajo bajo el mismo esquema de colapso económico, financiero causado por el socialismo. El país habría empobrecido en términos per cápita de 13.500 dólares en 2005 a 1.800 dólares el término de 2020 según mis proyecciones, y en descenso indetenible.

“Así podemos comprender realmente el paso o progreso de eso que la opinión pública llama dolarización, fenómeno que comienza en el momento en que el bolívar asume una caída indetenible del poder de compra, medido en la paridad de poder de compra frente al dólar, bajo la presión de una devaluación y depreciación de bolívar, que trajo simultáneamente la sustitución del bolívar por el dólar como moneda, pero bajo el esquema de un mercado paralelo”.

“Ello nos dice que el dólar aparece como moderna de uso no legal, pero bajo mecanismos off shore, que es donde se realiza el mercado del dólar paralelo, este proceso de arbitraje compra y venta de bolívares y dólares; sin impacto monetario dado que ni el bolívar sale de circulación con la compra del dólar ni el dólar es transferido física o electrónicamente bajo el régimen del BCV de comprarlo y contabilizarlo como reserva internacional”.

“En el mercado del dólar paralelo, no hay cambio entre bolívar y dólar, simplemente un arbitraje, mientras las transacciones se realizan en bolívares dentro del sistema financiero venezolano -dentro de las fronteras- y el compra-venta de dólares en transacciones en el mercado internacional -off shore- de dólares de una cuenta a otra”.

“Esa particular manera de alcanzar el dólar a través del mercado paralelo, constituye un mecanismo de liquidez internacional en divisas que no penetra las fronteras de la economía nacional. Si llevamos este concepto a la dolarización, podemos en primer lugar encontrar las razones, por las cuales en Venezuela no se desarrolló un mercado negro, que es el primera forma como comienza, digamos, típicamente todo proceso de dolarización, canjeándose la divisa por la moneda local en un mercado negro -in shore-; donde los precios de la divisa en moneda nacional bajo la dinámica de la hiperinflación se mueven con velocidad al ritmo de su valor, de una mayor demanda de una moneda cuyo valor crece en dólares, sin la posibilidad de poder mantener su demanda de dinero, como una base monetaria que permita un manejo racional de sus necesidades”.

“En Venezuela el mercado del dólar paralelo es distinto, la liquidez no cambia de mano en mano, sino que se mueve en cuentas en dólares en el mercado internacional y el movimiento y canje entre cuentas en bolívares en el sistema local”.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*