Apagones y fallas de energía se registraron en Caracas y otras diez ciudades de Venezuela

0
233

Este miércoles, Caracas y otras diez regiones de Venezuela experimentaron múltiples interrupciones en el suministro de energía eléctrica. Hubo apagones de hasta una hora, cortes de internet y fluctuaciones en el servicio, sin que Corpoelec, la empresa estatal de energía, ofreciera una explicación al respecto.

A lo largo del día, se registraron al menos siete fallos eléctricos en Caracas y Maracaibo, capital del estado de Zulia. Estos apagones, que duraron solo unos segundos, son conocidos por dañar los electrodomésticos, según el Comité de Afectados por los Apagones en Venezuela.

En otros estados como Miranda, Falcón, Aragua, Lara y Yaracuy también se reportaron situaciones similares. En Trujillo, Carabobo, La Guaira y Táchira, los llamados «bajones» dejaron sin electricidad a la población.

Corpoelec solo informó a través de Twitter a un usuario en el estado Miranda que su personal estaba trabajando para resolver las incidencias en el sector. Sin embargo, no se dio ninguna explicación oficial sobre las causas de las fallas eléctricas.

Además del servicio de energía, el metro y los trenes de Caracas también se vieron afectados por las fluctuaciones de energía y tuvieron que suspender sus operaciones.

La plataforma NetBlocks, encargada de monitorear el tráfico global en Internet, informó que los cortes de energía dejaron sin servicio de internet a varios estados de Venezuela, incluyendo Caracas, desde las 12:00 hora local.

Usuarios de redes sociales también reportaron fallos eléctricos en estados como Anzoátegui, Monagas, Guárico, Bolívar y Barinas, lo que sugiere que la inestabilidad en el suministro eléctrico afectó a casi todo el país.

Es importante recordar que Venezuela ya vivió dos apagones nacionales en marzo de 2019, los cuales paralizaron el país durante varios días. En aquella ocasión, el régimen de Maduro culpó a la oposición.

En cuanto al transporte público, el Metro de Caracas, principal medio de transporte de la capital venezolana, no prestó servicio comercial debido a las fallas en el sistema eléctrico. Esto dejó sin transporte a aproximadamente un millón de usuarios que dependen de este medio para movilizarse. Además, algunas estaciones tuvieron que cerrar debido a las fluctuaciones de energía.

Ante la falta de transporte, cientos de personas optaron por caminar en la capital venezolana, mientras que otras esperaban tomar un lugar en los abarrotados autobuses.

Medios locales informaron que algunos transportistas se aprovecharon de la situación y cobraron tarifas exorbitantes, llegando a cobrar hasta 5 dólares por un pasaje, lo cual es mucho más alto que el precio establecido.

Además del transporte, las fallas eléctricas también afectaron el servicio de televisión por cable, los medios de pago electrónico y la conexión a internet.

Por Infobae