Arabia Saudita sentenció a muerte a un hombre por criticar la corrupción y la situación de los DDHH en el país

0
378

Las autoridades de Arabia Saudita han impuesto la pena de muerte al hermano de un conocido activista saudí por supuestamente publicar críticas contra la corrupción y los abusos a los derechos humanos en el país. Según el Centro del Golfo para los Derechos Humanos (CGHR), Mohamed bin Nasser al Ghamdi recibió la condena el 10 de julio después de publicar críticas desde una cuenta desconocida en la plataforma X, donde denunciaba la corrupción y las violaciones a los derechos humanos en Arabia Saudita.

Su hermano, Saeed bin Nasser al Ghamdi, un activista exiliado en el Reino Unido desde 2018, ha defendido que el tribunal especializado en casos de terrorismo que juzgó a su hermano no tuvo en cuenta los informes médicos que indicaban que sufría de enfermedades neurológicas crónicas. Además, argumenta que la cuenta desde la que se realizaron las publicaciones era desconocida y solo tenía nueve seguidores.

Saeed sostiene que la sentencia de muerte contra su hermano es falsa y tiene como objetivo forzar su regreso a Arabia Saudita después de que los intentos de la inteligencia saudí de repatriarlo hayan fracasado. El activista, quien fue víctima de una campaña del gobierno en 2017, se refugió en el Reino Unido y dirige desde allí la Fundación de Derechos Sanad, que documenta violaciones a los derechos humanos en Arabia Saudita.

El CGHR considera que esta condena representa una escalada peligrosa después de las impactantes sentencias de prisión dictadas contra defensores de los derechos humanos. La organización afirma que Arabia Saudita se ha convertido en un estado policial represivo y ha utilizado la pena de muerte como una herramienta política para sembrar el miedo y aterrorizar a los ciudadanos, especialmente a los activistas.

Según Amnistía Internacional (AI), Arabia Saudita ejecutó a 196 personas condenadas a muerte en 2022, la cifra más alta en los últimos 30 años. Esto representa un aumento significativo en comparación con las 65 ejecuciones registradas en 2021, cuando existía una moratoria para los delitos relacionados con las drogas.

De acuerdo con la Comisión de Derechos Humanos saudí, de las 196 personas ejecutadas este año, 85 fueron condenadas por delitos relacionados con el terrorismo y otras 57 por tráfico de drogas. En marzo de 2021, las autoridades saudíes establecieron un nuevo récord al ejecutar a 81 personas en un solo día.

Este aumento en las ejecuciones ha llevado a Arabia Saudita a encabezar la lista de países árabes que aplican la pena de muerte. Según AI, el país es responsable del 24% de todas las ejecuciones llevadas a cabo en Oriente Medio en 2022, solo superado por Irán, que representa el 70%.

En resumen, la condena a muerte impuesta al hermano de un activista saudí por sus críticas contra la corrupción y los abusos a los derechos humanos refleja la represión y el uso alarmante de la pena de muerte en Arabia Saudita. La situación de los derechos humanos en el país sigue siendo preocupante, con un aumento significativo en las ejecuciones en los últimos años.