Así es como opera el «Tren de Aragua » dando ordenes desde Venezuela a Colombia

0
475

Cinco años han pasado desde que se conoció por primera vez una prueba sobre la presencia del Tren de Aragua en Bogotá. Desde entonces, se ha librado una batalla a muerte entre esta estructura delictiva y las bandas locales por tomar el control de las rentas criminales que se anidan en la capital del país, y en eso, los fuertes operativos de la Policía Metropolitana han tenido que ver en la reconfiguración del crimen en la ciudad.

Por El Tiempo

Más de 770 efectivos fueron desplegados en megaoperativo contra Tren de Aragua. Alias Niño Guerrero, Osmer y Brayan son el triángulo criminal que mueve los hilos detrás del hampa capitalina. Aunque su accionar delictivo es evidente en cada caso de homicidio en el suroccidente de la ciudad, la realidad es que los tres operan desde la oscuridad de la cárcel: Niño Guerrero, desde el estado de Tocorón, Venezuela, Osmer (Giovany), en La Picota, en Bogotá, y Brayan, desde El Bosque, en Barranquilla. Aunque se ha dicho en varias oportunidades que en la actualidad ya no hay presencia del Tren de Aragua original delinquiendo en Bogotá, lo cierto es que sí están y controlan el mercado de la droga, la prostitución, el licor adulterado, los sicariatos y las extorsiones, específicamente en cinco localidades:

Kennedy, Bosa, Los Mártires, Santa Fe y La Candelaria. Incluso, la misma alcaldesa Claudia López se refirió a mediados de 2022 que había información suficiente para probar que alias Niño Guerrero, el mismo cabecilla del Tren de Aragua, estaba controlando el negocio en Bogotá, pero desde una cárcel ubicada en Tocorón, Venezuela.

Pese a la alerta de la mandataria y el pedido de ayuda al gobierno del país vecino y al embajador de ese entonces, Armando Benedetti, el llamado de urgencia no fue escuchado, e incluso generó rechazo en el Gobierno venezolano. Un oficial de inteligencia de la metropolitana de Bogotá le mostró a este diario audios clave que sirvieron para determinar la orden de mando de esta estructura criminal a la que se le podrían adjudicar al menos 70 homicidios violentos durante este año en medio de ajustes de cuentas; la mayoría de ellos, parte de los famosos casos de embolsados en Suba y Engativá.

El caso de la casa de pique en Chapinero fue la punta del hilo que revelará todo el organigrama criminal. Las tres fases de la operación San Martín de la Policía Metropolitana en contra del Tren de Aragua revelaron un audio clave en el que se confiesa el asesinato de cuatro personas que fueron torturadas, desmembradas y empacadas en 22 bolsas negras dentro del bar de pique en Chapinero y luego fueron dejadas en vía pública.

Esto fue clave para entender cómo opera el Tren de Aragua en Bogotá. Fueron cuatro. A dos los dejaron en Engativá, donde aparecieron las cabezas y a los otros donde los dejaron, le pregunté Brayan a uno de los asesinos luego de decirle que debía entenderse con una Causa Mata Vieja, quien era el que daba las órdenes.

Se estaban refiriendo a Niño Guerrero, quien no había autorizado ese homicidio múltiple y quien desde Venezuela estaba buscando explicaciones por los hechos. Brayan, el hombre de confianza del criminal en Colombia, fue el encargado de buscar la información con los presuntos asesinos.

Lea más en El Tiempo