¡AUTOGOL! Andrés Caleca: La solución no puede ser el abandono de la vía electoral

@DolarToday / Jun 9, 2020 @ 4:00 pm

¡AUTOGOL! Andrés Caleca: La solución no puede ser el abandono de la vía electoral

El expresidente del Consejo Nacional Electoral se pregunta cómo es posible que la oposición haya retrocedido en el camino electoral pasando al de la abstención, cuando el camino de la fuerza ha fracasado en 2014, 2017 y 2020

PorDanny Leguízamo / El Cooperante

Para Andrés Caleca, es insólito que la oposición regrese al camino de la abstención, luego de los fracasos de las salidas violentas. Cree que todavía hay alguna posibilidad de acuerdo para designar un Consejo Nacional Electoral equilibrado. Critica el accionar de los partidos políticos de la oposición por abandonar el trabajo de las bases, y emplaza a Acción Democrática sobre cuál posición adoptará frente al dilema de votar o no votar. Descarta cualquier tipo de «operación mutifacética», y cuestiona duramente la creencia de que «solos no podemos».

Andrés Caleca es licenciado en economía política y fue presidente del Consejo Nacional Electoral en 1999. Siempre polémico, aseguró en una entrevista concedida a El Cooperante que no hay explicación alguna para que la oposición haya «abandonado» el Comité de Postulaciones para la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral.

Y es que para Caleca, al régimen de Nicolás Maduro le conviene que la gente se abstenga de ir a votar. De allí que proponga la extensión del período de la actual legislatura para lograr un proceso electoral con condiciones aceptables para las partes, pues insiste, la peor opción que puede tomar la oposición es no hacer nada, Recuerda que el «macutazo» fracasó y dice que Trump «se olvidó de Venezuela» porque en medio de la pandemia, lo que ocurre en el país no es prioridad para nadie.

Vienen tiempos muy duros para la oposición. Se aproximan las elecciones parlamentarias, sean este año o sean en el 2021, pero se aproximan, y al gobierno le conviene la abstención para hacer caída y mesa limpia. ¿Usted cree que bajo las condiciones actuales y con un posible CNE nombrado por el TSJ a propósito de la sentencia que admite el recurso de omisión legislativa es viable que la oposición participe bajo estas condiciones?

Tendríamos que empezar por pensar inicialmente, en cuál es el CNE que se va a nombrar y cómo se va a nombrar. Veníamos de un proceso correcto desde el punto de vista constitucional. Después del 5 de enero, se logró un acuerdo para designar a los miembros de la sociedad civil de ese comité de manera unánime, es decir, que sí hay espacio para lograr los acuerdos. En febrero se suspendió ese trabajo, Venezuela debería tener ya un Consejo Nacional Electoral nombrado por el Parlamento. Yo veo todos los días miembros de los parlamentos de mundo reuniéndose vía Zoom o en línea. Aquí abandonamos el funcionamiento del Comité de Postulaciones y si bien es cierto que el PSUV es el menos interesado en eso (por las razones que me diste en tu pregunta), lo inexplicable es que el resto de la oposición abandonó también eso. ¿O es que estaban en una estrategia distinta? ¿Estaban pensado que los peñeros estos iban a tumbar a Maduro?

Ahora el tema es qué va a hacer la mayoría de la oposición. ¿Qué va a hacer Acción Democrática? AD es un partido cuya historia está absolutamente implicada con la historia electoral y el derecho al sufragio de los venezolanos. ¿Va a abandonar ese espacio? ¿Va a abandonar como lo hicimos en el 2015 que es el inicio de todo este desastre con una AN completamente chavista? ¿Otra vez vamos a hacer eso? Con una AN 80% chavista, con la esperanza del país en manos de Felipe Mujica?

Frente al aparato represivo que hay en Venezuela que es el más grande que hay en América Latina, después del cubano, las posibilidades de organizar una insurrección, una lucha armada, un golpe de Estado son casi nulas. Deberíamos estar trabajando en organizar los partidos, el padrón el electoral y de recuperar la confianza, el entusiasmo y la esperanza del pueblo venezolano. Un país que está postrado, que no tiene ni siquiera cómo cocinar, que no puede ni movilizarse porque no hay gasolina, hay que despertarlo. Hay que empezar a hacerlo y la vía para hacerlo es la oportunidad electoral que tienes ahí.

El dilema entre votar y no votar está allí otra vez como siempre lo ha estado. Suponiendo que la oposición decida participar ¿Cuáles serían las garantías mínimas para qué para que esto se produzca? Porque Estados Unidos habla de que no hay elecciones con Maduro en el poder; la oposición ha dicho ‘no elecciones con Maduro en el poder y la gente en los sectores radicales de la oposición quieren una salida por la fuerza y no están capacitados para una salida por la fuerza. Pero está bien: vamos a suponer que la oposición va. ¿Cuáles son esas garantías subóptimas o mínimas que tú como experto en materia electoral dices que la oposición pudiese aceptar para participar?

Bueno, la primera la conformación de un CNE equilibrado. Lo más importante es quienes serán sus integrantes y cuánta confianza dan. Aunque eso no basta, el CNE es una institución que está desmantelada desde el punto de vista de su personal, de su burocracia. Allí no va a trabajar nadie desde hace mucho tiempo, eso está abandonado, no van a trabajar porque el salario no les alcanza ni para pagar el pasaje. Tienen encima el problema que se quemó la plataforma tecnológica en Mariches.

Tienen que legalizar a los partidos y definir cuáles pueden participar en las elecciones. Son un conjunto de problemas muy graves que me han llevado a plantear incluso, la propuesta de prorrogar unos meses la vigencia de esta Asamblea Nacional, que según la constitución termina su periodo el 5 de enero del 2021. Estamos apenas a seis meses. No va a dar tiempo de organizar unas elecciones medianamente confiables en ese periodo por todas las circunstancias que se agravaron por la pandemia. Necesitamos un acuerdo político de gran calada que involucre a la mayoría de la oposición para abrir un camino electoral en el país y comenzar a trabajar cuanto antes.

El TSJ pareciera que va va a nombrar la directiva del CNE aun cuando tengo entendido que es inconstitucional. ¿Qué le hace pesar que el TSJ va a designar a personas honestas, honorables, confiables, imparciales etcétera para conformar el CNE, tomando en cuenta que el gobierno tiene la estrategia única de aferrarse al poder?

Yo no creo en eso. Yo creo en la posibilidad que todavía existe un gran acuerdo entre las partes, para que el TSJ, que todos sabemos es un apéndice del señor Maduro, designe un CNE en consenso con las partes. No sé si hay tiempo para eso, pareciera que hay unas reuniones para lograr eso, ese es el primer paso. Ahora imagínate que eso no se logre. ¿Abstención otra vez, el 2005 otra vez? Ahí es donde yo digo que la oposición se ha venido entrampando.

El 5 de enero amanecerá una nueva AN ¿Qué vamos a hacer? ¿Vamos a decir que no reconocemos la AN? Entonces Guaidó se irá al exilio y tendremos un gobierno en el exilio. Le hago un llamado a la dirigencia política: Señores, encontrar una solución al problema no es fácil, pero la solución no puede ser el abandono.

El gobierno ha sabido mover muy bien sus piezas y se encuentra a la espera de un desgaste de Juan Guaidó para terminar de arrasar con todo. De hecho ya Juan Guaidó muestra un agotamiento, según la última encuesta que publicó Datanálisis. ¿Cuál es la falla central de la oposición?

A mi juicio, la carencia de una estrategia definida, compartida, consistentemente aplicada. Yo lo he sintetizado en una frase: bandazos estratégicos. La oposición no ha logrado definir, compartir y persistir en una estrategia que le pueda conducir al éxito. En 2015 logramos el triunfo más importante. dos tercios del Parlamento. A partir de allí, el éxito no nos llevó a profundizar la estrategia, sino a cambiarla y terminamos con el cese de la usurpación, gobierno de transición y elecciones libres en última instancia. El cese de la usurpación era prácticamente un tratamiento a la desconocimiento de la autoridad, a la insurrección, sin tener ninguna preparación para eso.

Fracasaste en las salidas del 2014, del 2017. Luego, en ese llamado extraño de irte al distribuidor Altamira con un golpe de Estado rarísimo, que no tenía ni pies ni cabeza, y por último, con esta chapucería de los peñeros en Macuto. Cuando tú ves las encuestas, los datos de Voluntad Popular y Primero Justicia son terribles. Esos partidos habían logrado ir creciendo en medio de todas las dificultades que tenían por este gobierno, pero ahora están prácticamente desaparecidos en las encuestas porque abandonaron el trabajo de sus propios partidos,

Muchas dictaduras han salido del poder tras negociaciones y elecciones. El discurso de la abstención en Venezuela es un discurso que ya viene desde hace tiempo y algún daño tiene que haber hecho en la base de la oposición. Además, son cinco millones de personas que se han ido de Venezuela, la migración ha sido grandísima y la mayoría, me atrevo a decir, son votos opositores. ¿Qué tanto daño le ha hecho el discurso de la abstención a la oposición, a la base de la oposición, al voto duro de la oposición?

Ha sido un daño muy grande, no sé hasta qué porcentaje. El discurso extremista ha incidido en eso, al igual que múltiples factores como el gobierno, que han influido tácitamente en los últimos años en desmeritar la institución del sufragio. La abstención electoral en Venezuela ha aumentado del 20% al 40%. El sufragio es una conquista del país, de los venezolanos, después de 100 años de lucha que costaron sangre, carcelazos, organización y trabajo hasta que, por fin, se logró que Venezuela transitara en la ruta electoral, para superar las montoneras y los caudillos regionales. Ahora, si se hace una chapuza como la Asamblea Nacional Constituyente es una cosa imposible, pero con mínimas condiciones, es mucha la gente que, sí está dispuesta a salir a votar. Como decía don Andrés Bello; ‘Llegó la hora de la consciencia y el despertar profundo’. Hay que ver qué respuesta le darán a esta situación tan grave.

¿Las sanciones de Estados Unidos y la actuación de la comunidad internacional en general qué ha logrado en términos prácticos en Venezuela? ¿Ha logrado la cohesión del chavismo en lugar de fracturarlo? ¿Ha beneficiado a la oposición a quién beneficia la actuación de la comunidad internacional con las sanciones?

Lo primero que hay que definir son los distintos grados de lo que significa la comunidad internacional. Una cosa es la Unión Europea, otra el Grupo de Lima y otra la Administración de Trump, sin olvidar que la comunidad internacional también está integrada por Rusia, China, Irán y Cuba que también juegan un papel importante apoyando al otro lado y tratando de mitigar los efectos de desgaste del otro lado. La comunidad internacional ha jugado un papel importante tratando de ayudar a la oposición venezolana, incluso con financiamiento, pero en el fondo también la ha debilitado porque en el fondo la oposición ha terminado con el lema ‘Solos no podemos’. ¿Cómo que solos no podemos? ¿Tú te imaginas que Rómulo Betancourt y la Generación del 28 hubieran pensado así en ese momento? Una cosa es buscar aliados, pero tienes que arrancar tú, es tu responsabilidad. El día que yo me convenza que Maduro es inderrotable, me muero. ¿Cómo va a ser inderrotable un tipo tan incapaz?

¿Hay posibilidad de una operación multifacética que ha propuesto el sector más radical de la oposición?

Nunca la hubo creo yo. Nunca la hubo y ahora menos.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*