Biden dice que no puede detener el nuevo plan de muro fronterizo

0
192

El jueves, el presidente Joe Biden sorprendió al contradecir su promesa de campaña de no construir «ni un pie más de muro» en la frontera con México. Biden afirmó que no podía desviar legalmente el dinero asignado para construir nuevas barreras a lo largo de la frontera sur. Esta declaración generó duras críticas por parte del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador.

Con información de El Nuevo Herald

La autorización para la construcción de las barreras fue publicada en el Registro Federal de Estados Unidos, lo que permitirá la construcción en Texas. El secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, justificó esta medida argumentando la necesidad inmediata de construir barreras físicas y caminos en las áreas cercanas a la frontera.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos, en agosto se registraron 232,972 encuentros en la frontera suroeste. La mayoría de los migrantes que cruzan por tierra provienen de México, El Salvador, Guatemala y Honduras.

La reacción del presidente de México no se hizo esperar. López Obrador calificó la autorización para la construcción del muro como un paso atrás y afirmó que no resuelve el problema, sino que es necesario abordar las causas de la migración.

Biden argumentó que los fondos asignados para la construcción del muro fueron aprobados en 2019 por la administración anterior y que intentó redirigir ese dinero, pero no tuvo éxito. Además, admitió que el muro fronterizo no funciona.

La medida de permitir la construcción del muro implicó renunciar a regulaciones federales relacionadas con cuestiones ambientales, históricas e indígenas. La administración Biden negó que esta acción representara un cambio en su política fronteriza y afirmó que desde el principio dejaron en claro que un muro no era la solución.

Esta decisión generó críticas de defensores de los derechos de los inmigrantes en Texas, quienes consideran que aumentar los muros fronterizos castiga aún más a las personas más vulnerables de las comunidades.

La situación en Washington está agitada debido a un giro político inesperado. El presidente de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, vinculó la aprobación de fondos para Ucrania con una solicitud de los republicanos de mayor seguridad fronteriza. Sin embargo, la administración Biden rápidamente cuestionó estos informes y afirmó que no hay una nueva política con respecto a los muros fronterizos.

En resumen, el presidente Joe Biden contradice su promesa de campaña al permitir la construcción de nuevas barreras en la frontera sur. Esta decisión ha generado críticas y el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, condenó la medida. La administración Biden argumenta que no hay un cambio en su política fronteriza y que el dinero asignado para el muro fue aprobado por la administración anterior.