Bono de Venezuela sube 160% ante expectativa de venta de Citgo

0
429

En los últimos seis años, la petrolera estatal de Venezuela ha dejado de pagar a sus acreedores y sus exportaciones se han visto restringidas debido a las sanciones impuestas por Estados Unidos. Sin embargo, sorprendentemente, parece que los inversionistas que adquirieron bonos de la empresa podrían recibir un gran pago. El bono de Petróleos de Venezuela SA con vencimiento en 2020 ha experimentado un aumento del 160% en el último año, alcanzando cerca de 50 centavos por dólar.

¿A qué se debe este incremento? Cuando Venezuela vendió la deuda, ofreció como garantía una participación del 50,1% en la empresa matriz de su refinería con sede en Estados Unidos, Citgo Petroleum Corp. Después de una prolongada batalla legal, un juez estadounidense ha fijado una fecha para iniciar el proceso de subasta de Citgo. Los tenedores del bono son los primeros en la lista de acreedores que recibirán el pago.

Esta situación representa una potencial victoria para grandes inversionistas como Ashmore Group Plc y es un punto positivo inusual en el mercado de deuda de Venezuela, que ha sido afectado por la crisis económica y las tensiones con Estados Unidos. Las sanciones impuestas por Estados Unidos han llevado a que otros bonos de Petróleos de Venezuela SA se negocien por tan solo 6 centavos por dólar.

Sin embargo, hay señales de que las relaciones entre la Administración Biden y Caracas podrían mejorar. Ambas partes están en conversaciones para explorar la posibilidad de levantar temporalmente las sanciones con el objetivo de fomentar la celebración de elecciones presidenciales competitivas en Venezuela el próximo año.

La flexibilización de las sanciones podría impulsar aún más el precio del bono. Francesco Marani, director de operaciones en Auriga Global Investors, una firma de inversión con sede en Madrid, que comenzó a comprar el bono en 2016, dijo que si el proceso legal avanza como se espera, el bono se pagará aproximadamente a su valor nominal.

El bono entró en default a finales de 2019, menos de un año antes de su vencimiento. Los tenedores exigen alrededor de US$1.900 millones en capital e intereses adeudados, además de otros cargos. Ashmore, que posee casi el 50% de la emisión, según datos compilados por Bloomberg, se beneficiaría enormemente de un pago exitoso.

Durante años, los acreedores han tratado de obligar a los tribunales estadounidenses a ordenar una subasta de Citgo, PDV Holding. Sin embargo, la Administración Biden ha protegido el activo como parte de su estrategia para apoyar a la oposición en Venezuela. Ahora, el juez del caso ha fijado una fecha para iniciar el proceso de subasta, lo que ha generado expectativas de que el bono se liquide el próximo año.

El bono de Petróleos de Venezuela SA, emitido en 2016 como parte de un canje de deuda, está respaldado por acciones de una subsidiaria de PDV Holding, que posee el único activo del grupo: Citgo, un grupo de tres refinerías y una red de gasolineras. Incluso si los acreedores absorben PDV Holding, seguirán teniendo una obligación con los tenedores del bono.

Debido a los sólidos informes de resultados de Citgo en los últimos tiempos, se estima que la subasta podría recaudar más de US$13.000 millones, según EMFI Securities. La oposición venezolana, reconocida por Estados Unidos y que controla Citgo, está tratando de impugnar la validez del bono en el tribunal superior del estado de Nueva York. Estas incertidumbres han restringido el precio del bono, pero si disminuyen, podríamos ver un aumento adicional en su valor.

En resumen, a pesar de la difícil situación que enfrenta la petrolera estatal de Venezuela, existen posibilidades de que los inversionistas que adquirieron bonos de la empresa puedan recibir un pago significativo gracias a la subasta de Citgo. Esta situación representa una rara oportunidad en el mercado de deuda venezolana y está siendo observada de cerca por inversionistas internacionales.