Bruselas desbloquea 93.500 millones del fondo anticrisis para España y permite solicitar el cuarto pago

0
320

La Comisión Europea ha dado luz verde a la revisión del plan de recuperación de España, el cual incluye importantes cambios. Uno de los cambios más destacados es la eliminación del plan para introducir peajes en autopistas. En su lugar, se destinarán recursos a medidas que fomenten el transporte de mercancías por ferrocarril, con el objetivo de reducir las emisiones del transporte terrestre de mercancías.

En total, se movilizarán 93.500 millones de euros adicionales, de los cuales 7.700 millones serán en transferencias y 83.200 millones en préstamos. A esto se sumarán los casi 2.600 millones de euros del nuevo mecanismo RepowerEU para financiar la transición verde. Estas cifras se añaden a los 37.036 millones de euros que España ya ha recibido hasta la fecha.

El nuevo plan también contempla importantes cambios en el campo de las energías renovables y la transición ecológica. Se simplificarán los procedimientos para la producción de energía renovable y para las infraestructuras de la red eléctrica. Además, se llevarán a cabo siete nuevas inversiones en energía renovable y transición ecológica, como un sistema de apoyo a la producción y adopción de hidrógeno renovable y un sistema de subvenciones para apoyar la cadena de valor de la energía renovable y el almacenamiento de energía.

La revisión del plan también contempla la modificación de 52 medidas originales debido a circunstancias objetivas, como las perturbaciones en la cadena de suministro, el conflicto entre Rusia y Ucrania y el impacto duradero del Covid-19. Estos cambios incluyen la sustitución del plan de peajes en autopistas por disposiciones que fomenten el transporte de mercancías por ferrocarril. Según la Comisión Europea, esta medida mantiene el nivel de ambición y aborda las recomendaciones específicas para España en este ámbito.

En cuanto a la financiación, España podrá recibir los primeros 1.400 millones de euros como prefinanciación una vez que los 27 países de la UE den su visto bueno en un plazo máximo de cuatro semanas.

Además de los cambios en el plan de recuperación, España ha propuesto modificaciones en el impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) para crear incentivos fiscales que apoyen la eficiencia energética de los hogares y la adquisición de vehículos eléctricos y estaciones de carga.

En resumen, la aprobación de la revisión del plan de recuperación de España supone la eliminación de los peajes en autopistas y la introducción de medidas para fomentar el transporte de mercancías por ferrocarril. Además, se destinarán importantes recursos a la transición ecológica y se realizarán modificaciones en el ámbito fiscal. Todo esto con el objetivo de impulsar la recuperación económica del país y avanzar hacia una economía más sostenible.