Canadá avanza para restablecer vínculos con el régimen de Maduro en Venezuela

0
349

La administración del primer ministro Justin Trudeau ha dado pasos hacia el restablecimiento de las relaciones con el gobierno socialista de Venezuela, liderado por el presidente Nicolás Maduro, según informa Bloomberg Línea. Esta decisión se produce después del fracaso de un intento de instalar a un líder rival en Venezuela.

Durante mucho tiempo, el gobierno canadiense ha sido un firme opositor del régimen de Maduro, siendo uno de los primeros en imponer sanciones al presidente en 2017, a diferencia de otros miembros del Grupo de los Siete.

Canadá apoyó con entusiasmo el intento liderado por Estados Unidos de instalar a Juan Guaidó, expresidente de la Asamblea Nacional, como líder de Venezuela. Sin embargo, este esfuerzo fracasó y Guaidó fue derrocado por la oposición en enero. Como resultado, las naciones occidentales han revisado su posición respecto al régimen de Maduro.

El mes pasado, Estados Unidos suspendió las sanciones al petróleo, gas y oro como gesto de buena voluntad, condicionado a que Maduro permita la participación de todos los candidatos de la oposición en las elecciones del próximo año y libere a los presos políticos antes del 30 de noviembre.

En este contexto, la administración de Trudeau está preparándose para establecer líneas de comunicación con Venezuela como parte de una nueva estrategia diplomática «pragmática». Según un memorando interno del gobierno canadiense al que tuvo acceso Bloomberg, Canadá busca restablecer relaciones diplomáticas con Venezuela, tal como se discutió en una reunión entre la ministra de Asuntos Exteriores, Mélanie Joly, y su homólogo peruano durante la cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico en San Francisco.

Aunque se ha acordado el envío de diplomáticos de bajo rango a Venezuela y viceversa, la decisión final sobre el restablecimiento de los vínculos dependerá de que el gobierno venezolano cumpla con su promesa de celebrar elecciones libres.

Esta medida representaría un cambio drástico en la postura de Trudeau hacia Venezuela, ya que en 2018 se negó a reemplazar a su embajador después de la reelección de Maduro, calificándola de «ilegítima y antidemocrática». Sin embargo, la apertura cautelosa de los canales diplomáticos permitiría a Canadá mantenerse al mismo nivel que sus aliados.

El Departamento de Asuntos Exteriores de Canadá ha recomendado a la oficina de Joly que reabra las líneas de comunicación con Venezuela mediante un enfoque limitado y de bajo nivel. Esto permitiría a Canadá defender mejor sus intereses en América Latina, incluyendo el apoyo a los ciudadanos canadienses que se encuentran en el país.

Aunque este enfoque aún está siendo considerado, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Perú se ha negado a hacer comentarios al respecto.

A pesar de que Canadá sigue estando «profundamente preocupado» por la crisis en Venezuela, el gobierno de Trudeau ha acogido con agrado el acuerdo de Maduro con la oposición para preparar el escenario de elecciones justas. Se espera que las autoridades venezolanas demuestren de manera clara su compromiso con este acuerdo, lo que permitiría abordar las necesidades urgentes de los venezolanos y aliviar la crisis humanitaria, según un portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Canadá.