Canciller de Uruguay Renuncia tras Escándalo de Pasaportes

0
418

Francisco Bustillo dejó su cargo tras la difusión diálogos que evidenciaban que el gobierno intentó ocultar información sobre el trámite por el que se entregó rápidamente un pasaporte al narcotraficante prófugo

Con Informacion de La Voz de America

Montevideo, Uruguay – El Ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Francisco Bustillo, presentó su renuncia en medio de la controversia desatada por la filtración de audios que lo vinculan con un intento de obstruir una investigación relacionada con el otorgamiento de un pasaporte a un individuo acusado de narcotráfico.

En su declaración de renuncia, Bustillo afirmó: «Para disipar cualquier sospecha de que, como figura de autoridad, pueda ejercer influencia indebida sobre terceros, amparado en los privilegios de mi cargo, he decidido presentar mi renuncia.»

La renuncia se produce después de que se dieran a conocer grabaciones de audio en las que Bustillo aparentemente instaba a la exviceministra de Relaciones Exteriores, Carolina Ache, a no entregar su teléfono celular a los investigadores.

En los audios, se escucha a Bustillo tratando de asegurarse de que los investigadores no tengan acceso a las conversaciones entre Ache y otro funcionario relacionadas con el otorgamiento del pasaporte a Sebastián Marset mientras estaba detenido en Dubai en 2021. Este funcionario había advertido que Marset era un peligroso traficante de drogas.

Carolina Ache, quien renunció el año pasado, testificó ante los fiscales como parte de la investigación sobre el pasaporte de Marset y declaró a los periodistas: «Fui el único político de este gobierno que renunció y se fue a casa. Y, paradójicamente, no fue porque hubiera hecho algo malo o ilegal, sino todo lo contrario. Fue porque no estaba dispuesta a ocultar comunicaciones al poder judicial y porque me negué a cometer un delito.»

Tras la divulgación de los audios, líderes de la oposición llamaron al presidente Luis Lacalle Pou, quien se encuentra en Estados Unidos, a destituir a varios altos funcionarios, incluyendo a Bustillo y al ministro del Interior, Luis Alberto Heber, entre otros.

Bustillo, quien ocupaba el cargo de Ministro de Asuntos Exteriores desde julio de 2020, sostiene que Ache «descontextualizó conversaciones y actuó de mala fe» y reiteró que no hubo «nada ilegal» en el otorgamiento del pasaporte a Marset.

El ex canciller tiene previsto hablar con los medios después de testificar ante los fiscales, lo cual está programado para el viernes.

Bustillo había declarado previamente ante los legisladores que el otorgamiento del pasaporte a Marset fue un «procedimiento administrativo» y no político. Además, argumentó que en ese momento, el nombre de Marset no era tan conocido como lo es ahora.

Las autoridades sostienen que Marset, de 32 años, lideraba una organización criminal que operaba en Paraguay, Uruguay y Bolivia, dedicada al tráfico de cocaína hacia Europa. También enfrenta acusaciones de ser el cerebro detrás del asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci en Colombia en 2022.

Marset ha logrado eludir la captura en varias ocasiones, la más reciente en agosto, cuando evitó ser atrapado tras una intensa búsqueda en Bolivia. Se descubrió que había estado viviendo en el país durante meses bajo una identidad falsa.

[Con información de The Associated Press]