Candidatura de María Corina Machado pone “en jaque” al chavismo y a la oposición

0
445

La candidatura de María Corina Machado, líder de Vente Venezuela, supone un desafío tanto para el chavismo como para la oposición en la carrera hacia las elecciones presidenciales de 2024. Según fuentes cercanas a la Plataforma Unitaria Democrática, donde convergen los partidos del G4, Acción Democrática (AD), Primero Justicia (PJ), Voluntad Popular (VP) y Un Nuevo Tiempo (UNT), existe preocupación y nerviosismo debido a la imposibilidad de derrotar a María Corina Machado en las encuestas, donde lidera con el 32,88% de la intención de voto, mientras que los demás aspirantes no superan el 5% de apoyo individualmente.

En este contexto, la opción del consenso se mantiene como una posibilidad, especialmente teniendo en cuenta las inhabilitaciones políticas que pesan sobre Henrique Capriles, Freddy Superlano y la propia María Corina Machado. Según el politólogo Fernando Spiritto, coordinador de Investigación de Postgrado de la UCAB, aunque el consenso puede ser difícil de alcanzar, no es imposible y podría convertirse en una necesidad para la oposición. Sin embargo, Spiritto advierte que excluir a María Corina Machado sería catastrófico desde el punto de vista electoral, ya que generaría división y desmovilización dentro de la oposición.

La desmovilización del pueblo opositor es el principal problema que enfrenta la primaria, debido a la falta de un candidato claro y al escepticismo hacia el liderazgo opositor. Spiritto advierte que la división dentro de la oposición favorecería al gobierno y le daría la victoria en las elecciones. Aunque María Corina Machado genera nerviosismo en la oposición, el chavismo también la ve como una amenaza. La Contraloría General de la República extendió recientemente la inhabilitación política de María Corina Machado a 15 años, lo que demuestra que el gobierno considera que es una candidata fuerte que podría ponerlo en problemas.

El gobierno de Nicolás Maduro está dispuesto a pagar el costo político de la inhabilitación de María Corina Machado, ya que considera que habilitarla sería un riesgo mayor para ellos. Según Spiritto, el chavismo buscará habilitar a un candidato que sea más afín a sus intereses para tener unas elecciones medianamente competitivas que le den un triunfo electoral «más o menos merecido». El gobierno no puede permitirse ganarle a un candidato débil, ya que debe justificar la lucha y asegurarse de obtener una victoria legítima.

En resumen, la candidatura de María Corina Machado representa un desafío tanto para el chavismo como para la oposición en las elecciones presidenciales de 2024. Aunque existe la posibilidad de un consenso, excluir a Machado sería contraproducente y generaría divisiones dentro de la oposición. El gobierno está dispuesto a pagar el costo político de la inhabilitación de Machado para evitar el riesgo que representa como candidata fuerte.