Cárceles del estado Lara recibirán a 300 presos de Tocorón

0
636

El Observatorio Venezolano de Prisiones ha informado que alrededor de 300 reclusos de la cárcel de Tocorón, en el estado de Aragua, serán trasladados a prisiones en el estado de Lara. Según se ha detallado en las redes sociales de la organización, el pasado jueves 21 de septiembre se llevó a cabo el traslado del primer grupo de presos, un total de 118, que fueron ubicados en la cárcel de Uribana en Lara. Se espera que en las próximas horas se envíen a otros 182 reclusos, los cuales serán distribuidos en diferentes penales del estado.

En su cuenta de Twitter, la ONG también difundió un video en el que se puede ver a los presos formados y con el pelo rapado. Este traslado se produce luego de que las autoridades de seguridad del Estado tomaran el control total del centro penitenciario de Tocorón el miércoles 20 de septiembre. La «Operación de Libertad Cacique Guaicaipuro» fue diseñada con el objetivo de desarticular las bandas delictivas que operaban en la prisión, incluyendo el conocido grupo delictivo llamado el Tren de Aragua.

En este operativo participaron más de 11.000 funcionarios policiales y militares, quienes también se ubicaron en otras áreas del estado de Aragua para cortar los enlaces viales de los fugitivos. Las autoridades identificaron al menos a 60 personas que formaban parte de una banda criminal dentro de la cárcel, aunque no se proporcionaron más detalles sobre ellos. El ministro de Interior y Justicia, Remigio Ceballos, afirmó que están obteniendo información de alto nivel que será de interés para futuras capturas.

La cárcel de Tocorón se había convertido en un espacio en el que las bandas delictivas y las familias vivían cómodamente. Durante el operativo de toma de control, se descubrieron túneles que se presume fueron utilizados para la fuga de algunos reclusos. También se encontraron armas y se descubrieron viviendas equipadas con televisión por cable. Además, dentro del recinto penitenciario se hallaron máquinas para minar Bitcoin, motocicletas, parques infantiles, heladerías, restaurantes, piscinas y hasta una discoteca, según informó el portal Crímenes Sin Castigo.