Carta abierta a religiosos y venezolanas sobre noticia del Vaticano

0
337

De acuerdo con un artículo en El Universal (8/4/2024), el Vaticano ha expresado su postura sobre las violaciones a la dignidad humana.

Este texto es relevante para mí porque recientemente emití mi opinión en un artículo publicado en El Nacional el 22 de enero de 2024 (Carta abierta a venezolanas y religiosos), que abordaba uno de los temas (aborto) mencionados por el Vaticano.

Aunque hay numerosas noticias, documentos y escritos sobre este tema, no pretendo sugerir que mi carta abierta haya influido en la postura del Vaticano.

Decido escribir sobre este tema porque el artículo de El Universal menciona que el Vaticano «lamenta la difusión de una terminología ambigua, como la de interrupción del embarazo», lo cual es la esencia de mi carta abierta antes mencionada.

En mi escrito, me atreví a exponer una postura ecléctica (que desconozco si alguien más ha planteado) en la cual argumento que «en el estado prenatal, el feto está en camino de vivir sin vivir aún, por lo que suspender este proceso no es una muerte (si el feto no está vivo, no puede morir) y, por lo tanto, no se está matando al feto, no hay crimen», por lo que afirmo que «no es defendible el derecho al aborto, solo hay derecho a la suspensión».

Lo que más me agrada de esta noticia es que el Vaticano no rechaza la sugerencia ecléctica, simplemente lamenta la difusión de una terminología ambigua como «interrupción del embarazo», que oculta su verdadera naturaleza. Esto no es más que una expresión de desacuerdo, pero no es una condena ni nada similar.

De hecho, podría ser el inicio de un posible cambio de postura por parte del Vaticano para aceptar una posición ecléctica que no considere al feto vivo desde el primer instante, reconociendo que se necesita tiempo para el desarrollo biológico (algo que la posición actual del Vaticano no concuerda con la realidad médica).

PorJesús Contreras