Centro de Refinación Paraguaná funciona a 10% de su capacidad por fallas en las unidades de destilación

0
308

El Centro de Refinación Paraguaná, conocido como el complejo petrolero más grande de Venezuela, se encuentra actualmente operando a tan solo el 10% de su capacidad total. Esto se debe al cierre de dos unidades de destilación de crudo debido a fallas técnicas, según fuentes cercanas a las operaciones. Estos problemas se originaron a raíz de un incendio y la escasez de materia prima.

La paralización de este complejo petrolero llega en un momento crítico para el país, ya que la escasez de gasolina y diésel afecta a gran parte de la población, generando largas filas de conductores en las estaciones de servicio.

El Centro de Refinación Paraguaná, compuesto por las refinerías de Cardón y Amuay, estaba procesando aproximadamente 94.000 barriles por día de crudo, lo que representa apenas el 10% de su capacidad nominal, según informaron las fuentes.

En la refinería de Cardón, una de las cuatro unidades de destilación de crudo tuvo que ser detenida debido a un incendio, aunque no se reportaron heridos. Esta situación ha reducido el procesamiento de crudo de la refinería a una sola unidad, la cual procesa alrededor de 30.000 barriles por día. Además, se informó que esta planta presentaba condiciones inseguras y fugas de diésel antes del incendio.

Por otro lado, en la refinería de Amuay, una de las cinco unidades de destilación tuvo que ser detenida la semana pasada debido a los bajos inventarios de crudo. Actualmente, solo una unidad se encuentra en funcionamiento y procesa aproximadamente 64.000 barriles por día. Las unidades más complejas de Amuay, como el flexicoker y el craqueador catalítico, que son esenciales para la producción de combustible, permanecen inactivas.

Estas fallas en el complejo petrolero de Paraguaná son un claro reflejo de la crisis que enfrenta la industria petrolera en Venezuela, la cual ha sufrido una disminución significativa en su capacidad de producción en los últimos años. La escasez de inversión, la falta de mantenimiento y las dificultades económicas han llevado a esta situación crítica, que afecta directamente a la economía y a la vida diaria de los venezolanos.