Cinco años desde la Operación Libertad: ¿dónde están los involucrados?

0
212

Juan Guaidó, Leopoldo López, Raúl Gorrín, Cristopher Figuera, Vladimir Padrino López, Maikel Moreno e Iván Hernández Dala son los nombres que salieron durante y después del alzamiento que ocurrió el 30 de abril de 2019 en el distribuidor de Altamira de Caracas. Unos están exiliados, otros siguen en sus cargos 

Con Informacion de El Pitazo

Caracas. Han transcurrido cinco años –o 1.827 días– de la rebelión del 30 de abril de 2019 denominada Operación Libertad que buscaba sacar a Nicolás Maduro del poder. Un anuncio de toma, hecho por Juan Guaidó a primeras horas del día desde el distribuidor Altamira de Caracas, madrugó a los venezolanos con la promesa de que se concretaría la ruta promovida por el Gobierno interino que consistía en el cese a la usurpación, Gobierno de transición y elecciones libres. 

Guaidó, en ese momento presidente encargado del Gobierno interino y reconocido por al menos 50 países, llamó a las personas y sectores militares de la Fuerza Armada Nacional a tomar las calles de Venezuela a las 4:46 am.

El político apareció con un grupo de militares de la Guardia Nacional y el dirigente de Voluntad Popular Leopoldo López, quien había sido liberado ese día del arresto domiciliario por militares que se alzaron en contra de Maduro. Las imágenes fueron transmitidas en vivo por redes sociales. La acción que tomaron tenía como objetivo desconocer a Maduro, pero no fue respaldada por los militares. 

El fallido levantamiento militar genera más preguntas que respuestas. Opositores como Henrique Capriles consideran que esta acción marcó el “fin del interinato”. El plan dejó a cientos de militares entre embajadas en el país y en el exilio, y a uno de los dirigentes más importantes de la oposición, Leopoldo López, exiliado en España. 

En su aparición, Guaidó y López se mostraron junto al general Christopher Figuera, director del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) para el momento; el coronel Ilich Sánchez, entonces comandante del Destacamento 432 de la Guardia Nacional; un oficial de apellido Betancourt, otro de apellido León, y al menos 40 funcionarios de la Guardia Nacional, del Ejército, la Aviación y el Sebin.

Figuras dentro del oficialismo

El diario The Wall Street Journal publicó en mayo de 2019 un reportaje en el que señalaron que el magnate Raúl Gorrín, dueño de la televisora Globovisión y Seguros La Vitalicia, que buscaba escapar de las sanciones de Estados Unidos, se había unido al complot contra Maduro aquel 30 de abril. 

Fuentes citadas por el medio estadounidense precisaron que Gorrín contactó a Vladimir Padrino López, ministro de la Defensa; Maikel Moreno, presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ); y a Iván Hernández Dala, jefe del Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y comandante de la Guardia de Honor Presidencial. 

Gorrín, según el medio estadounidense, contactó a estas tres figuras prominentes dentro del oficialismo para presionar la salida de Maduro del Gobierno de Venezuela en 2019. El plan requería que el TSJ emitiera un decreto reconociendo el poder de Guaidó, junto a la autoridad legal y militar para actuar contra Maduro, aunque no se materializó.

El propietario de Globovisión buscaba que Estados Unidos eliminara las sanciones en su contra. Los bienes le fueron congelados por la Administración de Donald Trump en enero de 2019 como parte de un intento de expulsar a Maduro. 

En 2023, la Oficina de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional (HSI, en inglés) recordó que el empresario Raúl Gorrín Belisario sigue siendo uno de los fugitivos más buscados por las autoridades de Estados Unidos y está acusado de lavar 1.000 millones de dólares y pagar 94 millones en sobornos.

¿Quiénes son los involucrados? 

En El Pitazo hacemos un recuento sobre los involucrados cinco años después de la fallida rebelión: 

Leopoldo López

López, una de las figuras más destacadas de este alzamiento, actualmente se encuentra exiliado en España. Llegó a Madrid en 2020 después de salir clandestinamente de la Embajada de España en Caracas y cruzó la frontera con Colombia. 

Horas después de su liberación el 30 de abril de 2019, cuando decidió adelantar el alzamiento previsto para el 1° de mayo que comenzó la toma de La Carlota, se trasladó junto a su esposa, Lilian Tintori, a la Embajada de Chile y después a la de España, en calidad de huésped. Luego de su salida, las autoridades hicieron allanamientos en su casa y la cocinera de la familia, Nubia Campos, fue detenida y liberada posteriormente. 

La medida de arresto domiciliario para López, otorgada en julio de 2017, fue revocada el 2 de mayo de 2019 por el Tribunal Quinto de Ejecución de Primera Instancia de la Circunscripción Judicial Penal del Área Metropolitana de Caracas, que libró una orden de captura en su contra. Entre 2019 y 2023 fue comisionado presidencial para el Centro de Gobierno de Venezuela.

Juan Guaidó

Guaidó era un opositor poco conocido hasta el 2019, cuando tomó el cargo de presidente interino y su figura pasó a jugar un papel fundamental. En 2023, Guaidó comenzó su exilio oficial en Estados Unidos, después de que salió de Bogotá. En septiembre de ese año fue contratado como profesor visitante por la Universidad Internacional de la Florida (FIU) donde imparte cursos centrados en el rescate de la democracia y resistir una dictadura. 

Antes del alzamiento, a Guaidó lo habían inhabilitado políticamente por 15 años y le allanaron de forma arbitraria el fuero parlamentario por el delito de traición a la patria. Después de este hecho, el TSJ y la Asamblea Nacional Constituyente allanaron la inmunidad a una veintena de diputados, y detuvieron al primer vicepresidente del Parlamento, Edgar Zambrano. Según Datanálisis, en ese momento Juan Guaidó tenía 50 % de apoyo de los venezolanos. 

Manuel Ricardo Cristopher Figuera

Figuera, de 60 años, reconoció como presidente legítimo de su país a Juan Guaidó, aunque fue durante una década el jefe de seguridad del fallecido presidente Hugo Chávez .  

Desde 2020 está exiliado en Estados Unidos, donde hizo confesiones sobre las torturas y violaciones de derechos humanos cometidas en Venezuela, los negocios ilegales que practicaba Maduro y su entorno, así como la fuerte presencia del G2 cubano en Miraflores. Por haberse separado de Maduro, Estados Unidos le retiró el 7 de mayo la sanción impuesta en febrero de este año; lo mismo hizo la Administración de Canadá el 20 de junio.

Según una entrevista concedida a The Washington Postla participación de Cristopher Figuera en el alzamiento contra Maduro inició en marzo de 2019. Aunque intentó convencer al ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López; al director de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), Iván Hernández Dala; y al presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, de seguir el plan, el Gobierno de Estados Unidos considera que estos actuaron como dobles agentes.

Vladimir Padrino López, Maikel Moreno e Iván Hernández Dala

Tres de los hombres más cercanos a Nicolás Maduro estaban negociando su salida, de acuerdo con el Gobierno estadounidense y el propio Cristopher Figuera, refirió The Wall Street JournalVladimir Padrino López, Maikel Moreno e Iván Hernández Dala. 

Aún así, Nicolás Maduro ratificó en 2020 el compromiso y lealtad de estos funcionarios con el Gobierno. “Hubo muchas mentiras para tapar el fracaso del 30 de abril, las mentiras vinieron de John Bolton y de Mike Pompeo de manera directa (…) y todos los señalados con esta intriga han ratificado la confianza a las instituciones”, refirió en ese momento. 

“Es una manera burda cómo se pretende manipular a un hombre, a una mujer de uniforme. Pretenden comprarnos como si fuésemos mercenarios”, dijo el ministro Padrino López la mañana del 2 de mayo de 2019, tras ser vinculado con este ataque. Este 2024 cumple 10 años en el cargo de ministro de Defensa de Venezuela. 

Mientras que Hernández Dala cumple en 2024 una década como director de la Dirección de Contrainteligencia Militar (Dgcim) y comandante de la Guardia de Honor Presidencial. Estados Unidos le revocó la visa y esto se extiende a su esposa e hijos.  

Hernández Dala no respondió a los señalamientos, al menos públicamente. Maduro, en cambio, salió en su defensa y aseguró que el militar fue clave para develar “la traición” del mayor general Manuel Ricardo Christofer Figuera. 

Maikel Moreno es uno de los funcionarios que encabezan la lista de fugitivos en 2020 por el Departamento de Estado norteamericano, acusados de narcoterrorismo. En 2023 la fiscalía federal del Sur de Florida presentó más cargos contra el ahora expresidente del TSJ. Lo acusa de participar en una conspiración para lavar en Estados Unidos fondos obtenidos a través de operaciones de extorsión en el país.

Maikel Moreno presidía el Tribunal Supremo de Justicia y fue presidente de la Sala de Casación Penal, aunque actualmente ocupa el cargo de magistrado dentro de esta sala. 

Raúl Gorrín 

Raúl Antonio del Santísimo Gorrín Belisario sigue siendo uno de los más buscados por las autoridades de Estados Unidos. 

Al dueño y presidente del canal Globovisión se le acusó el 16 de agosto de 2017 en el distrito sur de Florida de nueve cargos de lavado de dinero, uno de conspiración para violar la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero (FCPA) y otro de conspiración para lavado de dinero. Según las autoridades estadounidenses se encuentra en Caracas, es presidente de Globovisión y seguros La Vitalicia. De orígenes humildes, se labró una fortuna a costa de sus vínculos con cierto sector del poder chavista. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí