Cinco muertos y 10 heridos por incendio forestal que duró cuatro días en los Andes de Perú

0
321

En las últimas dos décadas, los incendios forestales han experimentado un preocupante aumento en los Andes peruanos, según han informado las autoridades. Un reciente incendio en el sur de Perú, que se prolongó durante cuatro días, dejó un saldo trágico de cinco personas fallecidas, diez heridas con quemaduras graves y más de 200 hectáreas afectadas en una zona rural de la región de Apurímac.

El jefe de la red de salud de Apurímac, Augusto Maldonado, reveló en una entrevista televisiva que los pobladores, bomberos, policías y soldados que trabajaron arduamente para sofocar el incendio en el distrito rural de Ihuayllo, encontraron el miércoles el cuerpo sin vida de Juan Romero, de 22 años, convirtiéndose en la quinta víctima mortal. Todas las personas afectadas fueron sorprendidas por las llamas mientras realizaban labores preventivas para controlar la propagación del fuego.

La Defensa Civil informó que otras diez personas resultaron heridas con quemaduras graves. Aunque el incendio comenzó el domingo, las autoridades aún no han determinado las causas del desastre. Además, aún no se ha calculado la magnitud de las pérdidas en términos de ganado vacuno y ovino, ya que la zona afectada es una importante área de cría de estos animales.

El gobernador regional de Apurímac, Percy Godoy, explicó en una entrevista radial que los incendios forestales suelen ocurrir en agosto, período en el que algunos agricultores queman las plantas silvestres para preparar el terreno de cultivo. «Es una costumbre en la siembra y preparación de la tierra quemar los matorrales y campos de cultivo, y en ocasiones el fuego se sale de control», comentó. Según sus declaraciones, en el año 2022 se han registrado 175 incendios forestales en su jurisdicción.

Las autoridades han constatado un incremento significativo de los incendios forestales en los Andes peruanos en las últimas dos décadas. Según datos oficiales, en 2020 se produjeron alrededor de 1.800 incendios, la mayoría de ellos concentrados en el sur del país, en regiones como Cusco y Apurímac, entre otras.

Es evidente que es necesario tomar medidas urgentes para abordar esta problemática y prevenir futuros desastres. La concientización sobre el riesgo de los incendios forestales, así como la implementación de políticas de prevención y control, son fundamentales para proteger la biodiversidad y la vida de las personas en los Andes peruanos.