CNE «medio paralizado»: en qué le compromete la falta de un rector principal

0
159

Desde el 26 de abril de 2022 el puesto de rector principal del Consejo Nacional Electoral, que ocupaba Tania D’Amelio, se encuentra vacante en claro incumplimiento de la Ley Orgánica del Poder Electoral. El exrector Vicente Díaz asegura que esto no dificulta el trabajo, pero sí es una situación. Luis Lander, director del Observatorio Electoral Venezolano, argumenta que esta «media paralización» del CNE lo aleja de tomar decisiones importantes, como las que corresponden al registro de votantes

Luisa Quintero| TalCual

El 26 de abril de 2022, la Asamblea Nacional juramentó a nuevos magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, entre ellos a Tania D’Amelio, hasta entonces rectora principal del Consejo Nacional Electoral. Desde entonces, el organismo no ha ratificado en el cargo al suplente que le corresponde asumir la rectoría principal, en clara vulneración a lo expresado en el artículo 13 de la Ley Orgánica del Poder Electoral.

Esa «media paralización» del CNE, como la denomina el Observatorio Electoral Venezolano, ha dejado en stand by decisiones que repercutirán en las próximas elecciones (presidenciales 2024 y parlamentarias 2025), como la actualización del Registro Electoral. Hay otras más, como su participación en la organización de procesos de renovación en gremios y sindicatos, que también requieren respuesta.

El sociólogo y exrector Vicente Díaz dice que esta es una situación inédita en la historia del CNE, aunque en nada afecta su funcionamiento. «Pero indudablemente se genera un déficit y una dificultad interna porque no se impide el voto paritario. El quinto voto solo falta cuando no hay consenso o mayoría alrededor de una decisión».

El nombre de Tania D’Amelio todavía aparece como parte del directorio del CNE y presidenta de la Junta Nacional Electoral, cuando se consulta la página web.

El directorio es la máxima instancia del CNE y se compone de cinco rectores principales. El organismo requiere de un mínimo de tres rectores para su funcionamiento. Las decisiones se toman con el voto favorable de por lo menos tres de sus miembros, salvo en los casos en que la ley exija cuatro votos, dice la LOPE.

Uno de esos casos donde la ley exige cuatro votos es la sustitución de un rector en un órgano subalterno (Junta Nacional Electoral, Comisión de Participación Política y Financiamiento y Comisión de Registro Civil y Electoral).

Para el director del Observatorio, Luis Lander, tener cuatro rectores principales significa que, ante una decisión conflictiva políticamente, el CNE queda paralizado porque no hay unanimidad. «Eso por supuesto afecta su funcionamiento del CNE. Hasta ahora podríamos decir que mantiene el funcionamiento rutinario, pero hay varias decisiones que ya podrían haber tomado y no han hecho».

Entre esas decisiones, destaca Lander, la más urgente corresponde al Registro Electoral. «El CNE tendría que hacer campañas intensivas para cerrar la brecha del número de nuevos votantes o actualización de datos porque ya no residen en el lugar donde están inscritos».

Según cálculos de varias ONG dedicadas al tema electoral, se estima que al menos 2.500.000 personas dentro del país necesitan actualizar sus datos por migración interna.

La ONG Voto Joven calcula que al menos tres millones de votantes potenciales no están inscritos en el Registro Electoral por distintas razones, como una campaña deficiente por parte del CNE, la falta de puntos móviles y las dificultades para acceder al proceso en las Oficinas Regionales Electorales (ORE).

«La mayoría de las ORE están funcionando según nuestro monitoreo, pero su horario de funcionamiento varía mucho. Algunos no trabajan de 9:00 am a 3:00 pm, sino que lo hacen hasta las 11 am o 1:00 pm.».

También existen otros 4,5 millones de votantes en el exterior que cumplen con los requisitos para participar en elecciones.

De ese número, apenas 107 mil personas están ya inscritos en el Registro Electoral. «Obviamente esto es una brecha monumental. El CNE debería facilitar, como lo dicta la ley, que los venezolanos puedan ejercer su derecho al sufragio y esto pasa por la inscripción», dice Lander.

Está medio paralizado el CNE porque no termina de tomar decisiones que son políticamente sensibles, reitera el director del OEV. «Obviamente esos cuatro millones y medio de votantes en el exterior, que pueden votar en las presidenciales, pueden ser absolutamente crucial dentro de esas elecciones y los actores políticos lo toman en cuenta».

Posición crucial en el CNE
La Junta Nacional Electoral, que estaba en manos de Tania D’Amelio hasta su partida al TSJ, maneja todo lo relativo a las elecciones, entre ellas:

  • Proponer las circunscripciones electorales
  • Definir número de centros y mesas electorales
  • Selección y formación de miembros de mesa
  • Selección de integrantes de juntas regionales y municipales
  • Totalizar, adjudicar y proclamar a los candidatos y candidatas

El exrector Vicente Díaz recuerda que los órganos subalternos deben estar presididos por un rector principal electo por la sociedad civil. «En el caso de un presidente de comisión, debe ser sustituido también por su suplente si cumple con esta condición».

Leonel Parica fue escogido como el primer suplente de Tania D’Amelio. Integra la Comisión de Participación Política y Financiamiento y recientemente se le incluyó en la comisión técnica para evaluar la participación del CNE en las primarias de la Plataforma Unitaria.

El rector Leonel Párica a la izquierda de la foto, junto a los rectores Enrique Márquez y Pedro Calzadilla

Otra cuestión es que Tania D’Amelio formaba parte de la Comisión de Registro Civil y Electoral. «Estaba en el propio meollo de las elecciones. Quiénes votan lo maneja el Registro Electoral y cómo y dónde se vota lo maneja la Junta. Por eso es tan delicada esa posición», destaca Luis Lander.

Sobre los rumores de sustitución de los actuales rectores del CNE, señala que solo incrementan la incertidumbre sobre una mayor intervención del Ejecutivo dentro del organismo. «Hay rumores de descontento con la actual conformación del CNE tras las elecciones regionales, específicamente las de Barinas, y supuestamente sectores del oficialismo promueven una renovación total. Eso parece una discusión no resuelta y mientras tanto mantienen una incertidumbre que en nada favorece al CNE frente a los electores».

«Falta una intervención que no se sabe muy bien de quién. ¿La Asamblea Nacional o el Tribunal Supremo de Justicia? No se sabe quién va a tomar esa decisión. ¿Por qué lo digo? Porque ya hemos tenido una larga experiencia de intervenciones de órganos distintos a los que están establecidos en la Constitución para la conformación del Consejo Nacional Electoral: La Sala Constitucional y la Sala Plena del TSJ».

Eventualmente, opina Lander, podría ocurrir que se cumpla con lo establecido en la ley, «pero ya ha pasado tanto tiempo que parece prácticamente imposible después de un año de ausencia de Tania D’Amelio que nombren a Parica como sucesor».

Elecciones de gremios
El 13 de mayo de 2022, sin haber transcurrido un mes de la ausencia de Tania D’Amelio, los rectores del CNE comunicaron una decisión trascendental para federaciones, sindicatos y asociaciones: se levantó la suspensión de lapsos —vigente desde agosto de 2020— para que estas instancias elijan nuevas autoridades.

«La resolución 220425-023 de reanudación fue aprobada en la pasada sesión del 25 de abril de 2022. Con esta decisión se restablecen los lapsos relativos a los procedimientos impugnatorios en materia sindical y gremial», explicó el organismo.

Pero la paralización del CNE ha afectado hasta cierto punto estas renovaciones, como la de la Federación Médica Venezolana (FMV).

Douglas León Natera comentó que han sostenido tres reuniones desde el año pasado con dos rectores del CNE, entre ellos el vicepresidente del organismo, Enrique Márquez, para renovar sus autoridades.

«Estamos en eso. Una vez que digan play estamos dispuestos a hacer las elecciones. Ya basta de que nos den largas y bloqueen las elecciones de la Federación Médica y los Colegios de Médicos. De paso, ellos (el CNE) son los que los bloquean y quieren hacer ver que es la FMV la que se opone a las elecciones», explicó León Natera, que recordó que los comicios de la federación llevan en mora desde hace 20 años.

TalCual contactó al rector Enrique Márquez en varias oportunidades para conversar sobre la asistencia del CNE en elecciones de gremios y sindicatos, pero al cierre de esta nota no se obtuvo respuesta.

Hasta ahora, la Universidad Central de Venezuela, el Colegio de Médicos del estado Bolívar y el Colegio de Abogados del estado Carabobo, así como la Asociación de Profesores Universitarios y la Federación Venezolana de Maestros han resuelto sus propias elecciones para renovar autoridades, tras años paralizadas por decisiones del Tribunal Supremo.

El Observatorio Electoral Venezolano no cuenta con información detallada sobre estos procesos. Luis Lander recuerda que, de querer contar con ayuda del propio CNE, son los propios gremios, sindicatos o asociaciones los que deben solicitar esa ayuda. «Estas elecciones son de escala relativamente pequeña, por lo que su organización y realización es relativamente sencilla, aunque toda elección tiene su complicación».