Colapso Eléctrico en el Líbano: Empresa Suspende Operaciones en Plantas Clave por Falta de Pagos

0
307

La agencia de noticias ANN informa que la empresa Primesouth ha tomado la drástica decisión de suspender sus labores en las plantas eléctricas de Zahrani (sur) y Deir Amar (norte) en el Líbano. Según un comunicado emitido por la Empresa de Electricidad de Líbano (EDL), esta medida se produce debido a la incapacidad del Banco Central del Líbano para transferir los pagos pendientes en dólares a la compañía, llevando a Primesouth a iniciar el proceso de cese de sus operaciones.

Con información de DW

La interrupción de las operaciones de Primesouth tendrá un impacto devastador en el suministro eléctrico del país. EDL advierte que la red eléctrica quedará completamente desconectada, dejando a los suscriptores sin corriente eléctrica, lo que incluye afectaciones a la infraestructura básica de la nación.

El sistema eléctrico del Líbano ya había estado en una situación precaria desde el verano de 2021, y la población había estado lidiando con suministros limitados. La escasez había obligado a los ciudadanos a recurrir a costosos generadores privados, operativos en horarios restringidos, para suplir sus necesidades energéticas.

Hace unos meses, Irak había accedido a incrementar el suministro de fuelóleo al Líbano, con el fin de ayudar a mejorar el abastecimiento eléctrico a través de EDL. Esto permitió que la electricidad estatal llegara a los hogares casi a diario y en intervalos más cortos, llegando incluso a ofrecer hasta seis horas de suministro en algunos momentos.

Sin embargo, la falta de pagos y la subsiguiente suspensión de Primesouth representan un retroceso alarmante en los avances logrados en el suministro eléctrico en los últimos meses. El pasado marzo, Human Rights Watch emitió un informe que señalaba el mal manejo prolongado de EDL por parte de las autoridades libanesas, achacando el colapso del sector a décadas de políticas insostenibles y negligencias significativas. La organización también destacó la importancia crucial de la electricidad en la vida moderna y cómo su ausencia afecta negativamente las condiciones de vida, violando así derechos amparados por leyes internacionales.

Esta última suspensión de operaciones añade una capa adicional de desafíos para la población libanesa, que se encuentra atrapada en una crisis energética que tiene profundas implicaciones en su día a día y en la calidad de vida en general.