Colombia aboga por solución regional a tensión migratoria en el Darién

0
347

El canciller de Colombia, Álvaro Leyva, expresó su apoyo a una solución regional para el Tapón del Darién, una peligrosa selva pantanosa en la frontera entre Colombia y Panamá por la cual cruzan cientos de miles de migrantes. Leyva hizo estas declaraciones durante una entrevista con AFP en París, donde participaba en el Foro de París sobre Paz.

Leyva destacó que la migración no es solo un problema del Darién, sino un asunto mucho más amplio que debe ser abordado conjuntamente por todos los países. Según datos oficiales panameños, más de 400.000 migrantes, en su mayoría venezolanos, han ingresado a Panamá a través de esta zona desde enero, superando la cifra total del año pasado (248.000). Estos migrantes suelen tener como destino final Estados Unidos.

El canciller también señaló que el Darién ha sido atravesado por personas de países como Afganistán y China, lo cual es impresionante y muestra la magnitud del fenómeno migratorio. Además, la organización Human Rights Watch advirtió recientemente que el Clan del Golfo, el principal cartel de narcotráfico de Colombia, ha obtenido grandes ganancias al controlar esta ruta migratoria.

Leyva considera al Darién como un punto de paso en la ruta migratoria, pero también como un lugar donde la delincuencia es abrumadora. Por ello, aboga por una solución integral y a nivel regional. Para él, esta situación representa un gran desafío que no solo tiene que ver con la migración, sino también con la salud pública, los derechos humanos y la asistencia humanitaria.

El canciller puso como ejemplo a Panamá, un país con una población de alrededor de cinco millones de habitantes, que recibe a cientos de miles de migrantes cada año. Según él, esto es insostenible para un país con esa población y requiere recursos adicionales. Aunque Colombia ha logrado brindar una solución parcial a los venezolanos que han abandonado su país en los últimos años, Leyva enfatizó que esto no es sostenible a largo plazo.

En cuanto al Darién, el canciller lamentó que durante mucho tiempo se haya desconocido su origen como ruta migratoria debido a que no se podía hablar abiertamente de la situación en Venezuela, de donde proviene la mayoría de los migrantes. Como una posible solución, Leyva mencionó el fortalecimiento de la economía venezolana, ya que en un contexto económico más favorable, la gente tiende a reducir su migración hacia otros países.