Conflicto entre Venezuela y Guyana pone en alerta a Lula: “Una conversación vale más que una guerra”

0
236

El gobierno brasileño está siguiendo de cerca las crecientes tensiones entre Guyana y Venezuela. Recientemente, Venezuela votó a favor de reclamar la soberanía sobre el Esequibo, una región rica en minerales que, según afirma, le fue robada hace más de un siglo. Aunque el Esequibo ha pertenecido a Guyana desde su independencia del Reino Unido en 1966, Venezuela continúa reclamando su parte y los guyaneses temen que esto sea un paso hacia la anexión de su territorio.

El pasado domingo, los venezolanos aprobaron en un referendo la incorporación de Esequibo como parte de su territorio. Según datos del Consejo Nacional Electoral de Venezuela, participaron 10,5 millones de electores y el 95,93% de ellos estuvo de acuerdo con la anexión del territorio guyanés. Además de la anexión, esto otorgaría la ciudadanía venezolana a los guyaneses que viven en la zona.

El presidente de Guyana, Mohamed Irfaan Ali, ha afirmado que cuenta con apoyo internacional y ha prometido aumentar la vigilancia en la región para garantizar la seguridad de su país y de su población. Aunque hasta ahora no ha habido actos de hostilidad entre los países, Brasil ha decidido reforzar la seguridad de sus fronteras enviando más tropas y vehículos blindados a la zona.

La secretaria para América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil, embajadora Gisela Padovan, ha tratado de mantener un equilibrio entre los dos países, afirmando que el referendo es un asunto interno de Venezuela y que Brasil está en diálogo con ambos países para buscar una solución pacífica.

Durante su viaje a los Emiratos Árabes Unidos, el presidente Luiz Inácio Lula da Silva hizo un llamado al sentido común de los líderes involucrados en la crisis, enfatizando que América del Sur no necesita más conflictos. Lula afirmó que la guerra solo ocurre cuando falta el sentido común y que la conversación es más valiosa que la guerra.

El Esequibo representa alrededor del 70% del territorio de Guyana y es una región rica en minerales y piedras preciosas. En los últimos años se han descubierto grandes reservas de petróleo en la zona, que Guyana ya está explotando en asociación con empresas extranjeras como ExxonMobil.