Convite: Se pulverizó el poder adquisitivo

0
542
An employee displays new bolivar banknotes at a Banesco Banco Universal branch ahead of a currency redenomination in Caracas, Venezuela, on Friday, Oct. 1, 2021. Venezuelan banks possess more than 90% of the new bolivar bills issued by the central bank as part of the currency "redenomination" set to start on Oct. 1. Photographer: Carolina Cabral/Bloomberg

La organización no gubernamental Convite presentó este 21 de septiembre los resultados y reflexiones de cierre del proyecto Monitor de Salud implementado entre 2019 y agosto de 2023. Venezuela pasó de tener casi 100 % de escasez de medicinas en 2017 a 27,5 % en 2023, pero con otra variable: la pérdida del poder adquisitivo del venezolano.

Monitor de Salud es un proyecto financiado por la Unión Europea desde 2019, pero el monitoreo de la situación del sistema de salud venezolano y la escasez de medicamentos se realiza desde 2017, cuando las condiciones del país ocasionaron la emergencia humanitaria compleja.

En 2020, el índice de escasez de medicinas se ubicó en 58 %. Esa cifra bajó en 2023, con un desabastecimiento de 27,5 %, de acuerdo con la investigación de Convite.

«El poder adquisitivo se pulverizó, tenemos los productos, pero no todas las personas pueden adquirirlos. Los venezolanos deben decidir entre comprar un medicamento o alimentarse«, afirmó la coordinadora de investigación de Convite, Yanireth Fernández.

Entre las patologías monitoreadas se encuentran la diabetes, hipertensión, enfermedades respiratorias, diarrea, depresión y convulsiones. El proyecto se realizó en 17 ciudades del país. También se midió la escasez de seis métodos anticonceptivos y de protección.

En 2021, el desabastecimiento de anticonceptivos se ubicó en 64,9 %; mientras que desde enero hasta agosto de 2023 la cifra de escasez fue de 49,0 %. Sin embargo, la ONG Convite destacó que la disponibilidad no es sinónimo de asequibilidad.

Situación epidemiológica en Venezuela

Con la llegada de la pandemia del Covid-19 en medio de una emergencia humanitaria compleja y falta de información por parte del Estado, la ONG Convite también pudo establecer un sistema alternativo de monitoreo epidemiológico durante 2021 y 2023.

El levantamiento de información epidemiológica se hizo en Anzoátegui, Apure, Delta Amacuro, Distrito Capital, Guárico, Mérida, Táchira y Zulia.

Entre las enfermedades monitoreadas se encuentran las transmitidas por agua y alimentos, vectores, las prevenibles por vacunas, patologías del sistema respiratorio y por transmisión sexual.

Para seguir leyendo con información de El Pitazo.