Corina de Arco o Juana Machado

0
611

Cada noche al despertar sus manos hinchadas de regalar esperanza, llega cansada y no se atreve a dormir, pensando que esa casa o ese hotel donde pasará la noche reflexionando sobre su próximo paso, será defenestrado por el régimen y de seguro formará parte de su lista infinita de odios por cobrar.

Morfema Press

Cada noche Juana Machado, cambia su blue jean agotado del periplo del día y se viste de Corina de Arco. La estratega callada, inteligente, que sabe mover fichas y no revela sus movimientos pensados en largas noches de vela y café recordando el futuro de la patria grande que sueña.

Intuitiva , genial y perspicaz , Corina de Arco usa el factor sorpresa , sabe leer de antemano a quien acecha sus pasos con trampas grotescas y desgastadas.

No puede descansar sin hablar con la otra parte de ella – Juana Machado- la que monta en curiara, salta a caballo y relincha con él con toda su fuerza, a veces vuela atada a una moto que huele a gasolina de un mar lejano y piensa que eso forma parte del imperdonable despojo de la tierra de gracia. Juana Machado es la guerrera, la heroína, la que escala muros esperando pailas de aceite que quieren quemar su sueño de país.

Juana Machado es un sentimiento nacional que no ofrece nada distinto a la esperanza del tenue azul de la libertad en cada amanecer que llegará, con aroma a piso de cemento requemado lavado con jabón Las Llaves y arepitas con margarina Mavesa en todos los budares, del llano, la costa , el delta y los andes de su tierra.

Los hombres lloran sin pena ante ella, se acercan a tocar su mano, se conectan a la infancia de sus hijos, ahora quien sabe donde, luchando por ellos mismos en lengua de musiues o callados barriendo tierras ajenas para ayudar a su gente triste en la patria chica.

Los niños que estudian a pesar de todo, sueñan con hacer sus casas allí y esperar a sus padres que viven al otro lado del mar y ellos no entienden por qué.

No se conoce en la historia una trasmisión de liderazgo tan perfecta como la que Juana Machado y Corina de Arco han logrado. La alineación de la visión con la esperanza es impecable.

Ya es un fenómeno que rompe paradigmas. Sin aspavientos. Es el ejemplo más poderoso que jamás la coherencia podrá mostrar para lucir sus virtudes. 

Son tantos abrazos y llantos pidiendo esperanza. Ya no piden ni casas ni latas de zinc. La nueva manera de hacer política solo promete que vamos a poder hacer, a dejar hacer. 

Ya nadie se acerca a dejar papelitos. Ahora basta con cruzar una mirada con Juana y sentir que la verdad llegó en una moto y se montó sobre una tarima improvisada a decir #hastaelfinal. Su discurso breve y directo se entiende como la promesa amorosa, que se acerca a la casa de los que no tienen luz y se olvidaron del jamón Plumrose en diciembre.

Pareciera que todos saben que el regreso a la democracia trae implícito el mensaje de Churchill , solo hay sangre , sudor y lágrimas, pero en libertad.

Convenció a su pueblo de su visión, en contra de todo pronóstico salvó espinosos muros, custodiados por infames alacranes, vestidos con su misma bandera. 

Claro, Juana Machado es el brazo artífice de lo material y discursivo de su obra. La mente que planeó la toma de Orleans y convenció al rey con su propio llamado es Corina de Arco, la líder, la creadora del sueño imposible. La que acaricia la historia en nombre de un pueblo libertador, que aún no entiende cómo un día con toda su ilusión, se vistió de su propia destrucción.

María Corina Machado es Corina y es Juana. Su visión común es creadora , perfecta ,indisoluble. Mientras Juana pinta las manos y los niños de unión, esperanza  y retorno, Corina imagina cómo asentar los castillos que para muchos aún vuelan, sobre la fundación de lo que hemos soñado desde hace muchos años: libertad , lealtad , paz y ahora tenemos que añadir el perdón, sin el cual el país no será viable nunca.

Corina sabe quien es el adversario, esta es una guerra que llega casi a 25 años, que sin la presencia de un liderazgo claro y desinteresado bien podría llegar al oprobio francés de la guerra de los 100 años contra Inglaterra

Nuestra Corina de Arco y su alter ego Juana Machado , al igual que Juana de Arco pareciera estar dispuesta a entregar su vida en nombre de la libertad. Independientemente de lo que pueda ocurrir en los próximos meses, su modo de hacer historia, marca una ruta indetenible, hagan lo que hagan los enemigos ya tienen la derrota marcada en su insoslayable destino .

Al igual que Juana de Arco su ambición no es personal , ni busca la Corona para ella. Las victorias de Juana de Arco impulsaron la moral francesa y culminaron con la coronación de Carlos VII en Reims, que fue su misión.

Hay inspiración , hay entusiasmo, hay un sentimiento nacional que ya se mueve en el mundo, ahora con sus ojos mirando la inspiración, quizás hasta “divina” que se hace ver en la cantidad de rosarios que las personas cuelgan al cuello de Juana Machado, seguramente para salvaguardarla del destino de la inspiradora de este cuento, Juana de Arco, que a los 19 años fue condenada a la hoguera por un amañado dictamen de un tribunal eclesiástico de la época , para ser nombrada Santa quinientos años después.

Dios la proteja y sobre todo cuide a Venezuela, libertaria, país grande , amable y ambicioso,  que no pudo disfrutar su brillante adultez, truncada apenas al cumplir cuarenta años de su democracia, imperfecta pero aún así prometedora. 

Venezuela, otrora país a la vanguardia de la prosperidad , ejemplo de resiliencia , acunadora de sueños, destino seguro , tierra generosa que acogió con amor y gaitas a extranjeros sin distingo alguno, dándoles oportunidad de vibrar de nuevo a su vida con nuestra manera de compartir la tierra , la arepa y el orgullo de ser venezolanos. El momento es ahora.

Tenemos la historia de nuestro lado. Esta es la mejor oportunidad.

Tenemos el liderazgo correcto.

No habrá mejor momento para elegir por la libertad.

#hastaelfinal

Carlos Uzcátegui Briceño