Crisis en Venezuela: trabajadores protestaron para exigir la liberación de seis sindicalistas

0
621

Alcides Bracho, Alonso Meléndez, Emilio Negrín, Gabriel Blanco, Reynaldo Cortés y Néstor Astudillo fueron detenidos tras ser señalados por un “patriota cooperante”, haciendo referencia a un informante anónimo y afecto al chavismo.

Infobae

Unos 30 trabajadores venezolanos protestaron este lunes ante la Defensoría del Pueblo, en Caracas, para exigir la liberación de seis sindicalistas, detenidos en julio pasado y acusados de asociación para delinquir y conspiración.

Eduardo Torres, uno de los abogados de los trabajadores, señaló que los sindicalistas Alcides Bracho, Alonso Meléndez, Emilio Negrín, Gabriel Blanco, Reynaldo Cortés y Néstor Astudillo fueron detenidos tras ser señalados por un “patriota cooperante”, haciendo referencia a un informante anónimo y afecto al chavismo.

“Estos compañeros fueron arbitrariamente encarcelados por la denuncia de un ‘patriota cooperante’, es decir, de alguien al que no le conocemos el verdadero nombre, la cédula, la identidad, nada. La Fiscalía 74 no ha podido, en más de 10 meses, llevar ante juicio a este patriota cooperante”, añadió ante los medios a las afueras de la Defensoría del Pueblo.

El abogado exigió al defensor del Pueblo, Alfredo Ruiz, que se pronuncie ante esta situación, que consideran una violación de los derechos humanos, así como abrir una investigación porque “es público, notorio y comunicacional que estos trabajadores luchaban por sus derechos”.

El abogado indicó que estos casos han sido denunciados ante la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU, la Misión de Determinación de los Hechos sobre Venezuela y la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

En septiembre pasado, Belsaí Yánez, vocera del Comité por la Libertad de los Luchadores Sociales y Presos Políticos, informó a la agencia de noticias EFE que los seis dirigentes sindicales están siendo enjuiciados por los delitos de asociación para delinquir y conspiración.

El comité rechazó la decisión de los tribunales venezolanos de mantener privados de libertad los trabajadores, basándose en supuestos “mensajes contrarevolucionarios”.

En un comunicado de prensa, el comité aseguró que a los detenidos “se les acusa de hechos supuestos, subjetivos, sin pruebas. De querer asaltar un alistamiento militar con 120 fusiles en Mérida (oeste), secuestrar a los padres del (ex)ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, y realizar actos de sabotaje el 5 de julio contra Nicolás Maduro”.

Venezuela acumula una inflación del 86,7%

Venezuela acumuló una inflación del 86,7% en el primer cuatrimestre de 2023, informó este viernes el Banco Central (BCV), luego de medio año sin publicar cifras sobre este indicador, que se ha desacelerado en los últimos meses.

De acuerdo con la data oficial, el incremento promedio de precios de bienes y servicios durante abril fue del 3,8%, en marzo del 6,1%, en febrero del 19,3% y en enero del 42,1%, la inflación mensual más alta que ha registrado el país en los últimos dos años.

Entretanto, el alza de precios en diciembre alcanzó el 35,3% y en noviembre el 12,6 por ciento.

El ente emisor señaló que, en abril, el grupo que registró la mayor inflación fue el de servicios de vivienda (excepto teléfono), con un alza del 21,4%; comunicaciones, con un aumento del 20,5%; equipamiento del hogar, con una subida del 7,1%; y salud, con un incremento del 5,2 por ciento.

Por otra parte, el sector de alimentos y bebidas no alcohólicas aumentó un 2,3% el mes pasado.

Economistas explican que una de las causas de la aceleración de la inflación durante los últimos meses de 2022 y el pasado enero estuvo relacionada con el incremento del precio del dólar, lo que tiene un impacto directo en la mayoría de bienes y servicios, calculados en la divisa estadounidense.

Venezuela salió en diciembre de 2021 de una hiperinflación en la que entró en 2017 y que, en este lapso, redujo el valor del bolívar, la moneda oficial, así como la confianza de los ciudadanos en ella, por lo que adoptaron de manera no oficial el dólar en un intento de proteger sus ingresos.