¿Cuánto cobrarán los pensionados tras aumento del bono de Guerra Económica?

0
423

El presidente Nicolás Maduro sorprendió al anunciar un incremento del 30% en el denominado «ingreso mínimo integral indexado», llegando así a los 130 dólares. Esta medida beneficia directamente a los funcionarios y pensionados del país y fue recibida con interés por parte de la población.

Aunque no se dieron detalles específicos sobre esta medida durante el anuncio, el exministro de Trabajo y diputado chavista Francisco Torrealba explicó que el Bono de Guerra Económica pasó de 60 a 90 dólares, mientras que el bono de alimentación se mantuvo en 40 dólares, lo que suma un total de 130 dólares.

Es importante destacar que el Bono de Guerra Económica se entrega únicamente a través del Sistema Patria, y está dirigido a empleados públicos, jubilados y pensionados del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales y de Amor Mayor, con un monto específico asignado para cada sector.

Según información difundida en redes sociales, los trabajadores activos recibirán un bono de 90 dólares, en comparación con los 60 dólares anteriores. Por su parte, los jubilados de la administración pública recibirán 91 dólares como bonificación, y a los pensionados del IVSS y Amor Mayor se les depositará 32,50 dólares.

Es importante señalar que estos montos son estimaciones, ya que no se sabe si el gobierno de Nicolás Maduro continuará con la estrategia implementada desde 2023 para la entrega de este bono, que establece el pago del 70% para los jubilados y el 25% para los pensionados del total del ingreso mínimo integral indexado.

La instauración del ingreso indexado ha sido objeto de críticas por parte del economista Carlos Ñáñez, quien considera que esto constituye una eliminación de facto del salario.

El salario mínimo en Venezuela se mantiene en 130 bolívares, lo que equivale a aproximadamente 3,5 dólares al mes. Este monto fue establecido por el Ejecutivo en marzo de 2022, pero ha sufrido una reducción del 88% en su equivalente en la divisa estadounidense desde entonces.

«El juego lingüístico es que la gente habla del salario mínimo y aquí no hay salario mínimo, sino ingreso mínimo integral», expresó Ñáñez en una entrevista.

Además, es importante tener en cuenta que los bonos que conforman el ingreso indexado no son retroactivos y no se incluyen en el cálculo de las prestaciones sociales ni tienen incidencia salarial.

Por otro lado, existe cierta incertidumbre en cuanto a la entrega regular de estos bonos, ya que se ha reportado que la plataforma Patria, a través de la cual se realizan los pagos, es insegura y no garantiza que los pagos se realicen todos los meses.

En conclusión, el anuncio del aumento del ingreso mínimo integral indexado ha generado expectativas en la población venezolana. Sin embargo, persisten interrogantes sobre la continuidad y confiabilidad de la entrega de los bonos, así como también se cuestiona la efectividad de esta medida en el contexto económico del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí