¡CUIDADO CON EL PETRO! Conchupancia en la tiranía, para robar a los ancianos (Aporrea)

@DolarToday / Aug 31, 2021 @ 7:00 am

¡CUIDADO CON EL PETRO! Conchupancia en la tiranía, para robar a los ancianos (Aporrea)

Me impresionó el reciente artículo de Juan Martorano en Aporrea, titulado:

“Presidente” Nicolás Maduro, atención con esta denuncia de los jubilados de PDVSA

Ver: https://www.aporrea.org/trabajadores/a305397.html

Me impresionó porque creo que es la primera vez que veo aquí en Aporrea a un escritor que apoya (o pareciera apoyar) al actual jefe de Estado que denuncia públicamente lo que obviamente es una situación de estafa agravada (robo) “Estatal” donde parecieran estar posiblemente involucradas por lo menos 7 instituciones del Estado venezolano y por lo menos una criptomoneda, sea en la ejecución de los robos, en su facilitación, o en su encubrimiento:

- el Petro (criptomoneda creada por el Estado venezolano en el 2017-18)
- la plataforma informática Patria (creada por el Estado en el 2016-17)
- el Movimiento Somos Venezuela (legalizado por el jefe de Estado en el 2018)
- el Banco de Venezuela (banco del Estado)
- el Seniat (ente del Estado)
- PDVSA (empresa del Estado)
- el Observatorio Blockchain (creado por el Estado 2017-18 para las criptomonedas)
- el CICPC (policía científica del Estado).

Si bien entendí el asunto, se trataría del robo clandestino y muy bien organizado de dinero en Petros y bolívares de la cuentas de los jubilados de PDVSA desde la plataforma Patria del Estado venezolano con la posible complicidad de las otras instituciones Estatales mencionadas arriba (¿y otras?), o sea, son robos cometidos directamente desde el seno del Estado venezolano y/o a través de los mecanismos del Estado venezolano.

Eso es muy feo.

El propio “Estado” robando a sus ancianos.

Sí señor.

En base a mi experiencia de más de 25 años en el área de la investigación de fraude corporativo, les puedo asegurar que este tipo de estafa (robo), donde para cometer el fraude (el robo) pareciera que usurparan la identidad (electrónica) de los jubilados, solo puede hacerse (normalmente) con la complicidad directa de algunos funcionarios públicos de alto rango quienes tendrían el acceso directo a ciertos tipos de informaciones y el acceso privilegiado a los sistemas informáticos correspondientes. Los perpetradores (seguro que son muchas las personas involucradas) deben conocer los sistemas operacionales internos de cada plataforma o mecanismo interno, deben conocer sus debilidades, y deben poder coordinar y sincronizar la estafa entre varias instituciones y/o mecanismos Estatales simultáneamente para que la estafa sea exitosa.

Este tipo de cosas no lo hace cualquiera, lo que pudiera significar que investigar este asunto pudiera ser además muy peligroso.

Por eso admiro el hecho de que Juan Martorano tuviera el coraje de hacer esta denuncia.

Es un crimen totalmente desalmado (robarle a los viejitos), es malvado, y es tremendamente perverso, es un crimen que merece el más grande castigo posible, ¿verdad?

Es un crimen que debería en mi opinión ser castigado por la ejecución pública (pena de muerte) y que debería ser aplicada a todas las personas involucradas en este asunto, desde los autores intelectuales hasta el más mínimo operador, todos guindaos (pena de muerte) en la principal Plaza Bolívar de Caracas, un domingo después de la misa del medio día, un evento que debería ser televisado y repetido cada hora del día, todos los días, y en todos los canales televisivos hasta que se acabe por completo la corrupción en este país donde toda moral, ética, y conciencia ha sido reemplazada por la pervertida búsqueda de la paz y prosperidad personal a expensas, principalmente, de las personas más vulnerables de nuestra sociedad, en este caso, los ancianos.

No solo me impresionó que Juan Martorano tuviera el coraje de presentar esta situación públicamente (y ofrecer su ayuda), sino que también me impresionó su coraje en decir lo siguiente, donde claramente reconoce que existe un peligro muy real en cuanto a involucrarse en la investigación de este terrible asunto:

“Por razones obvias he tenido que omitir los nombres, número de denunciantes y las agencias implicadas … Si y sólo así y garantizando la seguridad de los denunciantes y la mía propia, es que se pueden facilitar mayores detalles y datos. Lo delicado de esto es que en las correspondientes cuentas de Patria como bien saben hay información sensible de los afectados como direcciones, datos de grupo familiar, historial de salud, números de cuentas bancarias, que hacen a estas personas vulnerables que ya de por sí lo son por su condición la mayoría de ellos de ser Adultos y Adultas Mayores) ante estos presuntos delincuentes.”

Por fin alguien que apoya (o pareciera apoyar) al actual jefe de Estado se ha atrevido a abrir su boca en defensa de la justicia humana y no solo a favor de sus intereses políticos y partidistas, aun sabiendo perfectamente que él podría ser el próximo arrestado, encarcelado sin debido proceso, torturado, desaparecido, o asesinado por el mismo Estado que él apoya o pareciera apoyar.

Lo felicito.

Ahora, si leen el artículo de Juan Martorano, verán que la estafa (el robo) está íntimamente relacionada al Petro (criptomoneda creada por el Estado) y a la plataforma informática Estatal Patria que en parte maneja los Petros, o sea, la estafa (el robo) tiene que ver principalmente con el Petro y con su manejo a nivel del Estado venezolano.

Desde la creación de estos mecanismos Estatales por parte del actual jefe de Estado y sus colaboradores dentro y fuera del Estado, he estado advirtiendo aquí en Aporrea que este sistema o mecanismo Petro-Patria pudiera ser un mecanismo diseñado específicamente para ser una fachada con fines de lucro clandestino o secreto e ilícito, o lícito, pero deshonesto, o sea, que sería un mecanismo montado específicamente para la estafa (con la fachada de que fuera un mecanismo para el bien de la población).

Lo he advertido desde el 2018 (ver lo que sigue), y hoy vemos uno de los nefastos resultados para nuestra población indefensa.

Creo que esto es solo la punta del iceberg.

¿Qué más estarían negociando las clases dominantes a nuestras espaldas, en secreto, esta vez en México?

Bueno, para que vean las cosas que dije al respecto a partir del 2018:

Enero 11, 2018: https://www.aporrea.org/ideologia/a257695.html

“El asunto del Petro (nueva moneda, tipo virtual creo, del gobierno) se explotará en las caras de Maduro y su gobierno — y por ende en las nuestras — ya que es 100% seguro en mi estimación que el intento de montar el sistema financiero del Petro se transformará en otro CADIVI/CENCOEX/SITME/DICOM/etc., (sistemas cambiarios gubernamentales donde se perdió miles de millones de dólares en fraudes) … y los especuladores y empresarios y banqueros y funcionarios se concentren sobre la especulación con el Petro, tratando de exprimir cada gota, hasta que se exhauste el mecanismo de ganancias fáciles y rápidas.”

Enero 31, 2018: https://www.aporrea.org/contraloria/a258686.html

“En mi estimación, habiendo trabajado más de 25 años en la investigación de fraude corporativo, incluso bancario, algunos de los bancos, los empresarios, los funcionarios, y los amigos y familiares de aquellos, y probablemente también de Maduro y de los ministros, y de la ANC (¡sí!), están montando sus mecanismos de especulación para el Petro y para el DICOM en secreto … En otras palabras, nos están robando … y esto es solo el comienzo … Cuidado … ¡Ladrones!”

Marzo 12, 2018: https://www.aporrea.org/economia/a260513.html

“Lo que creó dudas en mi cabeza es el hecho de que esa noticia dice solamente cosas positivas sobre el Petro, nada de malo, ninguna advertencia, ninguna mención de riesgo, nada, como si el Petro fuera algo fantástico y perfecto, bonito y bueno, súper garantizado, estable, grandioso, o algo así … Pero eso es absolutamente imposible … El Petro es una nueva moneda que como cualquier otro aparato financiero basado en la especulación financiera, conlleva grandes riesgos … el Petro simplemente fracasará, llevándonos a otro infierno económico más … el Petro será un enorme fracaso, tal vez no ahora mismo, pero a largo plazo, sí … !Cuidado con el Petro¡ … Mucha gente perderá todo …”

Octubre 4, 2018: https://www.aporrea.org/economia/a270132.html

“Esto está escrito con la intención de demostrarles cómo funciona la especulación financiera. Posiblemente les salvará su ahorros … Estoy casi 100% seguro que este esquema del Petro para la gente privilegiada forma parte de esos acuerdos secretos entre Maduro, su gobierno, los altos dirigentes del PSUV, de la ANC, y de la oposición, cosas que negociaron secretamente durante 2017-2018 principalmente en la República Dominicana … Como pueden ver, ese es el gran negocio de la especulación financiera, la idea es de estafar al inocente, pero de hacerlo de manera “legitima,” porque de esa manera nadie puede culparles a esos malditos privilegiados de ser políticos y funcionarios estafadores, corruptos, mentirosos, engañadores, y ladrones, no señor, haciéndolo legítimamente, siempre somos nosotros los pendejos … No se dejen engañar … Cuidado con el Petro!”

Noviembre 24, 2020: https://www.aporrea.org/contraloria/a297599.html

“Este artículo es muy largo … Tiene que ver con la detección del fraude … A nivel mundial, las mayores fuentes de abundancia son los gobiernos o los Estados, o sea, son las instancias que perciben masivas cantidades de dinero vía los impuestos y empresas privadas y que pertenecen a los Estados, a demás, el Estado es una entidad que es básicamente arbitraria y que no tiene nombre de persona como tal (¿a quién se la acusa de algo?), y esta instancia es perfecta para un estafador …Una de las maneras las más indetectables o menos cuestionadas por el resto de la población (quienes serán estafados) es de acercarse a este tipo de fuente de abundancia al lanzarse en la política o al acercarse a los políticos. Es una de las razones principales por lo que tantos hijos de ricos estudian las ciencias políticas y el derecho y se lanzan en la política, y cosas así. Son muy pocos los pobres que tienen acceso al Estado como fuente de dinero robado, por lo menos, no a ese nivel sofisticados de estafa …”

Mayo 21, 2021: https://www.aporrea.org/economia/a302570.html

“Después de más de 3 años advirtiendo sobre la alta probabilidad de ESTAFA del Petro por parte del actual Estado venezolano y sus operadores secretos … Básicamente, el sistema Petro es una ESTAFA cometida directamente por el Estado venezolano, en parte, a través de su plataforma Patria … La ESTAFA es tan descarada (ver los detalles más abajo), tanto así, que en [cualquier] otro país del mundo moderno, los responsables de este tipo de esquema financiero ESTAFADOR (y piramidal), irían presos de una vez, incluyendo el inventor y jefe encargado del esquema, en esta caso, el actual jefe de Estado venezolano … el mismo Estado está directamente involucrado en la masiva especulación y en la ESTAFA en contra de su propia ciudadanía, es algo absolutamente increíble.

Agosto 25, 2021: https://www.aporrea.org/actualidad/a305318.html

“… pero otras veces deben hacerlo en secreto, calladitos, como por ejemplo lo hicieron con la transición del Petro de una plataforma e intencionalidad declarada de valor fijo ($60) a una variedad de esquemas especulativos donde aun el mismo Estado, a través de su plataforma Patria, participa de manera calladita pero directa en la compra y venta especulativa (estafa) del Petro … donde hay personas sumamente deshonestas y corruptas que en mi estimación se estarían convirtiendo en multimillonarios a expensas de nosotros los pendejos pobres que creíamos que el Petro iba a mantener su valor fijo así como nos lo hicieron creer el Estado venezolano y sus cómplices en el 2018 (incitando a que ahorremos en Petros), incluso el actual jefe de Estado.”

CONCLUSIÓN

Quiero contarles una pequeña historia relacionada a este asunto.

Como muchos de ustedes saben, y aunque yo jamás participé en ningún acto delictivo, ni tampoco fui cómplice de nada al estilo, trabajé y colaboré en cosas no criminales y durante muchos años con:

- la mafia siciliana de Montreal
- la mafia judía de Montreal y NYC
- los Hell’s Angels de la provincia de Québec en Canadá

… y trabajé lado a lado (pero no con) algunos agentes de la CIA, de la MOSSAD, y de otras agencias de seguridad y espionaje durante las guerras en el Medio Oriente.

También, en dos épocas de mi vida — debido a mi enfermedad (AIP) — me encontré viviendo en las calles, una vez durante varios meses a los 15 años de edad, y otra vez, también durante varios meses, cuando tenía 28 años de edad, donde conocí de primera mano el mundo oscuro de la delincuencia, las drogas, y las enfermedades mentales … y su asociada miseria, desesperación, y hambre.

En base a todas estas experiencias, les puedo decir una cosa, y eso es que en los ojos de todos los criminales que yo he conocido (excluyendo los psicópatas por supuesto), el tipo de crimen como el crimen actual (de arriba) de robarles a los ancianos indefensos (un crimen muy común aquí en Venezuela), es considerado un crimen de los más despreciables del mundo y en muchas partes del mundo es pagable — como debe ser en mi opinión — por la pena de muerte.

Por ejemplo …

Una noche, en Montreal, un joven latinoamericano novio de una amiga mía, quien quería unirse a los Hell’s Angels, me vino a ver para contarme, sonriente y súper orgulloso, jactándose de ser el delincuente más fabuloso del mundo, que recién le había robado la cartera a una viejita que estaba caminando solita de noche por la calle frente al edificio donde nos encontrábamos.

Le pregunté por qué había hecho eso en vez de, por ejemplo, robar un banco o un cajero automático, y cosas así, y él me respondió algo al estilo de:

“Bueno, le robé a la viejita porque era más fácil hacer eso que de robar un banco, y necesitaba robar algo para demostrarles a los Hell’s Angels que soy capaz de ser malo como ellos, para que me acepten.”

Lo miré, y no dije nada, solo sacudí mi cabeza como para decir, ah, entiendo, y miré a mi amiga, quien también me miró con esa misma mirada, y me fui, dejándolos a ella y a él solos en el apartamento. Ella y yo sabíamos lo que iba a ocurrir. El día siguiente a las 7 AM, los Hell’s Angels lo invitaron a una reunión, y le metieron una bala en la cabeza.

Bien merecido, digo yo, y ella también.

Ven, en esos países norteños, hay (o había entonces) una regla callejera, y eso es que uno jamás le roba a los pobres, a los viejos, o a los discapacitados, no se toca a las mujeres ni a los niños, y uno no se mete en las casas de los vecinos a robar, uno protege su vecindario. Esos actos despreciables — como robarles los Petros a los jubilados de PDVSA — son considerados entre los peores actos criminales y son además considerados actos de cobardes, actos punibles al 100% por la muerte, y punto.

¡Chao las ratas!

Por eso en esos países, cuando FEDEX entrega una encomiendo, dejan el paquete al lado afuera de la puerta de la casa del cliente, y generalmente, nadie lo toca, eso no se hace, y, los que se atrevan a hacerlo, bueno, son rápidamente castigados por los mismos delincuentes del sector ya que nadie quiere tener nada que ver con esa gente (ratas).

Si quien robó era un adolescente borracho o drogado, y que lo hizo por un desafío por ejemplo, o si fuese una persona enferma de la mente, o atrasada mentalmente, y cosas así, entonces le hablan y la persona tendría que disculparse y devolver lo robado, pero no lo matarán, sin embargo, si el ladrón es un adulto (18 años o más) y si sigue desafiando y haciendo este tipo de cosas despreciables, bueno, entonces lo matan, y punto.

Yo crecí y viví en ese mundo, y en base a lo que he conocido (34 países), así se hacen las cosas el la mayor parte del mundo (casi en todas partes del mundo). Los mismos criminales limpian sus propias calles y vecindarios, deshaciéndose de las ratas. Así los llamábamos, ratas, y hasta hoy en día, así los llamo a esos desgraciados, ratas, ratas con la pena de muerte guindando por encima de sus cabezas, esperando el momento propicio.

Quería contar esta historia aquí en Aporrea esperando que tal vez algunas de las personas (ratas) que estarían involucradas en ese robo de los Petros y bolívares de las cuentas de los jubilados de PDVSA lean este artículo para que sepan exactamente lo que pienso de ellos, y que sepan que son no solamente ratas, sino también, cobardes que merecen todo los que les venga encima por haber cometido este tipo de crimen que en casi cualquier parte del mundo excepto tal vez aquí en Venezuela y en algunos otros pocos países similares, es considerado uno de los peores crímenes imaginables.

Hace unos días atrás, otro escritor aquí en Aporrea, Reinaldo Silva, escribió:

“Pena de muerte a los corruptos; copiemos Código Penal de China”

Ver: https://www.aporrea.org/internacionales/a305320.html

Estoy completamente de acuerdo con que la pena de muerte debería ser aplicada aquí en Venezuela a todos los caso de corrupción y a otras cosas parecidas, pero por supuesto con su debido proceso judicial, sin embargo, le problema aquí en Venezuela, por ahora, es que habría que posiblemente ejecutar — digamos guindarlos en las Plazas Bolívar del país — por corrupción, a proablemente (cifras arbitrarias):

- 99% de los líderes políticos
- 90% de los diputados, alcaldes, y gobernadores
- 90% de los operadores y agentes políticos
- 90% de los directores de las instituciones y empresas Estatales
- 90% de los altos funcionarios
- 90% de los diplómaticos
- 90% de los comercientes
- 90% de los banqueros
- 80% de los empresarios (importadores, exportadores, distribuidores, etc.)
- 80% de la policía y agentes de seguridad del Estado
- 80% de la guardia nacional
- 50% de los funcionarios públicos y burócratas (de mediano y bajo rango)
- 50% de los jueces
- 50% de los abogados
- 50% de los contables
- 50% de los otros miembros de las fuerzas armadas
- 50% de los buhoneros
- 50% de los dueños de las ONGs
- Etc.

O algo así.

¿Verdad?

Entonces, esta solución no sería muy práctica, por ahora.

De todas maneras …

Repito …

Otra vez …

¡Cuidado con el Petro!

oscar@oscarheck.com
Por: Oscar Heck

Oscar Heck1

Fuente: Aporrea

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*