Desarrollan vacuna que programa el sistema inmune para atacar el cáncer cerebral

0
491

Investigadores de la Universidad de Florida han desarrollado una vacuna de ARN mensajero (ARNm) que muestra prometedores resultados en la lucha contra el glioblastoma, el tumor cerebral más agresivo y mortal. En un ensayo clínico pionero, esta vacuna ha demostrado su capacidad para potenciar la respuesta del sistema inmunitario en cuatro pacientes adultos, resultados que son comparables a los observados en 10 perros con tumores cerebrales naturales, cuyos propietarios aceptaron su participación ante la falta de opciones de tratamiento. Además, estos hallazgos son consistentes con los modelos preclínicos en ratones.

La prestigiosa revista Cell ha publicado estos resultados, que podrían abrir una nueva vía para enfrentar cánceres resistentes a tratamientos tradicionales mediante una tecnología ARNm adaptada y nanopartículas lipídicas, similar a la utilizada en las vacunas contra el COVID-19. Sin embargo, esta nueva vacuna presenta dos diferencias clave: utiliza células tumorales propias del paciente para crear una vacuna personalizada y cuenta con un mecanismo de entrega recientemente desarrollado.

El glioblastoma es uno de los diagnósticos más devastadores, con una supervivencia media de apenas 15 meses. El tratamiento estándar actual incluye cirugía, radiación y quimioterapia combinada. Ahora, esta innovación se evaluará en un ensayo clínico pediátrico de fase 1 para cáncer cerebral.

El Dr. Elias Sayour, oncólogo pediátrico de UF Health y autor principal del estudio, explica: “En lugar de inyectar partículas individuales, inyectamos agrupaciones de partículas que se envuelven como capas de cebolla, similar a una bolsa llena de cebollas”. Esta estrategia alerta al sistema inmunológico de manera más efectiva que las partículas individuales, aumentando significativamente la respuesta inmunitaria contra el tumor.

Uno de los hallazgos más sorprendentes fue la rapidez con la que el nuevo método, administrado por vía intravenosa, desencadenó una respuesta inmunitaria vigorosa para rechazar el tumor. Sayour destacó: “En menos de 48 horas, observamos que estos tumores pasaban de ser ‘fríos’ –con poca actividad inmunitaria– a ‘calientes’, con una respuesta inmune muy activa. Esto nos indicó que pudimos activar rápidamente la fase inicial del sistema inmunológico, esencial para desencadenar los efectos posteriores de la respuesta inmune”.

Este avance busca potenciar la respuesta inmune contra el cáncer mientras minimiza los efectos secundarios. La publicación actualiza más de siete años de estudios traslacionales, comenzando con modelos preclínicos en ratones y un ensayo clínico con 10 perros con cáncer cerebral terminal, llevado a cabo con el consentimiento de sus dueños en colaboración con la Facultad de Medicina Veterinaria de UF. Los perros son el único otro animal que desarrolla tumores cerebrales espontáneos con frecuencia, lo que los convierte en un modelo natural para el glioma maligno, según Sheila Carrera-Justiz, neuróloga veterinaria en UF y colaboradora en los ensayos.

Tras el tratamiento exitoso de perros con vacunas personalizadas de ARNm, el equipo de Sayour avanzó a un pequeño ensayo clínico aprobado por la FDA, diseñado para asegurar la seguridad y evaluar la viabilidad antes de expandirse a estudios más amplios. En este ensayo, se extrajo ARN de los tumores extirpados de los pacientes, se amplificó y se envolvió en nanopartículas lipídicas biocompatibles de alta tecnología. Esto hizo que las células tumorales parecieran un virus peligroso al ser reinyectadas en el torrente sanguíneo, provocando una fuerte respuesta del sistema inmunológico. La vacuna se personalizó para cada paciente, optimizando así la eficacia del sistema inmunológico de cada individuo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí