“¡Deténganse!”: el papa Francisco pide el fin de todas las guerras en el mundo

0
367

En un llamamiento realizado el domingo, el Papa Francisco instó al fin del conflicto entre Hamas e Israel y expresó su preocupación por la escalada de la guerra. El Papa también pidió que se permita la entrada de más ayuda humanitaria a la Franja de Gaza.

Durante la plegaria del Ángelus en la Plaza de San Pedro, el pontífice argentino afirmó que todas las guerras son una derrota y una destrucción de la fraternidad humana. También recordó la situación en Ucrania y pidió a los líderes que detengan la violencia.

El Papa Francisco hizo hincapié en la necesidad de permitir la entrada de ayuda humanitaria a Gaza y la liberación de los rehenes capturados por Hamas. Desde el 7 de octubre, cuando comandos del grupo islamista irrumpieron en territorio israelí, más de 1.400 personas han muerto, la mayoría de ellas civiles.

Israel ha afirmado que más de 1.400 personas han muerto en su territorio a causa de los ataques de Hamas. La mayoría de las víctimas eran civiles que fueron baleados, quemados vivos o mutilados.

Aunque dos rehenes estadounidenses fueron liberados recientemente, aún hay cerca de 200 personas cautivas. La situación en Gaza es desesperada, con incesantes bombardeos que han dejado miles de víctimas y barrios enteros reducidos a escombros.

El sábado, un convoy de ayuda humanitaria ingresó en Gaza desde Egipto, pero la ONU ha señalado que esta ayuda no es suficiente para hacer frente a la situación catastrófica que enfrentan los habitantes de Gaza. El domingo, otro convoy con 17 camiones de ayuda humanitaria ingresó a través del paso de Rafah.

Los camiones transportaban medicamentos, suministros sanitarios y alimentos. Sin embargo, organizaciones humanitarias han advertido que esta ayuda apenas cubre el 3% de las necesidades diarias de la población de Gaza.

Mientras tanto, en el kibutz Beeri, ubicado a seis kilómetros de la frontera con Gaza, se están llevando a cabo funerales para las víctimas de los ataques de Hamas. Los residentes de Beeri están consternados y exigen garantías de que no volverá a ocurrir.

En otras noticias, el grupo terrorista Hezbollah y el Ejército de Israel han estado involucrados en nuevas escaramuzas en la frontera. Como medida de seguridad, el Ejército israelí ha evacuado 14 asentamientos en el norte del país y ha ampliado el perímetro de seguridad en la frontera con Líbano. Estos nuevos asentamientos se han convertido en zonas de acceso restringido, aumentando la distancia de seguridad hasta aproximadamente cinco kilómetros.