Día Internacional de la Mujer: ¡Nada que celebrar!

0
123

En Venezuela, el Día Internacional de la Mujer no puede ser motivo de celebración cuando ellas y sus familias están sufriendo de hambre y pobreza debido a las políticas impuestas por el Estado. La crisis económica y la hiperinflación incontrolable han dejado a las mujeres con salarios míseros, convirtiéndolas en verdaderas heroínas.

Las mujeres venezolanas siguen sufriendo las consecuencias de la indiferencia del gobierno, que les niega derechos básicos como el bienestar social y una buena calidad de vida. Es imposible sobrevivir en medio de una crisis económica con salarios bajos que no alcanzan para cubrir los productos básicos de una canasta alimentaria que cuesta alrededor de 500 dólares. Además, no tienen acceso garantizado a la salud debido a las condiciones precarias de los hospitales, donde los familiares y los pacientes deben llevar todo lo necesario para recibir atención médica. El colapso de los servicios públicos, particularmente el agua y la electricidad, con racionamientos constantes, también deja a las mujeres en situación de vulnerabilidad, ya que muchas de ellas son el sostén principal del hogar.

El Estado sigue ignorando las justas demandas de las mujeres venezolanas, ya que su única prioridad es el poder político, lo que viola sus derechos humanos y los de aquellos que dan vida en este país.

Por todas estas razones, no hay nada que celebrar en el Día Internacional de la Mujer en Venezuela, ya que el Estado se niega a garantizar una vida digna y segura para nuestras mujeres venezolanas.