Dirigentes del PCV reiteran que intervención dictada por el TSJ es un acto fraudulento

2
284

El Partido Comunista de Venezuela (PCV) ha reafirmado su rechazo a la intervención judicial que tuvo lugar el pasado mes de agosto, cuando el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) nombró una junta directiva ad hoc para el partido. Según los líderes tradicionales del PCV, esta intervención es un acto «fraudulento» perpetrado por el gobierno.

En un comunicado, la dirigencia del partido ha denunciado las mentiras del gobierno y ha afirmado que no lograrán ocultar el asalto cometido contra el PCV. Además, han rechazado las acusaciones de corrupción por parte del presidente Nicolás Maduro, asegurando que es él quien está rodeado de corruptos.

El PCV ha destacado que su dirección electa por las bases está compuesta por personas «incorruptibles y leales a la clase trabajadora». Asimismo, han advertido que las acusaciones del gobierno marcan el inicio de una nueva fase de agresión contra los comunistas, en la que se intentará fabricar expedientes falsos contra la verdadera militancia y dirigencia del partido.

En agosto de 2023, el Tribunal Supremo designó a Henry Parra como presidente de la nueva junta directiva del PCV. Desde entonces, el partido ha mantenido una postura crítica hacia el gobierno de Maduro, rompiendo así su cercanía con el chavismo, con el cual estuvo aliado desde 1999.

El PCV, como la formación política más antigua del país, ha desempeñado un papel importante en la historia política de Venezuela. Sin embargo, en los últimos años ha experimentado tensiones internas y ha adoptado una postura crítica hacia el gobierno de Maduro. A medida que la situación en el país continúa evolucionando, es probable que el PCV siga siendo un actor relevante en el panorama político venezolano.

2 COMENTARIOS

  1. Sólo aquí. Comunistas atacando a comunistas y llamándolos corruptos.
    Antonces ? Same story fifty years ago, MAS calling themselves the real commies, not the ones in the fake Partido Comunista de Venezuela.

  2. Antes cuando estaban en la buena se hacían los ciegos y sordos; ahora se quejan porque sus secuaces les aplican a ellos la misma dosis de «patria» que a los demás partidos.

Los comentarios están cerrados.