Disidente chino que hizo burlas del presidente en el 2016 llega a Corea del Sur tras escapar del país en moto acuática

0
235

Kwon Pyong, que había sido encarcelado en el pasado por insultar al presidente chino Xi Jinping, recorrió 300 kilómetros hasta llegar a la ciudad costera de Incheon.

Un disidente chino ha sido interceptado por la Guardia Costera de Corea del Sur tras viajar más de 300 kilómetros en moto acuática para escapar de China.  Kwon Pyong, de 35 años, fue encarcelado en su tierra natal hace varios años por burlarse de su líder, Xi Jinping, dijo el miércoles un activista surcoreano.

La Guardia Costera de Corea del Sur dijo que había detenido a un hombre chino el pasado 16 de agosto después de haber viajado desde China en una moto acuática de 1.800 cc, vestido con un chaleco salvavidas y un casco, y llevando un telescopio, una brújula y cinco tanques de combustible.

Kwon Pyong fue encarcelado en China después de publicar una selfie en las redes sociales de él con una camiseta con lemas burlándose del presidente Xi en 2016

La Guardia Costera no identificó al hombre que fue detenido en la ciudad costera occidental de Incheon, pero el activista surcoreano Lee Dae-seon ha informado de que se trata de Kwon Pyong, quien fue encarcelado en China después de publicar una selfie en las redes sociales de él con una camiseta con lemas burlándose del presidente Xi en 2016.

«Parece haber decidido huir después de sentir presión política», dijo Lee, quien dijo que había visitado a Kwon en un centro de detención el martes. «Está considerando buscar refugio en un tercer país por ahora», dijo Lee, quien se describe en su sitio web como un activista por la solidaridad internacional y jefe de la oficina de Seúl del grupo llamado «Diálogo China».

Kwon parecía gozar de buena salud después de su viaje en moto acuática, que según los medios surcoreanos duró 14 horas, dijo Lee.

Radio Free Asia, con sede en Estados Unidos, informó que Kwon fue encarcelado en 2017 después de «usar palabras, imágenes y videos para insultar y difamar al gobierno de este país y al sistema socialista» en las redes sociales.

Un funcionario de la Guardia Costera de Corea del Sur dijo que el hombre no había pedido refugio o asilo durante su investigación.

Con información de La Vanguardia