Ecuador se prepara para desplegar un fuerte operativo policial para garantizar la seguridad durante las elecciones

0
244

Ecuador se prepara para implementar un operativo policial masivo en todo el país con el objetivo de garantizar la seguridad de los candidatos y los electores durante las elecciones de este domingo. Después de semanas turbulentas y en un ambiente de profundo temor debido a la muerte de los aspirantes Fernando Villavicencio y Pedro Briones, el gobierno ecuatoriano, encabezado por Guillermo Lasso, busca transmitir tranquilidad a la población y evitar que ocurra otro incidente similar.

La presidente del Consejo Nacional Electoral, Diana Atamaint, señaló que a pesar de los lamentables sucesos de los últimos días, las Fuerzas Armadas y la Policía están trabajando para proteger, sobre todo, la vida de los ecuatorianos y así asegurar que todos puedan ejercer su derecho al voto. Para lograrlo, a partir de este miércoles se desplegarán alrededor de 100.000 efectivos de la fuerza pública en todo el país con el fin de prevenir y brindar seguridad durante el proceso electoral.

El ministro del Interior, Juan Zapata, agregó que también se establecerán tres puestos de mando unificados a nivel nacional desde donde se realizará el monitoreo y se activarán los ejes de inteligencia e información en caso de ser necesario. De los 100.000 policías desplegados, aproximadamente 53.707 estarán enfocados en la seguridad ciudadana, mientras que otros estarán asignados a la protección de 44 candidatos que solicitaron seguridad adicional. Estos agentes los acompañarán hasta que finalice el proceso electoral, una vez realizado el análisis respectivo.

Los candidatos que recibirán seguridad adicional provienen de ciudades como Esmeraldas, Guayas, Cañar, Manabí y Santo Domingo, algunas de las más violentas del país. Por su parte, el personal militar en los diferentes recintos electorales trabajará para garantizar la seguridad y tomar precauciones ante posibles actos de inseguridad, según explicó el delegado de las Fuerzas Armadas, Nilo Estrada, quien estará a cargo de la custodia del material electoral.

En cuanto a la población, se realizará una revisión de mochilas a quienes acudan con ellas a votar. Además, se implementará la ley seca durante 36 horas, desde el viernes 18 hasta el lunes 21, y se prohibirá la venta ambulante en los alrededores de los recintos electorales. El comandante General de Policía, Fausto Salinas, instó a la población a votar masivamente y salir rápidamente de los recintos electorales, con el objetivo de que el proceso se lleve a cabo en un clima de paz.

Estas medidas extremas de seguridad anunciadas por el gobierno ecuatoriano responden a la ola de violencia que ha estado afectando al país desde hace tiempo y que se ha intensificado en las últimas semanas. El incidente más relevante fue el asesinato a tiros del candidato presidencial Fernando Villavicencio durante un mitin político en Quito. Seis colombianos ligados al narcotráfico se encuentran bajo prisión preventiva, acusados de ser los autores del crimen, mientras que un séptimo sospechoso murió el mismo día. A esto se sumó el asesinato del político Pedro Briones, dirigente del partido Revolución Ciudadana en Esmeraldas, quien fue abordado por dos personas en una moto y fue baleado dos veces mientras se encontraba en un parque.

En medio de este clima de tensión y con una importante disputa política en juego, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea enviarán misiones de observación para verificar la legalidad y transparencia del proceso electoral que se llevará a cabo este fin de semana.