EEUU y Venezuela en conversaciones para nuevas exenciones a sanciones petroleras

0
345

Las negociaciones entre Estados Unidos y Venezuela para aliviar las sanciones impuestas a Caracas parecen estar progresando, según informa la agencia de noticias Reuters. Aunque aún es demasiado pronto para hablar de acuerdos finales, fuentes cercanas a las conversaciones revelan que se está considerando permitir que una empresa extranjera reciba petróleo venezolano para cancelar una deuda si el régimen de Nicolás Maduro reanuda las negociaciones con la oposición en México.

Desde el año pasado, representantes de ambos países se han reunido en Doha en un esfuerzo renovado por resolver la crisis política y económica en Venezuela. Las discusiones han abordado temas como elecciones presidenciales y se espera que se realicen reuniones separadas entre funcionarios venezolanos y representantes de la oposición en las próximas semanas.

Entre las empresas que podrían recibir una autorización para recibir petróleo venezolano se encuentra Maurel & Prom, socia de la estatal PDVSA. Aunque un portavoz de la empresa confirmó que han solicitado esta autorización, no se dieron más detalles al respecto.

Tanto el Departamento de Estado de Estados Unidos como los ministerios de Relaciones Exteriores de Venezuela y Qatar, junto con PDVSA, no han respondido a las solicitudes de comentarios sobre el progreso de las negociaciones.

No se ha confirmado si el alivio de las sanciones se aprobará inmediatamente después de que se anuncie el reinicio de las negociaciones en México, las cuales fueron suspendidas el año pasado. Fuentes en Washington informan que las conversaciones han avanzado en las últimas semanas, pero advierten que aún es prematuro hablar de acuerdos finales mientras las discusiones continúen.

Estas negociaciones también ponen a Qatar en el centro de la diplomacia mundial una vez más, ya que la nación ha sido sede de conversaciones entre Estados Unidos e Irán en el pasado. Además del alivio de las sanciones, la agenda de las reuniones también incluye la liberación de prisioneros, garantías para las elecciones y posibles soluciones para la afluencia de inmigrantes venezolanos en Estados Unidos.

Por otro lado, Estados Unidos ha anunciado que reiniciará las deportaciones de venezolanos que crucen ilegalmente la frontera con México como parte de un intento por frenar el aumento de migrantes. Sin embargo, también se ha propuesto una amplia propuesta para aliviar las sanciones al sector petrolero venezolano, permitiendo que más países y empresas importen petróleo venezolano si el país avanza hacia una elección libre.

Si se otorgan nuevas autorizaciones, esto brindaría un alivio a las empresas de energía que han estado tratando de cobrar deudas en Venezuela durante mucho tiempo. A largo plazo, también podría contribuir al objetivo del país de duplicar su producción de petróleo.

Hasta ahora, solo Chevron ha obtenido autorización para expandir sus operaciones en Venezuela y exportar petróleo a Estados Unidos desde noviembre pasado. Otras empresas, como Repsol y Eni, recibieron autorizaciones similares el año pasado para reanudar la importación de petróleo venezolano como forma de pago de deudas.

En resumen, las conversaciones entre Estados Unidos y Venezuela para aliviar las sanciones están progresando, aunque aún no se han alcanzado acuerdos finales. Se está considerando permitir que una empresa extranjera reciba petróleo venezolano como forma de pago de deudas si se reanudan las negociaciones entre el gobierno y la oposición en México. Además, se discuten otros temas como la liberación de prisioneros y soluciones para la crisis migratoria.