El 40% de los trabajadores del mundo tendrá que ser reentrenado en los próximos 3 años

0
271

La inteligencia artificial (IA) está ingresando en las empresas a un ritmo imparable, dejando a su paso una transformación sin precedentes. Aunque los riesgos de esta tecnología ya han sido señalados por destacados científicos, ahora estamos comenzando a ver los primeros estudios que analizan su impacto real en el mundo laboral. Un informe reciente elaborado por los expertos de IBM, una empresa líder en tecnología, revela que en los próximos tres años, aproximadamente 1.400 millones de trabajadores de todo el mundo deberán recibir capacitación adicional para poder adaptarse a las tareas modificadas por la IA y continuar desempeñando sus roles actuales.

Esto rompe con la perspectiva anteriormente planteada por analistas que afirmaban que se perderían millones de empleos como resultado de la IA. Según este estudio, aquellos trabajadores que logren adaptarse a los cambios y reciban la capacitación necesaria podrán mantener sus puestos de trabajo. Para llevar a cabo este informe, el IBM Institute for Business Value (IBV) realizó dos encuestas: una dirigida a 3.000 ejecutivos de alto nivel de 28 países, y otra a 21.000 trabajadores de 21 países.

La conclusión principal es que el 40% de los empleados, es decir, alrededor de 1.400 millones de los 3.400 millones de trabajadores existentes en el mundo según el Banco Mundial, necesitarán recibir una formación adicional debido a la implementación de la IA generativa y la automatización por parte de las empresas. Aunque se espera que los empleados de todos los niveles se vean afectados, aquellos en puestos de nivel básico serán los más vulnerables. El 77% de los ejecutivos encuestados afirmaron que los puestos de nivel inicial ya están experimentando los efectos de la IA, y se espera que estos se intensifiquen en los próximos dos años. En el caso de los puestos ejecutivos o de alta dirección, este porcentaje desciende al 22%.

Un estudio previo publicado en marzo había predicho que la IA eliminaría al menos 300 millones de puestos de trabajo de manera casi inmediata. Sin embargo, el 87% de los ejecutivos que participaron en el informe de IBM no creen que esto suceda, y sostienen que, por el contrario, se necesitarán más trabajadores especializados. Según el Foro Económico Mundial, la revolución de la IA alterará 85 millones de empleos en todo el mundo en los próximos dos años y creará 97 millones de nuevos puestos de trabajo. Además, se proyecta que el 44% de las habilidades requeridas por los trabajadores se verán afectadas entre 2023 y 2025, un aumento de nueve puntos porcentuales en comparación con la proyección anterior.

La investigación de IBM-IBV también reveló que aquellos que logran adaptarse a las nuevas tecnologías no solo tienen más posibilidades de mantener su empleo, sino que también tienen mayores oportunidades de obtener mejores remuneraciones. Según el informe, los cambios laborales impulsados por la tecnología generan un crecimiento salarial promedio del 15%. Aquellos que se centran en la IA experimentarán un crecimiento salarial un 36% mayor que sus colegas. Por supuesto, esto varía según el puesto. Los empleos en los departamentos de Compras en empresas multinacionales son los que tienen menos probabilidades de ser eliminados, seguidos por aquellos en los departamentos de Riesgo y Cumplimiento, y Finanzas. Por otro lado, los puestos en Atención al Cliente y Marketing son los más inseguros.

Otro hallazgo interesante es la disminución de la importancia de las habilidades STEM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Matemáticas) que hasta 2016 se consideraban requisitos clave para obtener los mejores empleos. En 2023, las habilidades críticas más importantes serán la gestión del tiempo y la capacidad de establecer prioridades, seguidas por la capacidad de trabajar en equipo y comunicarse eficazmente.

A pesar del optimismo de los empresarios entrevistados para este estudio, el viceprimer ministro del Reino Unido, Oliver Dowden, ha advertido sobre las consecuencias del rápido avance de la IA. Dowden señala que la IA transformará completamente casi todos los aspectos de la vida en los próximos años, y que su impacto será mucho más rápido y extenso que revoluciones pasadas, como la invención del motor de combustión interna o la Revolución Industrial.

Otros estudios sobre el impacto de la IA también revelan realidades preocupantes. El estrés y la ansiedad causados por la pérdida de empleos han llevado al 80% de los trabajadores del sector tecnológico a recurrir a medicamentos o al consumo excesivo de alcohol como mecanismos de supervivencia. Además, se pronostica que aquellos que no utilicen la IA serán reemplazados por aquellos que sí lo hagan, lo cual plantea un desafío adicional para aquellos que no se adapten a esta tecnología. Paradójicamente, IBM ha anunciado que dejará de contratar para puestos que podrían ser desempeñados por la IA, demostrando así su compromiso con la aplicación de estas tecnologías en su propio negocio.