El bolívar fue la moneda más devaluada de América Latina en 2022, según Índice Big Mac

0
414

Según la más reciente edición del Índice Big Mac, indicador basado en la teoría de la Paridad del Poder de Compra que publica The Economist desde 1986 y que se actualizó en diciembre de 2022, indicó que el bolívar cerró como una de las monedas más devaluadas del mundo.

ND

Para diciembre de 2022, una hamburguesa Big Mac en Venezuela costó 56,3 bolívares, mientras que en EEUU se ubicó en 5,36 dólares, lo que sugiere -indica el dato de The Economist– una paridad de 10,50 bolívares por dólar. «La diferencia entre esta tasa de cambio y el tipo de cambio de 20,71 bolívares, a la fecha del estudio, sugiere que el bolívar venezolano está devaluado en 49,3%».

«En Estados Unidos un Big Mac cuesta $5,36, un aumento de más del 6% en los últimos dos años. La combinación de precios en aumento y una moneda en alza amenaza con desequilibrar los precios estadounidenses con respecto a los de otras partes del mundo. Hace dos años, por ejemplo, el Big Mac era un 26% más barato en Japón que en EEUU. En principio, esto sugiere que el yen estaba infravalorado y debería haber subido frente al dólar. De hecho, ocurrió lo contrario. Un Big Mac es ahora un 40% más barato en Japón», explicó.

Sobre Venezuela, destacó que el bolívar es, por mucho, la moneda más devaluada entre los países de América Latina registrados en el marcador, entre ellos Argentina, Nicaragua, Colombia, Chile, Perú y México, mientras que Uruguay es el único país de la región que aparece con un tipo de cambio sobrevaluado en comparación con el dólar estadounidense.

Las monedas menos devaluadas frente al dólar en América Latina, según el Índice Big Mac, son el peso argentino con un diferencial de -1% del peso en relación con el dólar; Costa Rica, con una devaluación de -7,4%; Chile, con un diferencial de -11,4% del peso con respecto al valor del dólar; Brasil, -17,2%; Nicaragua, -21,2%; México, -21,8%; Colombia, -22,4%; Honduras, -24,5%; Perú, -33,2%; y Guatemala, -35,8%.

El Índice Big Mac es publicado desde 1986 y utiliza uno de los productos de comida rápida más extendido en el planeta como indicador aproximado y no oficial del valor de las principales monedas del mundo frente al dólar estadounidense como moneda de referencia.