El cánciller ruso se reunió con el dictador Nicolás Maduro en su búsqueda de apoyo en América Latina

0
331

La reunión finalizó sin declaraciones a los medios, pese a que habían sido convocados para la actividad

Infobae

El dictador venezolano, Nicolás Maduro, recibió la noche de este martes al ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, un encuentro con el que el funcionario que responde al régimen de Vladimir Putin cierra su visita en Caracas, donde los representantes de ambas naciones se comprometieron a “ampliar la cooperación bilateral”.

La reunión, celebrada en el palacio presidencial de Miraflores -sede del poder Ejecutivo venezolano-, finalizó sin declaraciones a los medios, pese a que habían sido convocados para la actividad.

No obstante, Maduro había adelantado que abordarían la cooperación bilateral y la presencia de Rusia en América Latina y el Caribe, una información que no fue confirmada este martes por ninguna de las partes.

El canal oficial de propaganda chavista, Venezolana de Television (VTV), informó que ambos funcionarios se reunieron para abordar el “mapa de cooperación, temas relevantes de la agenda internacional, los desafíos de la geopolítica actual y los proyectos en marcha”, además del “impacto de la presencia de Rusia” en Latinoamérica y el Caribe como “gran aliado” de la región.

Al encuentro también asistió el ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela Yván Gil, con quien, previamente, se reunió Lavrov en la sede de la Cancillería, donde acordaron “ampliar el ritmo y también volúmenes” de la cooperación en materia de petróleo, medicina, agricultura, farmacéutica y nuevas tecnologías, entre otras áreas, según declaró el funcionario ruso.

Tras la reunión, Maduro despidió a Lavrov, quien tiene previsto visitar Cuba y Nicaragua -países que mantienen intensas relaciones económicas y políticas con Rusia- como parte de su gira latinoamericana, que comenzó en Brasil.

Durante su visita en Caracas, el canciller ruso también se reunió con Delcy Rodríguez, mano derecha del régimen chavista.

Según los medios de propaganda de la dictadura venezolana, ambos países mantienen “intensas relaciones económicas y políticas” que se reflejan en los acuerdos suscritos, los más recientes, en diciembre, en las áreas de salud, energía y transporte marítimo, entre otras.

Este martes, ambas naciones acordaron, durante la reunión de sus cancilleres, una serie de “nuevos acuerdos” en materia de cultura y educación, que incluyen 200 becas para que ciudadanos venezolanos estudien en universidades rusas.

Venezuela y Rusia, que celebraron en marzo el septuagésimo octavo aniversario de sus relaciones diplomáticas, han fortalecido los lazos y la cooperación desde la llegada de la llamada revolución bolivariana al país caribeño en 1999.

Previo a aterrizar en Caracas, Lavrov visitó Brasil, donde se reunió con el presidente Luiz Inácio Lula da Silva y con su homólogo, Mauro Vieria. En estos encuentros abordaron el conflicto iniciado por Putin en Ucrania, sobre lo que Lavrov comentó que “Brasil y Rusia tienen una única visión”, y sumó que “Moscú quiere poner fin al conflicto lo antes posible. Sin embargo, quiere que sea de forma duradera y no inmediata”.

Apuntó nuevamente contra los países de la OTAN y Occidente, a quienes acusó de no haber cumplido “los compromisos que asumieron a inicios de este siglo”, en alusión a los acuerdos de Minsk, de 2014.

Tras su estadía en Venezuela, Lavrov continuará su gira por Cuba y Nicaragua, otros dos países con los que mantiene intensas relaciones económicas y políticas.

En diciembre, el dictador cubano Miguel Díaz-Canel ya había expresado su deseo por fortalecer la “asociación estratégica” entre Moscú y La Habana este 2023, con “la voluntad común de profundizar el diálogo político y los vínculos económicos, comerciales, financieros y de cooperación”.