El chavismo toma delantera con sus primarias mientras la oposición negocia

@DolarToday / Aug 7, 2021 @ 9:00 pm

El chavismo toma delantera con sus primarias mientras la oposición negocia

Con el cronograma en contra, sectores importantes de oposición aún no deciden su participación en los comicios regionales y mucho menos el mecanismo de selección de candidatos, mientras el oficialismo avanza con unas primarias fuertemente tuteladas por la dupla Maduro-Cabello

@Reyestheis – RunRunes

21 de noviembre de 2021, esa es la fecha definida para las elecciones regionales en Venezuela y mientras el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) ya adelanta un proceso de primarias interno para seleccionar a sus aspirantes, en la oposición todavía deshojan la margarita si participan o no en los comicios.

Desde la diversa y fragmentada oposición, la posibilidad de convocar a unas primarias es vista con interés por algunos, otros insisten en que el consenso es una mejor alternativa para la selección de los candidatos. Pero, otro grupo alerta: “¡Calma! Definamos primero si vamos a esos comicios”, todo esto mientras el cronograma electoral avanza y en agosto hay que presentar postulaciones ante el Consejo Nacional Electoral (CNE).

“Ojalá el problema fuera decidir sobre los candidatos, porque las elecciones primarias te resuelven el problema muy fácilmente. Lo complejo es decidir si vas o no a la elección, cómo vas, o qué intercambias o negocias alrededor de eso. Eso no se resuelve con elecciones primarias. O sea, tienes que resolver eso primero antes de que la elección primaria realmente pueda ocurrir”, advierte el presidente de Datanálisis Luis Vicente León.

Y precisamente el tema de la participación no está saldado, así lo destaca el diputado de Primero Justicia Juan Pablo Guanipa. Esa organización, junto a otros partidos como Acción Democrática (Henry Ramos Allup), Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo, Causa R y otras organizaciones políticas y de la sociedad civil conforman la llamada Plataforma Unitaria, que se mantiene expectante al diálogo con la representación del chavismo.

“No está decidido si vamos a participar o no en ese proceso electoral. Es un tema que está en discusión. PJ y la alternativa democrática han dicho que nuestra lucha es para ejercer presión para lograr condiciones y una agenda electoral que incluya la Presidencia de la República, para que vayamos al centro de la dificultad del país. Tenemos un problema grave con Nicolás Maduro en la Presidencia y tenemos que luchar para que el pueblo pueda tomar la decisión y que se pueda producir un cambio político en Venezuela. Hay una negociación en puerta y hay un llamado electoral con un CNE de dudosa legitimidad que tenemos que discutir”, asevera Guanipa.

El líder justiciero señala al régimen de Nicolás Maduro de torpedear el inicio formal de las negociaciones luego de las gestiones pendulares de una representación de Noruega. Opina que la demora es “porque sienten –en Miraflores- que pueden llevarnos sin condiciones, o con un espejismo de condiciones” al proceso electoral.

No obstante, Guanipa hace la salvedad que en caso que la oposición diga que sí hay condiciones electorales, “con un cronograma que nos permita visualizar un desenlace a la crisis de país”, hay dos posibilidades paras seleccionar los candidatos a las regionales: “el mecanismo del consenso, y si no es posible, el mecanismo de la elección primaria”.

Primarias, si es necesario
David Uzcátegui es figura emblemática en el municipio Baruta del estado Miranda. Luego de que Henrique Capriles Randonski dejó de ser alcalde esa localidad y se convirtió en el gobernador de ese estado, aspiró suceder a Capriles en el ayuntamiento baruteño, pero fue objeto de inhabilitación política que le impidió lograr su objetivo, a pesar de que era amplio favorito en las encuestas.

Entonces cambió la estrategia y decidió respaldar en las elecciones de 2017 a un colaborador suyo: Darwin González, actual alcalde. Uzcátegui quien ejerce poder e influencia en esa Alcaldía, aspira la Gobernación de Miranda, ha motorizado la unión de varios alcaldes y dirigentes en el ámbito nacional, quienes no están dispuestos a esperar los resultados de una mesa de negociación. Están en la calle con el lema de “defender la casa” y tienen un partido nacional recién aprobado: Fuerza Vecinal.

En cuanto a los mecanismos de selección de aspirantes, Uzcátegui tiene un dicho que reza: “Tanto consenso como sea posible, encuestas como sean necesarias y primarias como sean inevitables”. No obstante, considera que las primarias son el método más democrático. “Cualquier excusa que quiera dar un candidato está fuera de lugar. Los líderes deben someterse a la voluntad popular”, expresa.

En ese sentido, sostiene que está dispuesto a medirse a Carlos Ocariz y a cualquier otro aspirante en una consulta popular para definir el candidato a la Gobernación de Miranda por la oposición, aunque -con algo de ironía- dice no estar seguro que Ocariz aspire “porque ha llamado a no votar en las últimas seis elecciones”.

Sobre las negociaciones políticas entre el régimen y la oposición, David Uzcátegui considera que “Todo aquel diálogo que conlleve a un acuerdo para hacer progresar a nuestra gente es bienvenido”, pero acota que no participar en las elecciones “no es una buena estrategia” porque lo que hace es fortalecer al chavismo.

Se solicitó a Carlos Ocariz su opinión para este reportaje, sin embargo no fue posible obtenerla.

La Mesita
El Movimiento al Socialismo (MAS) forma parte de las organizaciones que integraron en 2020 la Mesa de Diálogo Nacional que atendió el llamado de Nicolás Maduro a conversar, cuando la oposición liderada por el presidente interino Juan Guaidó desechaba cualquier acercamiento con el chavismo. Ese partido integra con otras organizaciones- algunas de las cuales han sido intervenidas por orden judicial- la llamada Alianza Democrática Nacional.

Sobre las posibilidades de unas primarias, el presidente de la tolda naranja, Felipe Mujica, expresa que “A todo evento hay que tratar de lograr que en estas elecciones la oposición pueda llevar la mayor cantidad de candidatos unitarios y únicos, sobre todo para gobernadores”.

Dice que la dificultad de las primarias es que dejan muchas heridas, “por eso preferimos el consenso. Pero si el nivel de desacuerdo en la oposición es tan grande, no habría otro camino que escoger las primarias”. En ese sentido, el MAS propuso los primeros 15 nombres como candidatos a las gobernaciones para dar el silbato de salida a la negociación de consensos.

La lista la integran: Amazonas: Nixon Maniglia, Anzoátegui: Felipe Elías Mujica (hijo del presidente del MAS), Apure: Luis Lippa, Aragua: Richard Mardo, Barinas: Rafael Rosales Peña, Bolívar: Américo De Grazia, Delta Amacuro: Abrahán Gómez, Falcón: Elisanower Depoll, Guárico: Eduardo Manuitt, La Guaira: Arquímedes Rivero, Lara: Henri Falcón, Mérida: Ramón Guevara, Nueva Esparta: Antonio Figueroa, Sucre: Ramón Martínez y en Táchira: Laidy Gómez.

Pero como era de esperarse, esta propuesta no es bien vista en la Plataforma Unitaria. “Tenemos que definir primero quiénes somos”- advierte Juan Pablo Guanipa- porque hay personas que se disfrazan de opositores, hay alacranes que han recibido dinero de Nicolás Maduro para simular ser opositores y convivir con él”, asevera.

Añade el líder zuliano, quien fue electo gobernador del Zulia en 2017 y luego obligado a abandonar su cargo por no juramentarse ante la Asamblea Nacional Constituyente: “Sentarnos con el MAS no tiene sentido, porque es un partido entregado a Nicolás Maduro. Lo que se llama la Mesita, y el MAS es parte de eso, son un grupo de partidos y dirigentes que alguna vez fueron opositores, que se entregaron a Maduro y cohabitan con él y que han logrado espacios supuestamente para representar a la oposición, pero que no la representan. La gente sabe quién es quién en este país”.

Felipe Mujica por su parte dice: “Hay que colocarse por encima de las descalificaciones y saber que hay una nueva oportunidad, rescatando al voto como herramienta de lucha”.

Legitimidad por la base
Un factor fundamental en el seno opositor ha sido el ex gobernador Capriles Radonski, quien movió el tablero político el año pasado al proponer la negociación de condiciones para que la oposición participara en los comicios parlamentarios, contrario a la tesis de la continuidad administrativa argumentada por el llamado Gobierno interino presidido por Guaidó y del que el líder de PJ, Julio Borges, forma parte.

“Tenemos poco tiempo para tomar una decisión en colectivo”, dijo Capriles el 26 de mayo pasado en una entrevista con la periodista Luz Mely Reyes.

Dijo que si bien el objetivo de la oposición no es una elección de alcaldes y gobernadores, “Sabemos la relevancia que tiene esa voz (en la provincia) y Venezuela no es Caracas”.

Además mostró interés en la legitimación de los liderazgos por la base. “Hay que darle voz a la gente que vive en los municipios, en las parroquias. Resolvamos el tema de quiénes van a luchar el 21 de noviembre, si logramos recuperar la vía electoral. Es la mejor legitimidad: La propia gente los va legitimar”, indicó.

A Capriles le preocupa que “sigamos en discusiones, mientras el régimen va a decidir muy pronto quiénes son los que van a luchar. En el PSUV se van a poner de acuerdo, nosotros también tenemos que ponernos de acuerdo”.

Primarias primero
El sociólogo Trino Márquez destaca que los estudios de opinión que maneja, como el de Consultores 21, indican que las personas que se autodefinen como opositores quieren participar en la elección de los candidatos a gobernadores para que esa escogencia no sea una decisión cupular entre los partidos.

Señala que en este momento la intención de voto es muy baja: Alrededor del 42% de los encuestados están dispuestos a participar, pero quienes se autodefinen como oficialistas o chavistas tienen una intención de voto cercana al 62% por 25% de los opositores.

“Entonces un mecanismo que tiene la oposición para estimular la intención de votos es convocando a unas primarias en los sitios donde sea conveniente y con algunos candidatos de consenso con un fuerte liderazgo”, opinó.

Para Márquez, es importante que la oposición agrupada en la Plataforma Unitaria tome rápido una determinación. “Si te conectas con la comunidad internacional, dices que vas a participar, das los pasos para esa participación, convocas a las primarias, y en ese movimiento exiges condiciones, probablemente las vas a conseguir (las condiciones), lo que no es posible en decir yo no participo hasta que me den todo, porque la única fuerza real que tiene la oposición es el apoyo de la comunidad internacional”.

Por su parte, Luis Vicente León cree que la oposición debe separar el tema de las elecciones regionales del tema nacional-Presidencial en las negociaciones con el chavismo, porque las elecciones de gobernadores y alcaldes ocurrirán de igual manera.

El chavismo
Por el lado del chavismo, el pasado 27 de junio inició su proceso de postulaciones para quienes aspiran ser candidatos a gobernadores, alcaldes y representantes ante sus respectivos entes legislativos. El proceso se lleva a cabo con un reglamento complicado y en el que Nicolás Maduro tiene la facultad de tomar las decisiones que considere convenientes.

Para el proceso de postulación, cada militante podía hacer su propuesta ante su Unidad Bolívar-Chávez (UBCH) a las que estaba adscrito y luego se contaban los apoyos de la militancia a cada postulación.

Pero es la Comisión Electoral la que luego de la postulación debe evaluar los aspectos cualitativos del candidato, como su comportamiento, y los cuantitativos, como el apoyo que recibió su postulación y si se considera necesario aplicar encuestas. Analizados estos tres elementos se procede a proponer a Nicolás Maduro, en su rol de Presidente del PSUV, si ese proceso debe ir a primarias o queda de una vez designado un candidato por haber obtenido más del 85% de los votos para su postulación.

En todo caso, Maduro tenía la palabra final en todos los escenarios: Cuenta con el poder para decidir qué elecciones van a primarias, quiénes serán candidatos a esas primarias, o escoger de una vez los candidatos a las elecciones regionales sin necesidad de pasar por el proceso interno.

“El proceso de primarias del chavismo es clásico de los partidos autoritarios. Pero así han sido sus procesos previos”, señala el presidente de Datanálisis, Luis Vicente León.

Dice que “hay divisiones importantes dentro del chavismo. Facciones, tendencias, líderes con intereses encontrados, que es normal”. No cree que por ello pueda colapsar el chavismo. “Maduro reconoce en Diosdado Cabello un actor fundamental del equilibrio chavista.

Ambos reconocen que se necesitan”, sostiene.

León estima que “puede haber divisiones locales en la base de la pirámide, pero no creo que hay una magnitud importante para que represente un poder”.

Resultados y denuncias
El primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, fue el encargado de informar los resultados de la fase de postulación. Aseguró que 100.975 personas fueron postuladas como candidatos a los distintos cargos en pugna. “Es el primer saldo altamente positivo, que un partido desde sus bases postule que cree en el liderazgo de más de 100.000 personas”, expresó.

Además informó que a los actuales gobernadores y alcaldes se les impuso unos límites para seguir adelante con sus aspiraciones. En el caso de los gobernadores, debieron obtener 35% o más de apoyo y en el de los alcaldes la cifra se fijó en 30%. Cabello informó que los que no obtuvieron esas cifras debían dar paso a otros cuadros del PSUV.

Además quienes ocupaban cargos de alto gobierno y aspiraban a ser candidatos para las regionales, debían contar con la autorización de la Dirección Nacional del partido.

El proceso no estuvo exento de críticas y denuncias. Las redes sociales sirvieron de mecanismo para que los supuestos afectados informaran de abusos, faltas en el reglamento, uso de bienes públicos y hasta compra dolarizada de postulaciones.

Yukency Montilla: Ramón Carrizalez en Apure no quiere soltar la teta e hizo de todo trampas chantajes quiere seguir con la ética aquí no lo quiere nadie acabo con apure hasta cuando tanta corrupción dañando el legado de nuestro presidente eterno.

Las amplias facultades de Maduro y de Cabello, como parte de la Dirección Nacional, también sirvieron para quitarse del camino a posibles adversarios que pudieran disputar el poder que ambos comparten en el PSUV. Desde México, el embajador de Venezuela, Francisco Arias Cárdenas fue informado por el canciller Jorge Arreaza, que no podía seguir en la contienda para la Gobernación del estado Zulia y de esta forma deja la vía libre al actual mandatario regional Omar Prieto.

Arias Cárdenas, ex gobernador del estado, figura estelar del 4 de febrero junto a Hugo Chávez y contendiente de este en las elecciones presidenciales de 2000, expresó su punto de vista en su cuenta de Instagram @Panchoarias2012. Denunció que hubo “presiones y amenazas” al electorado psuvista.

“Quedamos segundo en postulaciones, segundo en votaciones y eso implica un primer lugar con lo que representa 5.000 kilómetros de distancia (estaba en México) y sin gobierno (como sí lo tenía Prieto)”.

Añadió que para ser candidato “no era solamente (necesario) la voz del partido, que era la voz de Dios, sino también la decisión de la Dirección Nacional”. No obstante, dijo que acata la decisión, que seguirá cumpliendo sus funciones en México y solicitó a los zulianos respaldar ahora la postulación del alcalde del municipio Mara, Luis Caldera.

Al exalcalde Maracaibo y actual cónsul de Venezuela en Milán, Italia, Giancarlo Di Martino, tampoco se le permitió continuar adelante con su aspiración para el ayuntamiento marabino y también mostró en Twitter su respaldo a Caldera.

Giancarlo Di Martino: Pido a la militancia que cree en mí y en el embajador de Venezuela en México, Francisco Javier Arias Cárdenas, que demos todo el apoyo al camarada Luis Caldera quien, como precandidato a la Gobernación del Zulia, va a las primarias del próximo 8 de agosto. @PanchoArias2012

Elías Jaua, quien en 2012 fue candidato a la gobernación del estado Miranda, pretendía otra vez nominarse por ese estado, pero otra vez la dupla Maduro-Cabello se hizo sentir y su postulación fue desestimada: “La escogencia de precandidatos, de acuerdo al reglamento del @PartidoPSUV, no sólo dependía del número de postulaciones, sino también de otras decisiones. Seguiremos luchando por la unidad programática del Chavismo y por un buen porvenir para Venezuela ¡Todo tiene su tiempo!”, reaccionó Jaua en su cuenta en Twitter.

Jaua fue figura estelar dentro del gabinete de Hugo Chávez y Nicolás Maduro lo echó a un lado al obtener la Presidencia, desde entonces ambos mantenían importantes diferencias.

Sobre el tema de las irregularidades, el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela matizó: “Si ha habido alguna irregularidad, abuso no revolucionario, no es por culpa de las bases, sino de quienes han estado aspirando a unos cargos”.

Cabello esgrimió algunas de las razones para apelar a las elecciones primarias como mecanismo de selección de aspirantes: “Ejercer gobierno en este momento es rudo, porque pega el desgaste y la crisis financiera”. Una realidad política que la tolda roja aspira a superar en los comicios regionales “con nuevas caras y nuevas situaciones”.

El 8 de agosto es la fecha que está marcada en el calendario para la realización de las elecciones primarias en el PSUV y presentar las postulaciones ante el ente electoral entre el 9 y el 21 agosto, de acuerdo al cronograma pautado por el CNE. Entre tanto la oposición aún sigue sin decidir su participación en los comicios regionales.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*