El envejecimiento del parque automotor dificulta la movilidad y el cuidado del medio ambiente en Venezuela

0
375

En Venezuela, el parque automotor presenta un promedio de 22 años de antigüedad, lo que ha generado problemas de movilidad y deterioro ambiental. La caída del poder adquisitivo y la falta de financiamiento bancario para la adquisición de nuevos vehículos son las principales causas de este envejecimiento.

Según Omar Bautista, presidente de la Cámara de Fabricantes de Autopartes (Favenpa), en los últimos años ha habido una disminución significativa en la entrada de vehículos nuevos al país. Mientras históricamente se incorporaban alrededor de 100,000 vehículos nuevos cada año, en los últimos siete años esta cifra se ha reducido a tan solo 5,000 al año.

Este envejecimiento del parque automotor ha generado problemas en las calles, donde es común ver vehículos averiados que ocasionan congestiones vehiculares. Además, muchos autos circulan sin las condiciones adecuadas, con fallas y expulsando humo contaminante, lo que afecta tanto a los pasajeros como al medio ambiente.

La Ley de Tránsito Terrestre establece que los propietarios de vehículos deben mantenerlos en perfectas condiciones de seguridad y someterlos a revisiones periódicas. Sin embargo, esta normativa no se cumple de manera efectiva, lo que permite la circulación de vehículos en mal estado y representa un peligro para los conductores y otros vehículos en las vías.

La falta de poder adquisitivo ha llevado a que muchos propietarios posterguen el mantenimiento y la compra de repuestos, lo que ha afectado también a la industria de autopartes. Según la Confederación de Industriales (Conindustria), el 73.2% de la capacidad instalada en este sector se encuentra ociosa.

A pesar de la crisis, se ha registrado un incremento en la venta de vehículos este año, alcanzando aproximadamente 7,000 unidades vendidas, aunque esto representa solo el 7% del nivel histórico. Sin embargo, la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez) advierte que actualmente no hay suficiente mercado para invertir en el ensamblaje de vehículos particulares, por lo que la mayoría de las ventas corresponden a camiones.

Según Omar Bautista, algunos consumidores con cierto poder adquisitivo y empresas que adquieren vehículos para sus ejecutivos han comenzado a cambiar sus automóviles, lo que ha impulsado las ventas. Sin embargo, no se espera una recuperación significativa debido a la falta de políticas de financiamiento bancario.

En resumen, el envejecimiento del parque automotor en Venezuela ha generado problemas de movilidad y deterioro ambiental. La falta de poder adquisitivo y de financiamiento bancario para la adquisición de vehículos nuevos han contribuido a este problema. A pesar de un ligero aumento en las ventas, se espera que la situación no se recupere completamente en el corto plazo.