El futuro del programa de parole humanitario, anunciado por el presidente Joe Biden el 5 de enero, se encuentra en incertidumbre mientras se dirige a juicio a partir del 24 de agosto.

0
481

Este programa se ha establecido para la reunificación de familias y ha sido creado para ciudadanos de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela que buscan ingresar a Estados Unidos.

Con Informacion de Diario Las Americas

Los solicitantes pueden buscar este beneficio a través de un patrocinador autorizado por el Departamento de Seguridad Nacional.

Sin embargo, el futuro del programa se encuentra en juego debido a una demanda presentada por 20 estados de Estados Unidos, controlados por republicanos.

Argumentan que el presidente no tiene la facultad legal para crear un programa de visados y que esto debería haber pasado por el Congreso.

El juicio comenzará el 24 de agosto y determinará si el programa continúa su aplicación o no.

La demanda ha llevado a una acumulación de solicitudes, con más de 1.5 millones de solicitudes presentadas.

En el caso de los ciudadanos cubanos, hay alrededor de 380,000 expedientes pendientes.

La experta en temas migratorios, María Herrera Mellado, señala que aunque Estados Unidos no está cerrado a la inmigración humanitaria, el programa de parole humanitario fue creado sin las condiciones establecidas en la ley.

La demanda presentada por estos estados podría prosperar, ya que tiene argumentos razonables y sólidos.

En caso de que la demanda sea exitosa y se declare ilegal e inconstitucional, las personas que ya ingresaron bajo este programa podrían ver sus casos suspendidos.

En cuanto a los que ya ingresaron, se menciona que aquellos bajo el parole podrían tener opciones como la Ley de Ajuste Cubano o el Estatus de Protección Temporal (TPS), dependiendo de su nacionalidad.

La incertidumbre rodea el futuro de este programa y su resolución en el juicio tendrá un impacto significativo en los inmigrantes que buscan beneficiarse de él.