El jefe del grupo Wagner se dirigirá a Bielorrusia sin enfrentar cargos judiciales en Rusia, según el Kremlin

0
474

Por Redacción NTN24

Este sábado, Yevgueni Prigozhin, líder del grupo mercenario Wagner que encabezó un motín fallido contra el ejército ruso, partirá hacia Bielorrusia sin enfrentar cargos judiciales en su contra ni en contra de sus hombres, según anunció el Kremlin.

Dmitri Peskov, portavoz del gobierno de Putin, afirmó que «se retirarán los cargos judiciales en su contra. Prigozhin se dirigirá a Bielorrusia. No se realizarán juicios contra los combatientes, teniendo en cuenta sus méritos en el frente durante el conflicto con Ucrania».

Peskov también afirmó que la rebelión frustrada del grupo Wagner no afectará la campaña de Moscú contra Kiev. «La operación militar especial continúa. Nuestros militares han logrado repeler la contraofensiva ucraniana», declaró el portavoz del Kremlin.

Además, Peskov expresó la gratitud de Rusia al presidente bielorruso, Aleksander Lukashenko, por sus esfuerzos para mediar en la crisis.

Como se recordará, el líder del grupo paramilitar anunció que sus hombres «se han retirado a sus campamentos para evitar derramamiento de sangre». Prigozhin explicó a través de un comunicado en la red social Telegram: «Ahora es el momento en que la sangre puede correr. Por eso… nuestras columnas están dando media vuelta y regresando en la dirección opuesta hacia los campamentos».

Prigozhin informó anteriormente que sus fuerzas derribaron un helicóptero del ejército durante su avance hacia la ciudad rusa de Rostov.

Tras la divulgación de esta información, se generó alarma en Rusia, y el presidente Vladimir Putin declaró que Moscú tomará «medidas firmes contra la amenaza mortal planteada por la rebelión armada del grupo Wagner».

En medio de esta situación, el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, afirmó que su ejército podría proteger a Europa de las fuerzas rusas y solicitó el suministro de armamento necesario para la defensa.

Zelenski subrayó que la seguridad del flanco este de Europa depende exclusivamente de la defensa de Kiev.