El Niño Guerrero ganaba alrededor de 3 millones de dólares al año en Tocorón

0
367

El Tren de Aragua, una banda criminal liderada por Héctor Rusthenford Guerrero Flores, conocido como el Niño Guerrero, lograba obtener alrededor de 3 millones de dólares al año desde el Centro Penitenciario de Tocorón, ubicado en el estado Aragua. Según Jeremy McDermott, director ejecutivo de InSight Crime, este líder criminal obtenía ingresos de diversas fuentes, incluyendo las extorsiones a otros reclusos.

En una entrevista para el programa Toque de Diana en La Romántica 88.9 FM, McDermott explicó que Tocorón se había convertido en el centro de operaciones del Tren de Aragua desde hace años. Esta banda criminal realizaba actividades delictivas como extorsión, secuestro, sicariato, robos y trata de personas no solo en Venezuela, sino también en países como Perú, Chile, Ecuador y Colombia.

El experto señaló que el centro penitenciario les brindaba a los miembros del Tren de Aragua una especie de fortaleza, permitiéndoles actuar sin ser molestados y reclutar y entrenar a nuevos integrantes. Aunque la toma de Tocorón por parte de las autoridades debilita a la banda, McDermott afirmó que el Niño Guerrero aún tiene presencia en otros lugares del país para dirigir las operaciones criminales.

El operativo realizado en Tocorón, que involucró a más de 11.000 funcionarios militares y policiales, fue considerado por McDermott como una estrategia del gobierno de Nicolás Maduro para mostrar su lucha contra el crimen, especialmente de cara a las elecciones de 2024. Sin embargo, tanto el experto como el Observatorio Venezolano de Prisiones creen que los líderes delincuenciales fueron alertados con anticipación y escaparon antes de la intervención.

Aunque el Ministerio de Interior, Justicia y Paz calificó la operación como un éxito, se estima que al menos entre 400 y 500 reclusos, incluyendo al Niño Guerrero y sus allegados, lograron escapar del penal. Según el periodista Román Camacho, se presume que los fugitivos se encuentren en zonas montañosas cerca de El Junquito.

El Niño Guerrero Flores, de 39 años, fue condenado a 17 años, 2 meses y 2 días de prisión por diversos delitos, que incluyen homicidio intencional, fuga de detenidos, aprovechamiento de cosas provenientes del delito, falsificación de documentos, ocultación ilícita de arma de fuego y asociación para delinquir. También se le acusa de usurpación de identidad, tráfico ilícito de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, ocultamiento de armas y vehículos robados, y cambio ilegal de placas de vehículos automotores.

Con Información de El Nacional