El papa Francisco telefonea a Milei y este le ratifica invitación para visitar Argentina

0
193

El Papa Francisco sorprendió a todos al realizar una llamada telefónica al presidente electo de Argentina, Javier Milei, en la que confirmó su aceptación para visitar el país en 2024. Esta conversación se convirtió en uno de los momentos más esperados durante la transición hacia el gobierno de Milei, quien asumirá el cargo el próximo 10 de diciembre.

Esta llamada telefónica fue descrita como «amena y muy buena» por los allegados a Milei, quienes se encontraban acompañando al presidente electo en el Hotel Libertador de Buenos Aires, donde ha establecido su centro de operaciones en las últimas semanas. Durante la conversación, el economista ultraliberal reiteró la invitación al Papa para que visite Argentina en 2024, un país al que no ha regresado desde que fue proclamado Papa en 2013. En respuesta, el Papa prometió enviarle un rosario para que lo acompañe en su próximo desafío como presidente.

Este contacto entre el Papa y Milei fue facilitado por Diana Mondino, diputada electa y referente en política exterior de La Libertad Avanza, quien consideró un gran «error» los comentarios de Alberto Benegas Lynch, una de las figuras destacadas del partido libertario, quien había propuesto «romper relaciones» con el Vaticano.

Milei interrumpió una entrevista que estaba siendo grabada para hablar con el Papa durante cinco minutos. Durante la campaña electoral, el presidente electo se disculpó en varias ocasiones por haber llamado en el pasado al Papa el «representante del mal en la Tierra» y aseguró que, en caso de que Francisco visitara Argentina, lo recibiría con «los honores» correspondientes a un jefe de Estado.

Por su parte, el Papa Francisco expresó su preocupación por los «payasos del mesianismo» en una entrevista previa a las elecciones, en la que mencionó su temor a los «encantadores de gente» que terminan «ahogando» a la sociedad. Sin embargo, esta llamada telefónica demuestra que existe un deseo de diálogo y acercamiento entre ambos líderes.

La visita del Papa Francisco a Argentina en 2024 promete ser un acontecimiento importante y esperado por muchos. Será una oportunidad para fortalecer los lazos entre la Iglesia Católica y el gobierno argentino, así como para abordar temas de interés común.