El reto de la Asociación Nacional de Autores Cinematográficos es recuperar la confianza de la comunidad cinematográfica

0
304

«La sombra del sol», la película dirigida por Miguel Ángel Ferrer, ha sido seleccionada para representar a Venezuela en los Premios Oscar. Este filme cuenta la historia de dos hermanos que luchan contra todo pronóstico para cumplir un sueño aparentemente inalcanzable. La Asociación Nacional de Autores Cinematográficos (ANAC) eligió esta película para competir en la categoría de Mejor Película Internacional en los premios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. Sin embargo, esta elección ha generado controversia y desconfianza entre algunos miembros de la industria cinematográfica venezolana, especialmente en el equipo de la película «Simón», que también estaba en la contienda y alega irregularidades en el proceso de selección.

El anuncio se hizo el 26 de septiembre, cuando la ANAC emitió un comunicado en el que anunciaba que «La sombra del sol» sería la representante de Venezuela en los Oscar. Sin embargo, en lugar de celebrar esta noticia, se desató una ola de críticas y cuestionamientos. El director de «Simón», Diego Vicentini, publicó un video en redes sociales enumerando las irregularidades que detectaron en el proceso de selección, como la negativa a escuchar argumentos a favor de su película y la presencia de personas vinculadas a otras películas en el comité.

El proceso de selección de la película representante de Venezuela en los Oscar involucró una votación en la que participaron cinco películas, de las cuales se eligieron dos finalistas. «La sombra del sol» obtuvo 12 votos y «Simón» obtuvo 10. El comité de la ANAC, compuesto por representantes de distintos gremios de la industria cinematográfica venezolana, fue el encargado de tomar la decisión final. Sin embargo, algunos miembros del comité cuestionaron la idoneidad de ciertos integrantes y la falta de debate profundo en la selección.

Ignacio Castillo Cottin, presidente del comité, asegura que el proceso de selección fue similar al de años anteriores, pero reconoce que hubo menos tiempo para la deliberación. Eduardo Viloria, otro miembro del comité, coincide en que el proceso fue el mismo que en oportunidades anteriores. Ambos defienden la calidad de ambas películas finalistas y consideran que representan al cine venezolano de manera destacada.

A pesar de las irregularidades denunciadas por el equipo de «Simón», la ANAC no ha respondido a su reclamo formal. Hasta ahora, la institución solo ha emitido una carta felicitando al comité por su trabajo en la selección. Esto ha generado aún más críticas y la sensación de que se está ignorando la situación.

Marcel Rasquin, productor de «Simón», considera que es necesario reevaluar los criterios para conformar el comité seleccionador y elevar el nivel de discusión. También señala la importancia de contar con representantes de reconocida trayectoria en el cine venezolano en el comité.

A pesar de las diferencias y controversias, tanto Miguel Ángel Ferrer como Diego Vicentini enfatizan que no ven esto como una competencia entre sus películas, sino como una oportunidad para reflexionar y mejorar el proceso de selección en el futuro. Ambos cineastas están dispuestos a apoyar cualquier cambio que se quiera implementar.

En conclusión, la selección de la película que representará a Venezuela en los Premios Oscar ha generado polémica debido a irregularidades en el proceso de selección. A pesar de las diferencias, tanto los realizadores de «La sombra del sol» como los de «Simón» reconocen la importancia de mejorar el sistema de selección y fortalecer la calidad del cine venezolano.