Encuesta revela que el 51% de los republicanos votaría por Trump en las primarias de 2024 a pesar de los cargos federales en su contra

0
650

De acuerdo a una encuesta nacional realizada por NBC News, más de la mitad de los republicanos, un 51%, votaría por el exmandatario (2017-2021) en las primarias para elegir al candidato republicano en las elecciones presidenciales de 2024. Por otro lado, el actual gobernador de Florida, Ron DeSantis, cuenta con el 22% de intención de voto.

Con información de EFE

El sondeo, realizado entre el 16 y 20 de junio, después de que se presentaran 37 cargos federales contra Trump y de que DeSantis oficializara su aspiración presidencial, revela que el exmandatario ha ganado cinco puntos porcentuales desde una encuesta anterior realizada en abril, mientras que el gobernador de Florida ha perdido nueve puntos.

A pesar de los cargos federales en su contra, el apoyo hacia Trump no solo se mantiene, sino que parece estar creciendo en comparación con otros precandidatos republicanos, especialmente Ron DeSantis, según Jeff Horwitt de la encuestadora Hart Research Associates, responsable del estudio junto a Public Opinion Strategies.

En la encuesta, otros precandidatos republicanos como el exvicepresidente Mike Pence obtuvieron un 7% de intención de voto, la exembajadora ante la ONU Nikki Haley un 4%, y el senador Tim Scott un 3%, entre otros.

Si se plantea un escenario hipotético en el que Trump se enfrentara al actual presidente de EE.UU., Joe Biden, el demócrata aventaja al republicano por cuatro puntos porcentuales, según el estudio que presenta un margen de error del 4%.

Según el promedio de encuestas del portal RealClear, el expresidente acumula una media del 52.1% de intención de voto, mientras que DeSantis se encuentra en segunda posición con el 21.5% y Pence en tercer lugar con el 5.8%.

Cabe mencionar que Trump fue acusado formalmente el 13 de junio en un tribunal federal de Miami de 37 delitos relacionados con documentos clasificados encontrados en su casa de Palm Beach (Florida) durante un registro en 2022. Estos cargos representan la primera acusación penal federal presentada contra un presidente o expresidente de Estados Unidos. Trump ha afirmado ser inocente de todos los cargos y ha calificado la situación como una «caza de brujas».