Entrevista a Tarek William Saab: defensa de la dictadura de Maduro, admisiones polémicas y la certeza de que “los venezolanos están regresando”

@DolarToday / Aug 29, 2021 @ 1:00 pm

Entrevista a Tarek William Saab: defensa de la dictadura de Maduro, admisiones polémicas y la certeza de que “los venezolanos están regresando”

El Fiscal General habló sobre Cuba, las negociaciones en México y los 5 millones de venezolanos que huyeron del país, un número en el que no cree. La justificación de Alex Saab como “diplomático” y proveedor del estado, y “el vaciado telefónico” a opositores

Por Laureano Pérez Izquierdo - Infobae

Se autopercibe poeta y quizás por ello se identifique con él y defienda que Silvio Rodríguez, el trovador, se haya encumbrado como un consejero de los artistas cubanos presos, a quienes recomienda -según reveló el funcionario- las maneras en que tienen que manifestar su descontento ante el régimen de Miguel Díaz-Canel. Tarek William Saab, fiscal general de Venezuela, no detiene su verborragia y vuelve una y otra vez sobre los mismos argumentos. Como los caminos que conducen a Roma, en la Venezuela de Nicolás Maduro, los caminos conducen a las “sanciones y el bloqueo económico”. Es el mantra que durante 60 años se repitió en la isla y cuyo eco ya suena en Caracas como respuesta a todo.

Saab también dice ser un implacable defensor de los derechos humanos, activismo que asegura registrar desde que cumplió 15 años, en sus inicios políticos. Durante la extensa entrevista con Infobae repiqueteó sobre ese concepto una y otra vez. Catorce veces. Sin embargo, no parece ser un hombre bañado en paciencia y se ofusca rápido ante algunas preguntas que hace carne como si constituyeran un ataque. Molesto por ser consultado por el estallido social y la represión del 11 de julio último en las calles de todo Cuba, el ex gobernador de Anzoátegui entre 2004 y 2012 prefiere cambiar de tema y hablar de Colombia y de las protestas de abril y mayo de 2021. Llama a Iván Duque “subpresidente” y afirma que quien ejerce la primera magistratura es Álvaro Uribe. “¿Al parecer, él es el presidente, ¿no?”.

Para el hombre de letras tampoco debería buscarse un hilo invisible que una las protestas cubanas y el secuestro de Freddy Guevara al día siguiente. Ese cautiverio pasó a ocupar minutos de los medios internacionales haciendo olvidar por horas lo ocurrido en las cárceles de La Habana, mientras el pueblo de Cuba aún continuaba incomunicado, sin internet. Llamativo, Saab no se inmutó cuando se lo consultó expresamente con la palabra “secuestro” para referirse a la captura del político. En cambio, resaltó que había sido liberado. Fue una concesión en la mesa de negociaciones de México.

A Guevara lo encerraron -de acuerdo al relato del propio Saab- por la desestabilización que vivía el país por la violencia desatada en Caracas que enfrentaba fuerzas nacionales con megabandas delictivas en la Cota 905, que finalmente fue militarizada por Maduro. El terror dominó la capital venezolana durante semanas. En su explicación, el jefe del Ministerio Público admitió haber hurgado en los móviles de ciudadanos, incluidos opositores. “En el vaciado telefónico que se le hace a muchas de las personas, incluido el propio Guevara… se pretendió crear un clima en Venezuela de sedición urbana, conocida como la ‘Fiesta de Caracas’, imagínate tú”.

Respondió a Michelle Bachelet y sus informes sobre violaciones sistemáticas a los derechos humanos alegando que su labor al frente de la fiscalía es poco menos que intachable. “Fíjate tú: han sido detenidos 554 funcionarios de distintos organismos y 31 particulares vinculados o asociados a violaciones a derechos humanos”, alzó la bandera Saab. Se insistió una y otra vez: ¿algún alto mando militar, policial o de inteligencia que rinda cuentas? Redobló la apuesta el abogado del estado: “Hemos acusado a 1152 funcionarios y 140 civiles”. Ante la pregunta de si el autor intelectual de las órdenes dadas a esos oficiales había sido detenido o encausado, el abogado y poeta se defendió: dice que no se le pregunta sobre un caso puntual sino generalizaciones, y que él podría explicar cualquier expediente. Ninguna autoridad política o militar con verdadero poder está detrás de las violaciones a los derechos humanos en Venezuela, de acuerdo a su fiscalìa. Sólo tenientes y capitanes que actuaron de forma autónoma.

Saab vuelve sobre el pasado. Habla de las masacres de Yumare y Amparo que quedaron impunes. Y recuerda que aportó su fina prosa para la redacción del capítulo de los Derechos Humanos y Garantías Constitucionales de la Carta Magna de 1999 que permitió a Hugo Chávez convertirse en el caudillo que encandiló a América Latina cuando el petróleo aún fluía a cántaros en cada esquina venezolana. Hoy, esos recursos naturales -bajo la perezosa producción de PDVSA- son absorbidos por Rusia, China y Cuba, acreedores implacables. Estos amigos también se llevan otros tesoros del Arco Minero del Orinoco. “Yo digo ‘el que no la debe no la teme’. En Venezuela, quien cometa violaciones a los derechos humanos… las cifras que te he mostrado son reveladoras y a la vez demoledoras”, reflexiona.

Uno de esos amigos, Rusia, es quien se sienta en la mesa de negociaciones con los opositores del régimen. Los interlocutores de Maduro son varios, pero sobresalen tres: Jorge Rodríguez, titular de la ilegítima Asamblea Nacional, Nicolás Ernesto Maduro Guerra, “Nicolasito”, hijo del dictador y esperanza de sucesión, y Héctor Rodríguez, gobernador de Miranda. Hay otros, que se sientan en sillas más apartadas de esa mesa, pero que van y vienen como mensajeros influyentes. Sobre ese camino mexicano, Saab dice: “Hay países que están acompañando la negociación, como en este caso es Rusia. Yo siento que todos los países amigos de Venezuela se sienten representados con los que están allí”. Las administraciones rusa y chavista tienen algo en común: el desapego por la institucionalidad y la plena democracia. Quizás los países amigos de los que habla el ministro compartan ese particular valor.

Desconfiado, el fiscal cree que no son cinco millones los venezolanos que abandonaron el territorio en los últimos años: “No es una cifra oficial”. El guarismo, sin embargo, fue elaborado por las Naciones Unidas. De acuerdo a las sumas que hace el ministro, deben ser poco más del millón de almas las que se marcharon empujadas por la peor crisis política, social, sanitaria y económica de la historia del país. “Para ellos, mi total respeto”, dice y lanza un dato inverosímil: “Te pudiera decir que mucha gente ha regresado”. También, Saab cree tentar a los exiliados cuando les pide: ”Regresen a su patria que aquí podrán tener oportunidades y luchar juntos por mejorar la nación”.

En una entrevista por Zoom que se extendió por 40 minutos, el fiscal de Maduro se refirió por último a los 2.515 días, casi siete años, que Infobae está bloqueado y censurado por el Palacio de Miraflores. Condiciona la libertad de los medios a que haya “respeto”. Esa línea difusa, ese concepto vago, son definidos unilateralmente por el estado quien decide qué es “respeto”. “En Venezuela existen corresponsales y medios que actúan libremente y dicen y reseñan todo lo que aquí va ocurriendo como en ningún otro país”, concluyó.

La entrevista completa

- Muchas gracias señor fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab por esta entrevista con Infobae. Usted es una persona con formación cultural y con conocimiento de política internacional. Quiero hablar de un tema que el último mes y medio ha sido muy comentado en todos los ámbitos y es en relación a Cuba. ¿Qué le genera que cada vez mayor cantidad de artistas le dan la espalda al régimen cubano?

- En primer lugar saludo a todos ustedes por la posibilidad de conversar con un público que tal vez no está acostumbrado a vernos a nosotros y escuchar tal vez la otra cara de la moneda sobre temas de Venezuela y lo que atañe a los temas internacionales de nuestro país y en particular con el tema que yo lidero como es la protección de los Derechos Humanos y el apego a la Constitución y la ley y la persecución al delito.

Como sabe, yo soy una persona por varios años vinculado en lo afectivo y en lo amistoso con quien fue un líder global. Yo reivindico su legado social, la búsqueda de la multipolaridad que pudo él orientar, como es Fidel Castro. Eso tú lo sabes si has buscado en mi biografía. Yo creo que si vamos a hablar de Cuba tenemos que ver lo que ha significado por ejemplo el bloqueo durante más de 60 años contra una isla muy pequeña pero que está apenas a media hora de Miami, de los Estados Unidos. Yo he visitado Cuba desde los años 90 numerosas veces y he conocido cómo ha ido evolucionando por un lado, ese acecho económico que se ha querido trasladar a Venezuela. Creo que se ha querido imitar, en el caso venezolano, cómo un bloqueo económico puede implosionar la vida social de una nación, aislarla. Y a la vez cómo el pueblo y el estado, de manera orgánica, lucha para salir de ese intento.

En el caso venezolano hemos sufrido ataques de mercenarios, incursiones marítimas, intentos de magnicidio. En el caso de Fidel, bueno, está en el Récord Guinness. En el caso de Maduro, los propios medios que adversan al estado venezolano han reconocido por ejemplo que (Jordan) Goudreau, el director de una empresa de mercenarios nombrada Silvercorp se alió con personas que contrató previamente por una suma altísima de millones de dólares para intentar matar al presidente de la República de Venezuela…

- Sí, pero…

- … y autoridades como nosotros. Entonces lo que te quiero decir es que no podemos descontextualizar un evento. Yo saludo la actitud de Silvio Rodríguez. No sé si te has enterado. Silvio Rodríguez se reunió -y yo saludo ese tipo de actitud- con artistas que en algún momento estuvieron por horas o días detenidos y llegaron a puntos de acuerdo sobre cómo puede evolucionar la convivencia en Cuba por vías pacíficas y no violentas. Es lo que yo quiero destacar.

- Las manifestaciones del 11 de julio fueron pacíficas. Lo que no fue pacífica fue la represión.

- Bueno, como te digo. El contexto… Tú tienes que ver las cosas de una manera integral. No decir que ocurrió este evento de la noche a la mañana. Es una cosa que ha ido obviamente evolucionando en medio incluso de una pandemia. ¿Tú sabes lo que significa en medio de una pandemia mantener las sanciones contra Cuba y contra Venezuela a pesar de que la gran mayoría, casi el 100 por ciento de los países que conforman las Naciones Unidas están en contra de ello? ¿A pesar de que la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU haya dicho que en medio de una circunstancia tan grave como esta…? Que por cierto en tu país lleva más de 100 mil muertos, país amigo, al que quiero mucho, con quien tengo lazos culturales… Imagínate tú lo que está pasando en Argentina y que de pronto a ustedes le apliquen un bloqueo económico que les impida comercializar sus productos como ha pasado con el caso de Venezuela con el caso del petróleo, a Cuba con los productos que puedan producir, y en medio de ello se les impida desarrollar las vacunas, curar a la población, prevenir una enfermedad como esta que está provocando estragos. Yo creo que no puedes descontextualizar. Y por ejemplo, tú me hablas de Cuba, yo te hablo de Colombia. Yo creí que ibas a empezar por Venezuela. Empezaste por Cuba, pero bueno, ya que tú empiezas por Cuba yo te digo: Oye, ¿y Colombia dónde dejas tú lo que ha hecho el “subpresidente”? Porque él se llama “subpresidente” ya que el presidente al parecer es (Álvaro) Uribe, ¿no? El “subpresidente” (Iván) Duque masacró a la población civil de Colombia e incluso mató a unos raperos. Está comprobado. Raperos que hicieron canciones de protesta sobre lo que ocurrió en Colombia hace poco, donde centenares de personas perdieron la vida y otros quedaron lisiados, quedaron heridos. Sólo por manifestar un desacuerdo con políticas económicas que ahogaron más a la población en medio de una pandemia. ¿Tú te imaginas? Y esas fueron pacíficas. La manera en que actuó el ejército y la policía fue atroz. Por lo tanto, yo siempre voy a estar de acuerdo de que todas las protestas y manifestaciones se hagan en base a lo que diga la Constitución, por vías pacíficas que no impliquen intentos de magnicidios, incursiones mercenarias, acciones vandálicas, que no impliquen atentar contra la vida de terceros para tomar el poder. Por lo tanto, reivindico el diálogo de un poeta que yo admiro mucho y conozco como Silvio Rodríguez con líderes, artistas que manifestaron en ese momento para buscar un acuerdo para que los propios cubanos, al igual que los propios venezolanos, puedan resolver nuestros problemas.

- Un día después de esas protestas en Cuba, y por eso le pregunto por Cuba que además es un país muy amigo y los gobiernos son bastante aliados…

- Claro, pero tú estás hablando con el fiscal general de Venezuela. No empezaste tu entrevista hablando sobre Venezuela. Yo tenía unos temas…

- Vamos a Venezuela… vamos a Venezuela.

- … y de pronto yo no tengo problema en responderte pero quisiera que conversemos sobre mi país, también. El público que te escucha y oye quiere saber las cosas que pasan en mi patria, Venezuela…

- Doctor, el día después de las protestas en Cuba, su gobierno secuestró a Freddy Guevara e intentó detener a Juan Guaidó. ¿Fue casualidad? ¿Por qué fue esto?

- En su momento eso fue explicado. No tiene que ver nada con eso que tú señalas. Buscar una hilación entre lo que ocurrió en Cuba con la situación local de nuestro país, aparte de descabellado, me parece totalmente ajeno a la objetividad periodística. El señor Guevara acaba de obtener una medida cautelar sustitutiva de privativa de libertad y nada tiene que ver con lo que tú reseñas de un hecho que ocurrió, repito, en nuestro país vecino y amigo como es Cuba.

- Y alguien podría preguntarse por qué finalmente no se animaron a detener a Guaidó.

-No, eso fue explicado en su momento. En el lugar donde habían ocurrido los acontecimientos como tú no deberías olvidar, lo de la Cota 905. En el vaciado telefónico que se le hace a muchas de las personas -incluido el propio Guevara… Se pretendió crear un clima en Venezuela de sedición urbana conocida como la “Fiesta de Caracas”, imagínate, para aprovechar un hecho puntual, que lamentablemente bandas delictivas que estaban en ese espacio de nuestra urbe pretendían propiciar contra la población. De hecho, mataron a unos civiles inocentes e hirieron a unos policías. Y luego la acción de la Justicia venezolana logró desmantelar esa banda y sus secuaces en los términos que ya comunicacionalmente se conocen. Es el contexto de eso que ocurrió.

- Fiscal, usted me habló al principio sobre Derechos Humanos y la situación en Venezuela. El último informe Michelle Bachelet fue bastante crítico y continúa siéndolo también sobre los procesos judiciales, algo que le atañe a usted. Y su oficina dice que hubo avances. Sin embargo, no se conocen detenciones o procesos abiertos contra altos comandantes o altos mandos de la policía, del ejército o los servicios de inteligencia.

- Si tú has leído con detenimiento los informes de la oficina de la Alta Comisionada y los apartes sobre la actuación de quien lidera la acción penal en Venezuela como es el Ministerio Público, tú notarás cómo se resalta y reconoce la acción del estado venezolano -en este caso representado por el Ministerio Público- para actuar en contra de quienes violan derechos humanos. No sólo en el último informe. Yo diría que en casi todos los informes que se han conocido a partir de la visita que ha hecho Bachelet en Venezuela, que por cierto una de las personas con las que se reunió fue mi persona. Yo pudiera rápidamente dar un balance de los últimos cuatro años, con hechos contundentes, no voy a hablarte de simple retórica. Fíjate tú: han sido detenidos 554 funcionarios de distintos organismos y 31 particulares vinculados o asociados a violaciones a derechos humanos.

- ¿Cuántos de ellos son altos mandos?

- Pero fíjate lo importante. De ellos han sido acusados de estos delitos… de estos 554 funcionarios participantes de delitos violatorios de derechos humanos, en el proceso, en el desarrollo en base a los casos tratados, hemos acusado a 1152 funcionarios y 140 civiles. Eso tiene su nombre, su apellido, cursan sus expedientes. Lo ha revisado la Oficina de la Alta Comisionada de Derechos Humanos de Naciones Unidas, que se reúne periódicamente con nosotros, conmigo y nuestro equipo. Si tú haces un balance global y a la vez específico de ello, decir que hemos logrado sentencias condenatorias contra un total de 536 funcionarios de seguridad del estado y 30 civiles… eso derrota cualquier conjetura. Porque es la realidad procesal.

- Los números son contundentes, ahora… ¿cuántos de ellos son altos mandos?

- Bueno, ahí hay oficiales, hay altos mandos… responsables…

- ¿El máximo responsable qué rango tiene?

- Si me permites, en Argentina, en China, en Rusia, en Estados Unidos, en Venezuela, en Colombia, las responsabilidades en materia penal son individuales. Si un sujeto de manera irregular incumple lo que dice la ley, él o en comandita con otro en un allanamiento sin orden judicial ingresara en una vivienda y lamentablemente ejecutara a una persona que está desarmada, obviamente que se va a investigar el hecho como tal y se determinará si esos autores materiales tienen un autor intelectual.

- Coincidirá conmigo en que…

- Suponga usted…

- Un segundo… coincidirá conmigo en que si hay 500 detenidos es porque hubo bastantes de estos allanamientos y que seguramente hayan sido ordenados por alguien. Ese alguien, ¿está detenido?

- Mira, hay detenidos oficiales. Yo te lo expliqué. Oficiales en caso de que algunos delitos hayan sido de rango militar. Hay oficiales, tenientes, capitanes, pueden haber hasta mayores, vinculados a fuerzas militares. En caso de policías, igualmente oficiales… de rango… involucrado en los hechos. Tú no me has preguntado de alguno en particular, si me preguntas uno particular yo te puedo responder. Pero fíjate la amplia gama de judicialización que revela que en Venezuela no hay impunidad. Como sí ocurrió, si tú me permites… Yo soy un activista de Derechos Humanos que nace en este movimiento en los años 70. Yo cumpliré 59 años en septiembre. Yo comencé a militar en Derechos Humanos en el Liceo, cuando tenía 15 años de edad. Yo te puedo decir que la diferencia es abismal. Incluso luego de graduarme de abogado, y seguir batallando en Derechos Humanos durante los años 70, 80 y 90, la diferencia es notable. En aquella época era imposible una cifra como esta. Más bien había un encubrimiento de todos los funcionarios que participaban. Incluso te puedo nombrar: la masacre de Yumare, la masacre del Amparo, la masacre del Caracazo donde murieron miles de personas y las lanzaron en fosas comunes a partir del 27 de febrero de 1989. Cuando te hablo de que no hubo detenidos es que no hubo detenidos.

- También hay ahora 265 presos políticos…

- Ahora hay una diferencia importante, yo quiero que la valores, de carácter estructural, porque los que estuvimos como redactores de la nueva Constitución del año 99… yo fui presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Constituyente que redactó el título tres de los Derechos Humanos y Garantías Constitucionales. A partir de allí el salto cualitativo con el pasado es muy notable. ¿Que hay cosas por resolver? Claro que las hay. Para eso estamos trabajando, reformando leyes, propiciando mesas interinstitucionales, para avanzar. Y de ello, yo he dado cuenta a la Alta Comisionada de Naciones Unidas y la Corte Penal Internacional donde nosotros hemos ido avanzando en un proceso de interactuación para demostrar que en el caso venezolano la justicia actúa en contra de quienes violan derechos humanos.

- ¿Por qué Venezuela se niega a que las Naciones Unidas tenga entonces una Oficina Permanente en el país?

- No, todo lo contrario. Aquí… yo creo que está mal informado.

- No. Oficina Permanente no hay.

- Aquí existe… aquí hay una oficina…

- Es una delegación…

- … de la Alta Comisionada de Derechos Humanos y las veces que han querido, oye bien, visitar establecimientos militares, civiles, policiales… donde hay detenidos para ver cómo están sus condiciones de salud, lo han hecho. Ellos han ido, insisto, a esos lugares. Cuando han querido reunirse con nosotros, mirar expedientes, lo han hecho sin ningún problema.

- Ministro, usted sabe muy bien que es diferente tener delegados de Naciones Unidas a tener una Oficina Permanente.

- Bueno… este… yo creo que estamos en un proceso totalmente abierto, donde incluso la Alta Comisionada ha visitado nuestro país y la he invitado para que venga nuevamente… este… es una diferencia notable como otras naciones que no han permitido absolutamente nada de ello. Porque yo digo “el que no la debe no la teme”. En Venezuela, quien cometa violaciones a los derechos humanos… las cifras que te he mostrado son reveladoras y a la vez demoledoras. Porque tienen nombre, número de expediente, tienen avances importantes… puede verlo sin ninguna novedad.

- Usted habló de la Corte Penal Internacional (CPI), la nombró hace minutos, y es probable que en los próximos días o semanas, se inicie una investigación sobre Venezuela y los crímenes que se investigan bajo la dictadura de Maduro. ¿Usted teme ser imputado por crímenes de lesa humanidad? Siendo que la fiscalía fue la que encabezó los procedimientos judiciales que están siendo investigados en La Haya?

- Mira, primero lamento tu lenguaje. Tu lenguaje es… dista de lo que es la objetividad periodística. Porque yo estoy acostumbrado a hablar con periodistas internacionales, y no hay ninguna novedad en escuchar cosas similares a como tú conversas. Por ejemplo, llamar dictadura… hablar de masivas violaciones a tales o cuales cosas. Yo te he pedido: muéstrame algún caso en particular. No me lo muestras. Me hablas solamente de gráficas generalizadas, porque si me hablaras de algún caso particular yo te daría el detalle de cómo están detenidos y privados de libertad lo que tú mencionarías. Pero en todo caso, en el expediente de la Corte Penal Internacional versan dos informes. Venezuela Uno, que trata por cierto de denuncias del desmantelado Grupo de Lima. El desmantelado Grupo de Lima, el fantasmal Grupo de Lima. Nunca olvides eso. Quien lleva esa denuncia a la Corte Penal Internacional fueron estos países agrupados en este cartel que Argentina ya se retiró, Perú se retiró… Si nació en Lima… ese país ya no pertenece, ya se retiró. Y está otra investigación que es Venezuela Dos donde el estado venezolano denuncia a superpotencias internacionales, principalmente Estados Unidos, donde culpa de las sanciones y el bloqueo económico haber causado violaciones masivas a los derechos humanos de venezolanos, con víctimas en hospitales, en centros de salud, a la economía, al trabajador, a la búsqueda de la implosión salarial. Y eso lo está tratando la Corte Penal Internacional. Entonces, en relación a Venezuela Uno, el caso del Ministerio Público, nosotros hemos entregado 3.500 folios entre informes y anexos de informes que tienen que ver con lo que Venezuela está haciendo en relación a los casos de violaciones a los derechos humanos. A pesar de que no nos han mostrado cuáles casos son. Yo quiero que se sepa esto: en este examen preliminar, Venezuela está a ciegas. No se nos ha dicho cuáles casos son, ni qué es lo que están examinando. Sería temerario decir que están investigando en tanto hay un nuevo fiscal, Karim Khan, con quien nosotros mantenemos una comunicación institucional y le hemos mostrado… porque quiero que se reseñe esto, lo puedes buscar a nivel investigativo: la Sala de Cuestiones Preliminares, que es una instancia que pertenece a la CPI, ha obligado a la fiscalía a interactuar, a dialogar con Venezuela en base al principio de complementariedad. Cosa que no hizo la anterior fiscal (Fatou Bensouda). ¿Por qué? Oye, si tú le entregas un informe, luego le entregas otro, te reúnes presencialmente con la fiscal, le envías anexos durante seis, siete meses y lo único que hace la fiscalía es un acuse de recibo, sin decir nada, sin establecer una mesa de diálogo, sin decir “mira, este caso es el que me importa, vamos a explorar este u otro tema”. No. Había un silencio total. Lo hubo con la anterior fiscal. Nosotros hemos dicho que esperamos que con el nuevo fiscal de la CPI las relaciones sean como lo ordenó la Sala de Cuestiones Preliminares. De cooperación recíproca y de diálogo.

- También es inminente la resolución de la Corte de Cabo Verde sobre Alex Saab. Es algo sobre lo que estará (usted) en tema porque es algo que preocupa mucho a Venezuela. ¿Su fiscalía abrió alguna investigación sobre Alex Saab teniendo en cuenta que el gobierno lo presenta como diplomático pero a la vez es contratista en innumerables negocios?

- Bueno, efectivamente es un diplomático. Acreditado en base a cuestiones muy concretas que tienen que ver por ejemplo en medio del caos que hay ocurrido en el país con las sanciones, con el bloqueo…

- Pero…

- Si me permites desarrollar lo que te voy a comentar. Él, como diplomático ha hecho gestiones en pro de que el bloqueo económico para la compra de alimentos, para el abastecimiento, cese en nuestro país. Y en función de ello, de manera ilegal como tú bien habrás conocido, en un proceso totalmente viciado como ha dicho su defensa, fue detenido en Cabo Verde. Las autoridades de Cabo Verde y la defensa de Alex Saab están buscando llegar a lo que significa el final del dicho proceso. Pero si tú te pones a observar en la realidad ahorita, en Venezuela, la gran mayoría, casi más de un 80 por ciento está en contra del bloqueo, de las sanciones económicas. ¿Por qué impedir que Venezuela compre medicinas? ¿Por qué impedir que Venezuela compre alimentos? ¿Por qué buscar matar de hambre a nuestro país para ganar una ventaja política? Yo creo que es una aberración y eso implica crímenes de lesa humanidad. Porque tú estás sometiendo a una población, a la gran mayoría de la colectividad, a más de un 90 por ciento a una situación límite en donde un comerciante no puede vender lo que desea, no puede comprar lo que desea, si lo hace a través de sus relaciones internacionales, con países vinculados a los Estados Unidos, se persigue a esa empresa, le bloquean las cuentas incluso pueden hasta judicializar a las personas. Algo jamás visto en una época como esta, en medio de una pandemia como el COVID-19. Por lo tanto, yo te confirmaría que buscamos que esto cambie. De verdad, es un clamor que se levanten las sanciones económicas contra nuestro país. Que PDVSA pueda trabajar como trabajan las empresas en Argentina, en México, en Estados Unidos, de manera libre, en base a lo que establece la ley.

- Igual, coincidirá en que es incompatible ser funcionario y a la vez proveedor del estado…

- Bueno, ya te respondí. No tengo otra respuesta a lo que me has preguntado. Esa es mi respuesta.

- ¿Tiene fe en las conversaciones en México? ¿Y una de las condiciones que pone Miraflores es justamente el levantamiento de las sanciones por parte de Estados Unidos?

- Sí tengo fe porque aprecio que en esta etapa, a nivel no sólo interno, sino globalmente hay una especie de clima favorable a que cese la violencia extrema que ha azotado a nuestro país… que yo te describí inicialmente y no me repreguntaste al respecto.

- Bueno, violencia extrema es también que haya 265 presos políticos…

- Fíjate, un intento de magnicidio con drones. Que una transnacional de la comunicación como CNN documentó claramente con pelos y señales cómo fue ese intento de magnicidio con drones, donde estábamos en una tarima el alto mando político y militar de la nación. Era atentar en contra del presidente Nicolás Maduro y todo los jefes de poderes públicos y familiares que estábamos allí en ese evento. Eso ocurrió en Venezuela el 4 de agosto de 2018. Luego el 30 de abril de 2019 ocurrió un intento de golpe de estado, donde militares armados se vieron en el Distribuidor Altamira con civiles propiciando un golpe de estado. Luego la incursión mercenaria con dos contratistas, inclusive que eran dos boinas verdes de Estados Unidos con ex militares venezolanos, intentaron también atacar a sangre y fuego las instituciones venezolanas y la propia colectividad. Eso es una realidad. Frente a eso, obviamente que yo debo creer en los diálogos que se están iniciando en México. Hubo un memorándum que se firmó, entre el gobierno de Venezuela y la plataforma unitaria de la oposición donde ya sólo la firma de ese acuerdo donde se habla de garantías electorales, derechos políticos para todos, protección de la economía, levantamiento de las sanciones, ya nos da una esperanza de que este clima tan terrible que hemos vivido los venezolanos, que no es nuevo… Tú debes recordar que en abril de 2002 hubo un golpe de estado que derrocó al presidente Hugo Chávez y quien te habla era diputado y estuvo preso. No respetaron mi inmunidad parlamentaria. Estuve detenido los días que duró ese golpe fascista de abril que lideró (Pedro) Carmona y un grupo militar. Luego vinieron las manifestaciones violentas de 2014 y 2017 con quema de personas en la vía pública, quema de bienes públicos, muertos, heridos. Oye, de verdad nos merecemos, como diría John Lennon “hay que darle una chance a la paz”. Y yo siento que estamos todos de acuerdo que el diálogo culmine este año con unas elecciones como van a ocurrir en noviembre, participativas y libres para todos.

- Ministro, las tres últimas preguntas. Cuba es el principal sostén político e ideológico de Venezuela. ¿No debería estar en esa mesa de negociaciones en México?

- Pienso que del acuerdo que se ha generado, como sabes, participan aparte de Noruega y de México que es el país anfitrión, hay países que están acompañando la negociación, como en este caso es Rusia. Yo siento que todos los países amigos de Venezuela se sienten representados con los que están allí. Buscando esto que te dije: que haya paz, que haya estabilidad, que haya crecimiento económico. De verdad los venezolanos, sin distinción política o ideológica, yo te hablo como padre de familia, nos merecemos una tregua que implique la alta política. Que vuelva la alta política al país. La negociación y el diálogo en base al respeto de la Constitución y la ley y se aleje todo lo que sea violencia de los venezolanos.

- Hay un número que es escalofriante y usted compartirá conmigo, que más de 5 millones de venezolanos se han ido del país en lo que constituye la mayor diáspora en la historia de América Latina. ¿Qué tiene para decirles a esos venezolanos?

- Bueno, en primer lugar… en base a esa cifra que no es una cifra oficial (NdR: la cifra es de Naciones Unidas) yo pudiera decirte que frente a esa cifra se puede hablar de más de un millón de personas que han podido salir del país, es decir más de un millón en base a años que no son este año nada más, sino varios años consecutivos. Te pudiera decir que mucha gente ha regresado. Para ellos, mi total respeto, siempre. Porque yo te hablo como un ciudadano venezolano que ha querido forjar su historia cotidiana, pequeña, mediana, en mi patria, luchando. Y yo respeto todo lo que implique para un venezolano o cualquier otro de otra nacionalidad, salir a otra nación y buscar un mejor futuro. Eso merece un respeto y no merece una descalificación o lanzar epítetos de ningún estilo. Pero yo también podría decirte que ha habido de parte del estado venezolano planes para que regresen muchos de nuestros connacionales. No sé si tú lo conoces, se llaman “Vuelta a la Patria”, vuelos internacionales, sobre todo en América Latina.

- Muchos no vuelven…

- Yo conozco muchos venezolanos que han regresado. Entonces yo diría, ahorita hay un crecimiento económico que está repuntando en nuestro país, bastante llamativo. Si tú me permites: una encuesta independiente ha revelado que la situación actual económica en Venezuela ha mejorado en este último año. Yo invito a todos aquellos venezolanos de buena voluntad que pudieran estar afuera del país que regresen, los que están estudiando que sigan con sus estudios, pero me refiero a los que han querido por ejemplo emprender laboralmente un mejor destino en otro país y no les ha ido bien, como ha ocurrido, bueno que regresen a su patria que aquí podrán tener las oportunidades y luchar juntos por mejorar nuestra nación.

- Tal vez no ven una mejora sustancial. Por último, hoy hace 2515 días que Infobae está bloqueado y censurado en Venezuela -como tantos otros medios- y quería preguntarle si para usted es un valor la existencia de medios independientes en su país.

- Obviamente, tal como te he ido desarrollando en esta entrevista, este diálogo, siempre debe haber respeto entre las partes. Incluso, a pesar de posiciones controversiales, debe haber un punto de encuentro. En este sentido, me refiero no sólo al medio que tú representas, sino a cualquier otro medio. Para poder, en base a ese respeto mutuo desarrollar un punto de encuentro y poder trabajar en función… En primer lugar, como siempre te lo he dicho, yo soy un amante de la paz, de la paz de un país, de las relaciones internacionales positivas, correctas. Yo creo en un mundo multilateral donde todos podamos interactuar sin que haya guerras, violencia. Por lo tanto, en base a ese principio de respeto, yo pudiera agregarte que en Venezuela existen corresponsales y medios que actúan libremente y dicen y reseñan todo lo que aquí va ocurriendo como en ningún otro país. De hecho las propias ruedas de prensa que damos con corresponsales extranjeros, así lo revelan. Por lo tanto, yo diría que siempre va a ser un baluarte el diálogo, siempre va a ser un principio y un punto de honor el respeto para que tanto los medios, las autoridades y los pueblos puedan entenderse. Siempre se buscará ese camino. Para lograr esa realidad.

- Sería bueno que en los próximos días, el público venezolano -que es mucho y muy lector- tenga la posibilidad de acceder a Infobae.

- Bueno… decimos nosotros que todo siempre en base a esos principios es posible y así imagino que en algún momento va a ser.

- Muchísimas gracias, Tarek William Saab por esta conversación con Infobae.

- Muchísimas gracias a ti por tu tiempo y saludos a todos allí.

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*