¿Es posible crear nuestra propia versión de ChatGPT?

0
390

OpenAI ha anunciado una actualización significativa que permite la personalización de su modelo de inteligencia artificial GPT-3.5 Turbo. Esta actualización permitirá a empresas y desarrolladores crear sus propias versiones únicas de ChatGPT, adaptadas a necesidades específicas.

La versión mejorada, capaz de procesar hasta 4.000 tokens simultáneamente, se ha demostrado útil en diversas aplicaciones más allá de los típicos chatbots. La personalización permitirá optimizar tareas como completar códigos o mantener un tono de escritura específico.

Por ejemplo, los desarrolladores podrán configurar el modelo para que responda siempre en alemán cuando se le solicite en ese idioma, lo que reduce la necesidad de instrucciones largas y detalladas.

La personalización no solo conduce a respuestas más precisas, sino que también mejora la experiencia del usuario. Los primeros usuarios han informado de la capacidad de proporcionar instrucciones un 90% más concisas después de personalizar GPT-3.5 Turbo.

Esta actualización brinda a los desarrolladores tres beneficios clave:

  1. Direccionabilidad mejorada: Permite a las empresas que el modelo siga mejor las instrucciones, como responder en un idioma específico o generar respuestas concisas.
  2. Formato de salida confiable: Mejora la capacidad del modelo para crear respuestas en un formato consistente, esencial para aplicaciones como completar código o componer llamadas API.
  3. Tono personalizado: Permite afinar la sensación cualitativa de las respuestas del modelo, como su tono, para que se adapte mejor a la voz de la marca de la empresa.

OpenAI tiene como objetivo que esta función de personalización permita a la versión 3.5 Turbo igualar o superar las capacidades actuales de GPT-4 antes de que termine 2023.

En otro contexto, investigadores de Check Point Research, una empresa de ciberseguridad, han descubierto un nuevo método de ataque a través de Facebook, en el cual los atacantes ofrecen acceso a supuestas funciones especiales relacionadas con la inteligencia artificial para luego robar contraseñas y datos privados de las víctimas mediante malware malicioso.