¡ESCLAVOS DEL SIGLO XXI! Los venezolanos, ahogados por la devaluación de los salarios

@DolarToday / Aug 9, 2021 @ 2:00 pm

¡ESCLAVOS DEL SIGLO XXI! Los venezolanos, ahogados por la devaluación de los salarios
CAR03. CARACAS (VENEZUELA), 04/10/2018.- Trabajadores de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL) protestan para pedir el cobro completo de su salario hoy, jueves 4 de octubre de 2018, frente a la sede del Ministerio de Educación Superior, en Caracas (Venezuela). Empleados públicos venezolanos mantienen diferentes protestas en reclamo de mejoras salariales y el fin de la crisis que padece el país. EFE/Miguel Gutiérrez

Venezuela registra los salarios más bajos de América Latina y el Caribe y esa ha sido una tendencia desde que el tamaño de la economía del país comenzó a caer desde 2013, según lo reseñado por LA PRENSA DE LARA.

En la actualidad el sueldo mínimo está fijado en siete millones de bolívares que equivalen a 1.7 centavos de dólar al mes, muy por debajo de Haití, el país que históricamente era el más pobre del hemisferio, que tiene un salario mínimo de 79 dólares mensuales.

Los más afectados son los trabajadores del sector público, pues muchos tienen que vivir de la caridad o de la economía informal para comer, y recuerdan con dolor cómo en el pasado, un profesional universitario podía ganar hasta más de mil dólares según el sector en que se desempeñara.

Salomón Vargas es obrero de la Gobernación de Lara, y para sobrevivir es vendedor ambulante en el mercado El Manteco donde comercializa aguacates. “Mi salario base quincenal da lástima, tengo más de 25 años de servicio y apenas cobro seis millones 465 mil bolívares (1.7 centavos de dólar al mes). Con ese monto lo que me puedo comprar es un kilo de harina y 100 gramos de mantequilla“, expresó.

Indicó que aunque está esperando su jubilación, sabe que sus prestaciones sociales no le alcanzarán ni siquiera para hacer un mercado y adquirir la canasta alimentaria familiar, que según el Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas), se ubicó en 928 millones 333 mil 143 bolívares o 299,46 dólares en julio. “Para alimentarnos al menos tres veces al día necesitamos cerca de 20 dólares diarios. Antes con mi sueldo pude reunir y comprar una casa y tener un carro humilde, pero lo tenía, ahora alguien que trabaje le cuesta mucho progresar“, expresó.

Según explicó el economista Naudy Pereira, tanto la devaluación continua del bolívar, como la emisión excesiva de dinero inorgánico que el Banco Central de Venezuela (BCV), crea para financiar el déficit fiscal del régimen de Nicolás Maduro y a PDVSA, provocando hiperinflación desde noviembre de 2017 en Venezuela, han sido las dos causas que han acabado con el poder adquisitivo de los venezolanos.

“Ese obrero que gana 1.70 centavos de dólar al mes está en pobreza extrema, no le alcanza su trabajo para cubrir sus necesidades esenciales. El Banco Mundial establece que una persona que gane 1.90 centavos de dólar diarios a duras penas puede alimentarse. Se ha reducido el salario de los venezolanos debido a la brusca caída de la producción nacional de bienes y servicios. En la medida en que cae el Producto Interno Bruto (PIB) que ha sido de 83% desde 2013, en esa medida se reduce el salario de los trabajadores“, recalcó.

Actualmente el PIB por habitante en Venezuela al año, está de puesto 33 en la lista de países del continente según registró el Fondo Monetario Internacional (FMI) en abril, es el último y son 1.541 dólares. El economista Jesús Casique detalló en Twitter que hace ocho años cuando Nicolás Maduro llegó al poder, el PIB per cápita de Venezuela era de 8.695 dólares, ubicándose en el puesto 16, uno de los más estables de la región.

“En 1998 yo trabajaba como jefe de administración del Departamento de Contaduría de la UCLA y tenía un salario de 1000 dólares mensuales, ahora un profesor universitario en el mismo cargo recibe la pírrica suma de 18 dólares mensuales, tengo un déficit para alimentar a mí familia y esto se debe a las erradas políticas económicas que en 22 años han conducido a la quiebra a la nación“, expresó Pereira.

“Yo soy licenciado en Recursos Humanos, tengo tres diplomados, 30 años de servicio en la administración pública y mi salario quincenal es de cuatro dólares. No me queda de otra que rebuscarme vendiendo comida para poder pagar los servicios de mi hogar y llevar el sustento diario“, comunicó Robert Sánchez, secretario general del Sindicato de Empleados Públicos del Ejecutivo del Estado Lara (Sepeel). Informó que a finales del año pasado, el gobierno viene aprobando una serie de bonos a los trabajadores públicos a través del sistema Patria, que no tienen incidencia en las prestaciones sociales ni en el salario y que a duras penas llega a cinco dólares.

“El Gobierno se jacta de decir que tiene un plan de auxilio a través de los Bonos de la Patria, pero estos son insuficientes, irregulares e intermitentes porque no garantizan la regularidad de estos pagos, es una suerte de lotería al que le caigan estos auxilios. Además es un sistema fraudulento, porque hay denuncias de que altos funcionarios están recibiendo hasta 130 dólares al mes que es sólo es para los directivos“, exclamó.

Lee la nota completa en LA PRENSA DE LARA

 

¡COMPARTE EN TUS REDES SOCIALES!

arrow
 

Enviar por WhatsApp

 
 
 

 
¿Cuál es tu opinión?
 
 
*